Informe

De Chamberlain a Curry: historia de los salarios en la NBA

16:44 06/04/2020 | El pivote fue el primero en conseguir un contrato de 100.000 dólares, mientras que el base es el actual número uno de la tabla, con 40.2 millones al año.

Chamberlain, Jordan y Curry

Muchos creen, los jóvenes sobre todo, que la NBA siempre fue una liga multimillonaria, con atletas cobrando fortunas y público reventando los estadios. Pues les informamos que no. La NBA tuvo sus épocas de baja, con finales que se televisaban en diferido, canchas semivacías, muchos problemas con la droga y poco dinero para repartir. 

Para tener una idea, nos enfocaremos en el tema salarial. La primera historia interesante data de los años 60, cuando dos de las máximas superestrellas de todos los tiempos le dieron gran difusión a la Liga. Fue cuando durante varios años se enfrentaron Wilt Chamberlain contra Bill Russell. La mal llamada Ataque vs Defensa, ya que Chamberlain también defendía y Russell también atacaba, pero eso es otra cuestión. 

Chamberlain, el hombre que una vez anotó 100 puntos en un partido y promedió 50.4 en toda la temporada, fue el primero en lograr un contrato, para la época, único: 100.000 dólares por una campaña. Ocurrió en el año 1964 y por eso, en agosto de 1965, su archirrival Bill Russell le exigió a Boston ser el mejor pago de la NBA, firmando un convenio por 100.001 dólares. Uno más que Chamberlain. 

Para dimensionar los montos, esos 100.000 dólares de los 60 equivaldrían a unos 600.000 de hoy, prácticamente el mismo monto que hoy tiene el salario mínimo (582.000). Chamberlain luego llegaría a firmar un contrato de 5 años a razón de 250.000 la temporada (1.7 millones de hoy), pero ambos muy lejos de las cifras que se darían medio siglo más tarde. 

Hasta mediados de los 80, los números no variarían demasiado. Walt Frazier, una gloria de los Knicks campeones (sí, los Knicks salieron dos veces campeones de la NBA, joven seguidor de la mejor liga del mundo), se llevaba en los 70, 300.000 dólares, 400.000 sumando sponsors.

Saltaremos directamente a los 80, en donde los salarios pasan a ser públicos y más confiables. Estamos en 1984 y David Stern asume como comisionado de la NBA. Hace unos años, la Liga cambió con la llegada de dos jugadores que le dan el clima exacto que la NBA necesita: Magic Johnson (negro, carismático, exquisito, de los Lakers) y Larry Bird (rubio, indescifrable, talentoso, de los Celtics). Ellos empiezan el gran cambio, que tiene un complemento perfecto con el arribo de Stern: el debut de un joven que tiene todo: Michael Jordan.

En 1984/85, Magic era el mejor pago de la NBA, con un salario de 2.5 millones de dólares. Ya eran otras cifras en relación a 20 años atrás, pero muy lejos de las que vendrían 20 años más adelante. Magic, de hecho, firmó uno de los contratos distintos de la época: en 1981 cerró con los Lakers por 25 años y 25 millones. Era claro que nunca se cumpliría ese contrato, pero de alguna manera significaba que jamás se iría de allí. Cosa que ocurrió.

Jordan, en ese mismo 1984/85, se llevó a los bolsillos míseros 550.000 dólares. Con Jordan pasó algo increíble. En su etapa central como jugador de los Bulls (1984-1996), lo máximo que cobró fue 4 millones de dólares. Sin embargo, sería el primer jugador en romper el mercado por completo. En su primer retorno, tras retirarse en 1993, arregló una cifra que era extraordinaria: 30.1 millones, solo por la 1996/97. Al terminar ese torneo, hizo otro acuerdo magnífico: 33.1 millones para la 1997/98.

Aunque hoy parezca algo relativamente normal, hay que pensar que 22 años después, solamente 9 jugadores ganan más que esa cifra. A ellos iremos en un ratito. Sigamos. ¿Por qué se dispararon tanto los salarios en estos 35 años? Simple: porque David Stern fue un mago de los negocios, que hizo global a la NBA antes que nadie, porque firmó contratos televisivos maravillosos y le dejó a su segundo, hoy primero (Adam Silver), un convenio con Disney-ESPN inigualable: casi 20.000 millones de dólares por 9 años de contrato televisivo. 

Se sabe que los salarios en la NBA se manejan a partir de un límite salarial (que tiene mil formas de esquivarlo, pero es otro tema), que se arma en base a los ingresos globales de la liga. Ese contrato con ESPN hizo que se disparara de 58.7 millones en la 2015/16 a 114 (aproximados), para la 2020/21. El doble. En estas tres décadas y media desde Magic a Curry (el que hoy lidera), hubo normalmente jugadores que coparon el primer puesto: Patrick Ewing primero (6 años), David Robinson después, y dos animadores centrales, que son los dos jugadores que más dinero han ganado en la historia de la NBA: Kevin Garnett (343.8 millones en su carrera) y Kobe Bryant (328.2). 

¿Cómo es la historia hoy? Los números impresionan. Curry está primero con un salario de 40.2 millones, que llegará a 45.8 en la 2021/22. Segundo marcha Russell Westbrook, que gana algo menos (38.5), pero tiene un año más que Curry en extensión, con opción a su favor. Entre la 2019/20 y la 2022/23, el jugador de los Rockets embolsaría 171 millones de dólares. Abra los ojos bien grandes. Es así. ¿LeBron? Ya ganó 272.7 y todavía le quedan algunos años como para ser el mejor pago de la historia. De hecho, le quedan 2 años con los Lakers en los que ganaría 80 millones y superaría a Garnett.

Últimos datos que impresionan: 20 jugadores ganan 30 millones al año o más, 52 se llevan 20 o más y 125 embolsan 10 o más. Ah, 304 verán en su cuenta corriente tras la 2019/20 más de los 2.5 millones que firmó Magic Johnson en 1984. Aunque usted no lo crea.

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

Fuente: 
Basketball Reference, Hoopshype, SI.com

Compartir

 



X