Informe

El estadio Orfeo, sede de la última conquista de Atenas, al borde del cierre

11:33 27/08/2020 | Su dueño, el conocido Tati Bugliotti, dijo que mantenerlo cerrado le cuesta 17 millones de pesos por mes y se hace insostenible. Atenas fue campeón en el 2009 jugando allí de local.

El Orfeo en las finales de la Liga 2008/09 (Foto LNB)

El Estadio Orfeo de Córdoba nunca fue claramente un lugar de básquetbol, pero albergó muchos partidos o torneos importantes que lo convirtieron en un lugar emblemático para los amantes de este deporte y para los hinchas de Atenas de Córdoba. Hoy, está al borde del cierre. 

Allí donde Atenas jugó sus últimas finales y donde hizo de local en la última temporada en la que salió campeón (2008/09), con un estadio a reventar ante Peñarol, hoy se ha convertido en un monumento a la soledad, con pocas aspiraciones a cambiar de status en los próximos meses. 

Su dueño, Tati Bugliotti, dijo en una entrevista con el medio Punto a punto que "al Orfeo no lo abro más, hay que ver qué se puede hacer ahí. Ya he pedido una reunión con la gente de la Municipalidad para ver si existe la posibilidad de que se cambie, en la zona del Orfeo, el uso del suelo".

Una variante es su demolición y la construcción de torres, alternativa que el propio Bugliotti no descarta: "Es una posibilidad, pero por ahora está todo en el aire, ya que no está habilitado ese espacio para construir viviendas. Si la Municipalidad lo autoriza, lo analizaré".

En el Orfeo se jugaron, además de esas finales 2008/09, las dos siguientes entre Atenas y Peñarol, varios amistosos de la selección argentina en distintos años, pero sobre todo el más marcado, el del 2016, donde ante de los Juegos Olímpicos se realizó quizá el torneo de más alto nivel de básquetbol desde 1990 para acá, con un cuadrangular donde participaron Argentina, Serbia, Francia y Croacia con todas sus figuras. Fue la última vez que Manu Ginóbili, Chapu Nocioni y Carlos Delfino jugaron en nuestro país. 

La realidad del Orfeo es peor que la de otros sectores, porque shows con público va a ser de lo último que vuelva a la normalidad. "Hasta que el Orfeo no pueda hacer un show al 100% de su capacidad no va a ser rentable. ¿Dos años falta para eso? ¿O más? No lo sé. No puedo esperar tanto. Y además: ¿quién va a organizar un espectáculo local? No funciona. ¿Y uno internacional? ¿Quién va a venir?", cierre Bugliotti. 

Tras que en Argentina hay una escasez gigante de estadios de nivel internacional multipropósito, uno de los existentes de mayor calidad analiza seriamente cerrar para siempre. Ojalá se pueda encontrar un camino de salida para que eso no ocurra. Es un lujo que Argentina no puede darse.

Fuente: 
Punto a punto

Compartir

 



X