NBA 2017/18

Debutó Brussino, pero Atlanta sufrió una dura derrota ante Charlotte

01:22 21/10/2017 | Los Hawks llegaron a ganar por 20 puntos, pero se pincharon y Charlotte los pasó por arriba. Le ganó 109-91 con Walker de figura. Brussino jugó 2 minutos.

Poquito de Brussino en la caída de los Hawks
Atlanta no pudo continuar por la senda ganadora que había conseguido en su debut hace dos días y este viernes sufrió su primera derrota de la temporada. El elenco de Mike Bundeholzer tuvo dos momentos muy marcados dentro de la noche y terminó perdiendo por 109-91 en su visita a Charlotte Hornets. El dato más importante de la jornada es que Nico Brussino tuvo sus primeros minutos oficiales con la camiseta de los Hawks.
 
Nico se había quedado con las ganas en el estreno de temporada del equipo. En la victoria del pasado miércoles ante Dallas, su exequipo, no había tenido chances de ingresar pero esta noche pudo tener su feliz bautismo con Atlanta. Un poco también fue por cómo se dio el juego, con dos abismales cambios en el trámite y con posibilidades para que ambos entrenadores puedan probar. El escolta argentino jugó 2 minutos, sin anotar puntos (0/1 en triples) y bajando 1 rebote.
 
En los Hawks no alcanzó el buen trabajo de Dennis Schroder, que volvió a ser la clara referencia ofensiva del equipo al sumar 25 puntos (además añadió 5 asistencias). Otros puntos altos en Atlanta fueron Dewayne Dedmon (11 unidades y 7 rebotes), Taurean Prince (15 unidades y 6 rebotes) y Kent Bazemore (11 puntos). En Charlotte, Kemba Walker fue de lo mejor con 26 puntos y 9 asistencias, aunque Dwight Howard (20 tantos y 15 rebotes) y Frank Kaminsky (21 puntos y 6 rebotes) también tuvieron su importancia dentro del local.
 
El partido se puede dividir tranquilamente en dos, una primera parte donde los Hawks dominaron a placer durante más de media hora, llegando a sacar una brecha máxima de 20 puntos de ventaja en el segundo cuarto, y un cambio radical a partir del tercer periodo donde Charlotte reaccionó y dio un giro de 180°. Charlotte ya venía bajando la brecha y acercándose de a poco, pero en el tercer cuarto imprimió una carrera de 35 a 17 y entró al último cuarto ganando por 84-73. Ya hubo punto de retorno, los Hornets no aflojaron y Atlanta se terminó de pinchar, con el anfitrión cerrando una victoria muy cómoda que por momentos fue totalmente impensada.
 

Compartir

 



X