NBA

Andris Biedrins, el jugador al que los tiros libres le arruinaron la carrera

20:41 02/06/2020 | Nunca pudo adquirir una mecánica confiable. Don Nelson lo despedazaba en los medios en sus tiempos en la NBA. Un repaso de su situación.

Biedrins nunca pudo adaptarse

Andris Biedrins. Su nombre quizás no haga mucho ruido, pero fue un buen pivote de Golden State Warriors en la época previa a la actual. El oriundo de Letonia fue un sólido reboteador y anotador cerca del aro. Lamentablemente, su paso por la NBA no fue ideal y todo fue culpa de su pésimo porcentaje en la línea de tiros libres.   

Una forma de frenar a Biedrins, de modo que los oponentes estuvieran preocupados por hacerlo, era cometer una falta. Su porcentaje de tiros libres durante esas cinco temporadas iniciales fue de un 53.2%, una cifra similar a la que tenía Shaq en ese apartado.  

Tiene sentido que un jugador que operaba casi exclusivamente alrededor de la canasta se sintiera incómodo desde esa distancia. Hay una larga historia de grandes muchachos de rango limitado que luchan desde la franja, pero algunos otros encontraron la manera de mantenerse productivos, al menos en aquel entonces.  

Por si eso fuera poco, Biedrins tuvo dos largos contratiempos durante la temporada 2009-10: una lesión en la espalda y un tirón en la ingle que requirió cirugía tardía. Pero a medida que se acumularon sus limitadas apariencias en el campo de juego, se hizo evidente que sus porcentajes en la línea de los suspiros lo abandonaron por completo 

En 33 juegos, llegó a la línea solo 25 veces y convirtió apenas cuatro intentos. Don Nelson era un gran entrenador, pero era completamente crítico cuando sus dirigidos no le respondían en la cancha. Precisamente por esto, el técnico destruía regularmente Biedrins en los medios. "Si yo fuera él, me gustaría lanzar tiros libres, así no soy el peor tirador de tiros libres [de una temporada] en la historia de la NBA", declaró en aquel entonces.   

El letón continuó esquivando a los defensores y lanzando la pelota a sus compañeros de equipo cercanos, y cuando recibió una falta, no solo perdió sus tiros libres, sino que deconstruyó su mecánica por completo, lanzando la pelota en ángulos extraños y puntos inesperados en su movimiento. El gigante de Europa se convirtió en un desastre mental; literalmente olvidó cómo levantar un balón y lanzarlo en una dirección al menos adecuada.  

No hay historia de regreso y el letón nunca mejoró. Eventualmente esa lucha en la línea de la pausa arruinó la carrera de Biedrins. Sus números se acumularon en todos los ámbitos, hasta el punto de que se volvió casi imposible jugar. 

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Fuente: 
Basketball Reference

Compartir

 

Notas Relacionadas




X