NBA

Creer o reventar: Magic Johnson llegó a los Lakers por una moneda

10:03 01/03/2020 | En esos tiempos, la primera elección del Draft de la liga se decidía a través de un juego de azar entre los dos peores récords. Un repaso a la historia.

Magic, luego de firmar con Los Angeles Lakers. Foto: AP.

En 1979, una joven estrella de la NCAA llamada Magic Johnson se declaró elegible para el Draft de la NBA. Fue seleccionado por Los Angeles Lakers y, en esa misma temporada, se consagró campeón y MVP de las Finales. Sin embargo, todo aquello estuvo condicionado por una moneda que cayó para el lado de la franquicia angelina. De lo contrario, la figura de Michigan State hubiese sido escogido por los Chicago Bulls.

A lo largo de los años, la NBA ha hecho lo posible para evitar las especulaciones y definir de la forma más azarosa posible quién se queda con la primera elección del Draft. Actualmente, los cambios porcentuales en la Lotería pueden castigar severamente a aquellos equipos que pierden para obtener una selección alta. Pero hubo un tiempo en el que ese método no existía y, entre 1966 y 1984, las dos peores franquicias de la temporada resolvían quién se quedaba con el pick más alto lanzando una moneda al aire.

Cuando aquella ceremonia debió realizarse en 1979, los Lakers contaban con una ventaja que cambiaría por completo su historia. Habían sido el quinto mejor equipo de la temporada regular, pero aún así tenían el derecho de participar de aquella disputa por la primera elección. ¿Cómo fue posible? Gracias a los New Orleans Jazz. Todo se remonta a 1976, cuando aquel equipo firmó en la Agencia Libre a Gail Goodrich. En esos tiempos, quien contrataba a un agente libre debía ofrecerle a la franquicia que se quedaba sin su jugador una compensación. La directiva de los Jazz creía que unir a Goodrich con Pete Maravich era sinónimo de éxito, por lo que les costó poco enviar a Los Angeles las primeras rondas del Draft de 1977, 1978 y 1979 a cambio de la estrella.

A pesar de sus ilusiones, New Orleans perdió a Maravich durante toda la temporada 1978/79 por lesión y finalizó con el peor récord de la liga. Como sus elección del Draft había pasado a los Lakers, eran ellos quienes ahora tenían la oportunidad de obtener al número uno. Chicago, que por ese entonces pertenecía a la Conferencia Oeste, fue el otro participante del lanzamiento. Eligieron cara por una votación popular, pero salió cruz y Los Angeles ganó el juego de azar.

Un año después, Magic declaró en una entrevista que se hubiera quedado en el básquet universitario si los Bulls obtenían la elección. Sin embargo, resulta imposible pensar en que el dominio de casi toda una década estuvo supeditado al simple vuelo de una moneda.

 

Leandro Carranza/[email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @leocarranza99

Compartir

 



X