Panamericanos

Debut en falso: Argentina no pudo ante Cuba y cayó 68-55

13:58 16/07/2015 | La selección femenina perdió en el arranque de Toronto 2015. Sin efectividad, con lagunas y empujado por algunas rachas, comenzó con el pie izquierdo.

Las Gigantes no pudieron ante Cuba en la apertura de Toronto y mañana jugarán una parada vital ante el local Canadá.

La Selección Argentina Femenina tuvo un debut en falso y cayó frente a Cuba en el arranque de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. El seleccionado albiceleste perdió por 68-55 en el inicio del certamen, en un partido que se complicó desde los primeros minutos y en un juego donde el equipo nunca pudo sentirse lo suficientemente cómodo en cuanto a la efectividad. Mañana, Argentina se medirá ante Canadá en un duelo más que clave (desde las 19 horas).

 

La puntería fue un detalle importantísimo que marcó el curso del encuentro. Si bien hubo rachas que alentaron con una mejora, el elenco dirigido por Cristian Santander tuvo un bajo 37% en tiros de campo (22/60) y eso por momentos se combinó con ansiedad. Con esos factores en contra, las Gigantes tuvieron un flojo inicio (23-12), estuvieron a tiro de dar vuelta la historia pero siempre se toparon con lagunas que permitieron el control del juego a favor de las cubanas.

 

Débora González, con 15 puntos, fue la máxima anotadora de Argentina siendo escoltada por Andrea Boquete (9 puntos y 6 asistencias) y Gisela Vega (8 unidades y 7 rebotes). En Cuba, lo mejor pasó por una inspirada Yamara Amargo (17 tantos), aunque tampoco se pueden dejar de lado los daños que provocaron otras piezas como Leidys Oquendo (10 puntos) o Clenia Noblet (8 unidades y 9 rebotes).

 

Desde el comienzo el trámite se tornó de lo más impreciso. Costó mucho abrir el aro, pero Argentina se encargó de romper el cero con un juego muy asociado y tranquilo desde la mano de Santana. Claro, a pesar de que las de Santander se mostraron un poco más cómodas, Cuba aprovechó el desbalance defensivo albiceleste para hallar puntos con Noblet.

 

Las centroamericanas se encontraron con una ráfaga de unidades que las posicionó arriba 8-5, tomando la primera ventaja del marcador. Sin embargo Boquete encajó el primer triple del encuentro y le dio paridad inmediata al tanteador. Segundos antes Pavón abandonó el juego momentáneamente por un golpe en la rodilla, aquejada pero a simple vista sin demasiadas complicaciones (el quinteto abridor se enfocó a una doble base, con Gretter-Pavón en el tándem armador, más Boquete, Santana y Burani).

 

Los últimos cuatro minutos del primer parcial fueron todos de Cuba. Las de Zabala tuvieron superioridad en casi todos los sectores, impusieron una defensa asfixiante y se fueron escapando poco a poco. Con Amargo como bandera, las cubanas encajaron una carrera de 10-0 y cerraron el episodio inicial arriba por 23-12. Argentina, a pesar de que buscó soluciones en la rotación del banco, no tuvo equilibrio en el cierre y dio ventajas.

 

La apertura del segundo capítulo tuvo la misma sintonía, con Argentina escasa de gol y un rival que siguió apoyándose en el accionar de Amargo para abrir mucho más la brecha. El mal momento se iba a acabar tarde o temprano, pero la diferencia máxima fue de 17 (29-12) y eso empezó a preocupar.

 

La maldición se acabó con un par de triples. Después de más de siete minutos sin convertir, la respuesta de las Gigantes llegó desde los triples, con dos bombazos seguidos (Pavón y González) y por un doble de Vega que recortaron la brecha a nueve (29-20). Argentina bajó un poco en el goleo tras ese arrimo, pero al menos consiguió defender mejor y poner un poco más incómodas a las cubanas.

 

El partido se emparejó, pero en el dominio del marcador siguió favoreciendo al elenco cubano. Argentina presionó desde atrás, Boquete y Gretter encontraron una serie de puntos pero de todas formas las de Zabala consiguieron conservar esa distancia para irse 36-26 al descanso largo.

 

El arranque del complemento empezó con otra tendencia. Con Vega en la pintura, Argentina controló el juego aéreo y empezó a descontar la brecha poco a poco. La entrerriana sumó dos dobles ganando en el posteo, mientras que un tiro abierto de Pavón recortó mucho más la distancia. Las chicas de Santander se pusieron a cinco (38-33) y apretaron a su rival.

 

Pero Argentina se apresuró y ahí equivocó los caminos porque Cuba volvió a dominar. Con tiros apresurados a media distancia y dejando huecos para que el rival pueda lastimar, el equipo nacional bajó un poco su intensidad y las de Zabala se distanciaron a diez tantos una vez más (47-37). En ese tramo, la efectividad de Avila permitió ese acomodo de las centroamericanas.

 

Otra vez, un triple de González sirvió para destrabar cierto pasaje incómodo de Argentina. Las Gigantes pelearon para descontar esa brecha de diferencia, tuvieron un buen cierre pero de todas formas Cuba siguió al frente al concluir el tercer capítulo. Con el score en 50-43, el seleccionado de Santander entró al último episodio con el objetivo de finalmente poder revertir la historia.

 

Siempre que estuvo a tiro le costó, se desordenó un poco y dejó que su rival se acomodase. Argentina tuvo que salir a cambiar esa tendencia en los últimos diez minutos, y un triple de Gretter dejó al equipo abajo por muy poco por enésima vez (52-48). Sin embargo la constante se repitió, las chicas de Santander volvieron a marrar una buena cantidad de ofensivas y dos libres de Gelis empezaron a agotar las chances argentinas (60-49) a menos de cuatro minutos para el cierre.

 

Los últimos minutos no cambiaron en la historia en absoluto, Cuba siguió suelto y Argentina se fue despidiendo poco a poco de sus chances. Independientemente de algunas llegadas efectivas de González, las Gigantes terminaron cayendo por 68-55 en el debut de los Panamericanos y se le escapó una oportunidad importante de cara a la clasificación. Mañana, el rival será Canadá y gran parte del futuro del equipo dentro del torneo se decidirá allí.

 

 

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.