Informe

El caso Julius Jones: 4 NBA pelean para que no sea ejecutado

09:04 25/06/2020 | Son Russell Westbrook, Blake Griffin, Buddy Hield y Trae Young; y se sumaron a estrellas de otros deportes para salvar a Julius Jones, exbasquetbolista en su juventud.

Westbrook, Young y Griffin, unidos por Julius Jones (Foto ESPN)

Son esas historias que, en la Argentina, parecen de ciencia ficción, pero lamentablemente no lo son. Y esta, que cuenta ESPN, es dramática. Julius Jones hace 18 años que está preso por el asesinato de Paul Howell, un comerciante baleado en 1999. Jones fue apresado en el 2002, pese a asegurar que es inocente. 

Hoy está en el corredor de la muerte junto con otras 53 personas dentro de la Penitenciaría Estatal de Oklahoma en McAlester. En la escena del crimen se encontraron dos casquillos de bala y la única testigo fue la hermana del asesinado, Megan Tobey. Después de 3 días de buscar a un sospechoso joven negro con una camiseta blanca, arrestaron a Jones. 

Él dice que no solo no cometió el crimen, sino que tampoco fue testigo y que no estaba en el lugar. En octubre de 2019, presentó un pedido de clemencia y agotó todas las instancias previstas, por lo que es posible que se lo ejecute durante este año. 

Los familiares de Jones armaron un grupo llamado La coalición Julius Jones y recibieron el apoyo de varias figuras del deporte profesional, entre ellos 3 NBA: Russell Westbrook, Blake Griffin, Trae Young y Buddy Hield. Ellos, más el jugador de la NFL Baker Mayfield, enviaron cartas al gobierno diciendo que en la sanción hubo sesgo racial, una investigación defectuosa y una defensa mal preparada. Y que Jones es la persona equivocada para estar en el corredor de la muerte.

Westbrook dice que el proceso contra Jones fue "profundamente defectuoso; a medida que salen a la luz más detalles sobre su situación, me uno a muchas voces para expresar tristeza y profunda preocupación por su condena y sentencia de muerte". 

Todo esto forma parte de un momento muy especial en Estados Unidos, que se podría resumir en el Black Lives Matter, y además, en Oklahoma, se une el tema de dos ejecuciones mal hechas en 2014 y 2015, que alimentan la esperanza de evitar que se repita la situación con Jones. Por ese motivo, las ejecuciones estuvieron suspendidas durante bastante tiempo, pero en febrero se anunció que volverían a habilitarse este año, por lo que Jones es candidato a estar adelante en la fila. 

Los cuatro NBA que apoyan la causa no son cuatro cualquiera. Todos tienen mucha relación con el estado y la ciudad de Oklahoma. Westbrook fue su jugador franquicia hasta el año pasado, Young y Hield estudiaron allí y Blake Griffin nació en Oklahoma City y su madre dirigía el equipo de básquetbol de la secundaria donde Jones jugaba, y al que Blake admiraba, pese a ser 10 años mayor que él. 

Durante años, los Griffin se olvidaron del caso, hasta que un día Blake vio por televisión la serie "La última defensa", en donde se tratan casos judiciales, y justo apareció el de Jones. Esto fue en 2018. "Me quedé en shock cuando lo ví". Griffin llamó a su padre y se decidió a ayudar. Para empezar, se contactó con Kim Kardashian, la popular actriz convertida en defensora de la reforma de la justicia penal. 

Ella lo asesoró y Griffin le mandó una carta al gobernador del Estado. "No se los detalles del sistema judicial, pero conocía la historia y sabía que sería una tragedia que una persona inocente no solo estuviera en la cárcel, sino que fuera condenada a muerte". 

Entre tanto nombre importante, empezaron a meter presión con sus cartas, sobre todo la que terminó mandando Bryan Stevenson, autor de "Solo misericordia: una historia de justicia y redención", cuyo guión fue tomado luego para hacer la película. También las cartas de abogados, políticos, líderes religiosos y profesores. Era lógico. Los jueces se ven más presionados por estos que por los famosos. 

Todo esto hizo remover el caso y sus detalles. La historia dice que luego del crimen, la policía fue a la casa de Jones, la dio vuelta, lo llevó arrestado y, en el camino, paró el auto e incitó a Jones a irse. Jones declaró que se quedó congelado, sabiendo que si se movía lo matarían. La policía negó la acusación. 

En 2019, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó rever el pedido de clemencia por un tema racista, pese a que una miembro del jurado le avisó al equipo legal de Jones que otro miembro, Jerry Brown, había dicho que revisar el fallo era "una pérdida de tiempo, habría que soltar al negro y balearlo detrás de la cárcel". "Fui juzgado por al menos un juez racista. No tuve una sola chance", colocó Jones en su pedido de clemencia. 

La carta de Trae Young se enfoca en un compañero de secundaria de Jones, Charles Jordan, que cambió su testimonio al menos 6 veces, y en los abogados defensores de Jones, que no estaban preparados y no utilizaron las inconsistencias de esa declaración. Jordan, que fue condenado a 30 años, dicen que en la cárcel confesó a otros presos que él había matado a Howell, y que había guardado el arma homicida en casa de los Jones, donde se había quedado la noche posterior al crimen. Jordan quedó libre en el 2014. 

Lo peor del caso es que la hermana de Howell había declarado que el asesino tenía un mechón de pelo sobresaliendo de su gorra. Jones había sido detenido 9 días antes del asesinato por otro incidente, y le había tomado la foto correspondiente. Tenía el pelo cortado al ras. Y Jordan siempre usaba trenzas. Los defensores de Jones nunca usaron esa info. 

La movida por la cancelación de la sentencia a muerte suma ya 5.7 millones de firmas y la actualidad con el tema del racismo podría ayudar a que se levante la sanción sobre Jones. Griffin quiere ir a Oklahoma para hablar con la gente cara a cara y hacer todo lo que sea necesario. Jones, desde su celda, no puede creer lo que se ha armado para ayudarlo. Su vida pende de un hilo, pero le parece increíble que semejantes figuras estén luchando por su libertad. 

Fuente: 
ESPN

Compartir

 



X