Súper 20 La Liga

Con Fjellerup y Johnson como banderas, Bahía venció 101-89 a Peñarol

23:20 11/10/2017 | El elenco bahiense aguantó la presión de los triples marplatenses y sacó un triunfazo en el Casanova. Johnson (29 puntos) y Fjellerup (18 tantos) figuras.

Parodi, claridad y mucho ritmo para darle muy buenos momentos a Bahía (foto: Prensa Bahía Basket)

 

Bahía Basket 101 - Peñarol 89
 
Bahía Basket tuvo que sacar adelante un partido que por momentos se le presentó muy complicado ante Peñarol. Fue triunfo para los de Sebastián Ginóbili por 101-89, con Bahía llegando a ver mermada una máxima que llegó a ser de 18 puntos ante un rival que lo apretó y lo llegó a poner contra las cuerdas a través de los triples. Finalmente el elenco bahiense se sobrepuso a la presión Milrayitas y sumó una victoria clave en el Súper 20, con dos grandes figuras como Anthony Johnson (29 puntos y 9 rebotes) y Máximo Fjellerup (18 tantos y 6 tableros) en el tramo decisivo. Tampoco hay que olvidarse del muy buen juego que hizo Luciano Parodi con 9 unidades y 11 asistencias, mientras que en Peñarol lo más determinante pasó por la frescura y efectividad de Jonatan Slider (25 puntos con 7/12 en triples).
 
Bahía arrancó muy derecho desde los primeros minutos. Aprovechando la llegada tardía de Peñarol al encuentro ya que los marplatenses estuvieron bastante descoordinados, el inicio bahiense fue muy superior. Johnson en el poste bajo y Fjellerup con sus destellos fueron importantes, pero lo más determinante pasó por los rompimientos de Parodi, motor de la revolución y gestor del ritmo de los de Ginóbili, sobre todo a la hora de ganarle el mano a mano a Gianella. Bahía arrancó con un claro 21-7, sin embargo Peñarol encontró respuestas con el ingreso de Slider y maquilló sobre el cierre del parcial (26-18).
 
En un ratito, los marplatenses volvieron al partido y se pusieron a tres (28-25) tras un bombazo de Guaita y un doble del pibe Fernández. Pero ante ese acoso, Bahía sacó nuevamente un buen repertorio con el interesantísimo ingreso de Jasen (inoxidable, siempre dando momentos de calidad) y el peso de Johnson en la pintura. Y si Anthony descansaba, lo de Gerson también fue muy bueno en el relevo.
 
Tan en sintonía llegó a estar Bahía que se escapó a 18 (47-29) a dos minutos del descanso, a Peñarol le costó encontrar otra variante que no fuese Slider (incluso Leo le dio minutos a varios chicos además de Fernández para ver si encontraba reacción, como fue el caso de Monacchi y Valinotti), y por eso la brecha local fue de 50-35 al ingresar a los vestuarios.
 
Peñarol necesitaba despertar para volver rápido al juego y lo hizo apenas comenzó el complemento. Ya no solo con la intratable noche de Slider, sino que también sumando cositas de Guaita, Pettigrew y Glenn, la visita fue gestando una reacción muy minuciosa. Una ráfaga de puntos de Gianella, donde se incluyeron dos triplazos del base, pusieron a Peñarol tan solo seis unidades abajo (60-54). Es cierto que Bahía lo cerró mejor, con ventaja de 71-61 reencontrándose con el juego de Johnson y Fjellerup, pero Peñarol ya había alterado bastante el trámite y se mostraba cada vez mejor.
 
La artillería de tres puntos de Peñarol siguió dañando a Bahía, ya con Guaita y Slider (descomunal juego del exEstudiantes) como grandes abanderados del rubro, y por eso el Milrayitas llegó a ponerse a solo cuatro puntos restando seis minutos: 84-80, con Gianella y Valinotti también teniendo sus momentos. Hasta entonces Bahía no terminaba de afianzarse y amagó con desmoronarse si seguía ese trámite, pero en ese momento apareció Fjellerup para frotar la lámpara y dejar dos perlitas bellísimas, ambas a pura corajeada convirtiendo dobles y sacando faltas. Eas acciones le dieron cierta tranquilidad a Bahía, que fue planchando el partido y lo cerró con un mejor perfil. Fue victoria por 101-89 para Bahía, segundo triunfo consecutivo para los de Sepo Ginóbili y tercera caída (al hilo también) para el Peñarol de Leo Gutiérrez.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 

Compartir