Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
Historia

El récord que Larry Bird perdió a manos de su hermano menor, Eddie

14:50 07/08/2022 | El 33 de los Celtics es un ícono de los grandes en la NBA y en Indiana, su lugar de crecimiento, es dueño de todas las marcas, menos una.

Eddie y Larry, hermanos anotadores en el High School (Foto: getty)

Larry Bird es en Indiana amo y señor, a pesar de no haber jugado allí en su etapa NBA, es en la ciudad una especie de ícono o imagen pública de la cual sus ciudadanos se enaltecen de tenerlo entre los suyos. Quizás Reggie Miller le haga sombra a su idolatría, pero lo suyo solo se remite a los Pacers y la NBA, lo del 33 es cien por ciento por haber nacido allí y ser toda su familia de ese estado.

Los Bird son de West Baden Spinrg un pueblito ubicado en el condado de Orange, de no muchos habitantes y donde por supuesto que Larry es “su” personaje famoso. Cerquita de donde nació, el mayor de los Bird fue a dar sus primeros pasos con el baloncesto en el High School Springs Valley in French Lick, donde aprendió a competir y a romper marcas por doquier, sobre todo de puntuación, algo que se le daba con normalidad hasta llegar a la NCAA, donde no podía ser de otra manera, fue en la Universidad de Indiana.

Eddie Bird es diez años menor que Larry también se le daba por el baloncesto y para cuando estaba en el High school, su hermano ya empezaba a dar que hablar en la NBA. Por eso que su mochila de comparación estaba bien pesada desde un principio, pero no obstante pudo poner sus números para la historia y por ejemplo romperle el récord de más puntos en el High School de French Lick a su hermano. Eddie metió 1172 puntos y desbancó a su hermano mayor, quien se quedó con la marca de 1125, con el asterisco de que buena parte del segundo año no lo jugó.

Eddie tenía todas las miradas encima, al mismo tiempo que Larry la rompía en Boston, las cámaras iban en busca del hermano menor, quien también tuvo la beca para jugar en la Universidad de Indiana. “Solía molestarme eso, pero luego no”, explicó el menor de los Bird en una charla con LA Times sobre el hostigamiento de ser el hermano de, para lo que también agregó: “Probablemente sea mejor ser su hermano que no serlo. Me ha abierto muchas puertas”.

En relación al baloncesto, Eddie finalizó su curso de cuatro años en Indiana, donde las expectativas eran grandes, pero nada más lejos que eso.”Todos pensaron que iba a entrar y ser un salvador, que anotaría 100 puntos por partido. Pensaron que iba a ser como Larry, pero no era así y no fue así”, recordó.

Su historia con el baloncesto se fue apagando de a poco, tras el paso por la universidad y la no elección en el Draft, Larry le sugirió que haga una prueba en la Sumer League para jugar con los Kings y hacía allí fue el menor. El torneo duró 11 días y Eddie jugó 62 minutos, anotando 22 puntos en seis partidos. Era un jugador normal, dentro de un equipo donde sobresalían otros, pero a la salida quien firmaba los autógrafos era Eddie, a esa altura tristemente célebre.

“Yo era mejor que él en la secundaria”, expresó Eddie a modo de chiste y basándose en el récord de puntuación. Su hermano Larry respondió alguna vez: “La pelota de la escuela secundaria es como el grado más bajo. Si eras un buen jugador, eso no significa necesariamente que vayas a ser un gran jugador en la universidad. Con su ética de trabajo, tiene mucho que aprender y va a encontrar el camino difícil”.

Finalmente quedó en el intento Eddie, nunca pudo amar el básquet como lo hizo Larry, quizás por esa eterna comparación que lo hacía escalar una montaña altísima cada vez que pisaba la cancha o simplemente porque no era lo suyo.

No obstante, todo queda en familia y en French Lick los récords se comparten, muchos para Larry y el más importante para Eddie, un guiño del destino del cual podrá presumir en todas las fiestas familiares y eso no está nada mal para uno que no llegó ni a estar cerca de la  NBA.

Mauro Osores / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @osoresmauro

Fuente: 
LA Times

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet