Liga Nacional

Balances La Liga: Peñarol y una pequeña sonrisa en el final

16:43 24/05/2019 | El conjunto marplatense cerró la temporada con el alivio de esquivar el playoffs por la Permanencia y con una victoria ante el rival de siempre. Pero es llamativo no verlo pelear más arriba.

Foto: La Liga Contenidos

Peñarol de Mar del Plata tuvo una temporada plagada de sin sabores. Con más momentos malos que buenos y con una mixtura entre jóvenes, experimentados y extranjeros en su plantel, supo resolver la difícil tarea de escaparle a los playoffs por la Permanencia. El histórico triunfo ante Quilmes en la última jornada de la Fase Regular, sirvió para lograr el último objetivo de la temporada y maquillar una 2018-19 bastante gris.

Luego de un Súper 20 en el que se adueño del Grupo D, pero cayó ante Hispano Americano en el inicio de los playoffs de dicha competencia, comenzó el plato fuerte de la temporada: la Liga Nacional. El inicio fue con intermitencias, una muestra de lo que sería el rendimiento hasta mediados de mayo. De los 5 partidos disputados antes del parate por las fiestas, ganó 2 y perdió en 3.

Conforme avanzaban los juegos, las piezas no encajaban de la mejor manera y la dirigencia cerró una muy buena incorporación en enero. Tras superar sus inconvenientes de salud, Juan Pablo Vaulet debutó con la camiseta del equipo de Mar del Plata en el triunfo ante Hispano por 79 a 71 y marcó 8 puntos. De ahí en más, con los bajones propios del equipo, el cordobés fue de lo mejor de la temporada individualmente y promedió 13.1 puntos, 7 rebotes, y 1.2 asistencias en 27 encuentros que disputó en la Liga.

Peñarol no era constante en los resultados y la inyección anímica que significó derrotar a Quilmes en doble suplementario por 105 a 101 no fue una plataforma de despegue para el equipo. Durante febrero, vivieron uno de los momentos más complicados de la temporada, donde cosecharon 11 derrotas consecutivas. Ese golpe los instaló en el último lote de equipos en la tabla de posiciones y auguró un difícil cierre de año.

Cuando la pelea por escaparle al playoffs por la Permanencia empezó a involucrar cada vez a menos equipos, el margen de error se achicó y emergió una figura a destacar dentro del equipo. Con 18 años, Juan Ignacio Marcos se hizo cargo de la base del equipo durante gran parte del trayecto de la 2018-19. Con errores propios de la edad, pero con mucho coraje y talento, supo comandar a su equipo.

El destino y los resultados del último trayecto de la Liga -donde no contó con un referente como lo era Nicolás Gianella- se confabularon para que Peñarol y Quilmes definan en un mano a mano quién se salvaba y quién debía jugar por la Permanencia. Los dirigidos por Leo Gutiérrez se llevaron el juego y el premio mayor que era asegurarse un año más en la máxima categoría. Esa noche, y también en toda la temporada, fue vital Damián Tintorelli, que aportó 22 unidades en un partido que necesitó de suplementario para definirse.

Con el paso de los partidos, el objetivo seguramente se iba retocando. A pesar de que es llamativo ver al último equipo que dominó a placer la Liga Nacional, antes de la irrupción de San Lorenzo, pelear por la Permanencia; lo más destacado puede ser el valor del equipo para los momentos complicados y los rendimientos individuales que se pueden potenciar de cara a la próxima temporada.

Iván G. Furman / [email protected]

En Twitter: @basquetplus

En Twitter: @ivfurman

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.