NBA 2018/19

Con mucho carácter, Denver ganó en San Antonio y empató la serie

21:57 20/04/2019 | Los Nuggets se repusieron a un flojo arranque y lograron un triunfo dorado para volver a Denver con la serie 2-2 y no en el hoyo 1-3.

Nikola Jokic totalizó 29 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias

Denver se volvió a parecer a aquel equipo que supo dominar el Oeste en la fase regular, a un punto tal de quedarse con el segundo puesto de la Conferencia, solo por detrás de los Warriors. Lo logró en el momento justo, lo que habla del carácter de un grupo de jugadores que dio un salto de calidad ante la presión extrema, especialmente Nikola Jokic, quien fue mucho más protagonista de las ofensivas y coqueteó con el triple doble (29 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias).

Un déficit de los Nuggets en estos playoffs tiene que ver directamente con el flojo inicio de los partidos, algo que le ha permitido a los Spurs contar una ventaja rápida y pasarle el peso del juego al rival. Esta noche de sábado se volvió a repetir este escenario: San Antonio culminó el primer cuarto 34-22 arriba en el marcador, con un pasaje brillante de LaMarcus Aldridge (13 puntos y 5 rebotes en ese lapso). La defensa del equipo de Malone no podía frenar a los dueños de casa y el único recurso era el corte con falta, algo que aprovecharon los de Pop a partir de una gran efectividad.

Denver estaba contra las cuerdas: estaban siendo superados en cuanto al juego y la energía, y en caso de perder caerían al hoyo 1-3. Esta amenaza latente generó un cambio en la mentalidad de los de Malone, que primeramente se plasmó en una mayor agresividad ofensiva, sobre todo en la primera línea. Primero igualaron en intensidad y eso empezó a generar incomodidad en los Spurs; consecuentemente, comenzaron a crecer en el aspecto anímico.

Los de Pop no pudieron responder estos embates y los visitantes se empezaron a escpar a partir de la tarea de Jokic y de los bombazos de Jamal Murray, que terminó con 24 puntos y 6 asistencias. San Antonio nunca pudo volver al juego y se pudo notar la frustración de varios de los jugadores, ya que estaban dejando pasar una chance dorada para avanzar a la siguiente instancia: a falta de cinco minutos, DeMar DeRozan (19 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes) fue expulsado por arrojarle la pelota al árbitro tras un fallo que le pareció injusto. Ahí se acabó todo definitivamente. Los Nuggets ganaron 117-103 en el AT&T Center, se reencontraron con su mejor versión y volverán a Denver con la serie 2-2.

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.