Informe

El panorama a futuro de la Liga Argentina

21:22 03/09/2020 | Un análisis de los posibles escenarios que se presentan en relación a la segunda división del básquet nacional.

Foto: La Liga Contenidos

Al igual que la gran mayoría de las competencias deportivas del país, la Liga Argentina trabaja para confeccionar un posible regreso en un contexto sumamente complicado para lo que respecta al desarrollo de los eventos de este estilo. Según el comunicado que publicó recientemente la Asociación de Clubes, la fecha estipulada para el inicio de la nueva temporada es en algún momento de enero. Pero, ¿es ese un plazo concreto?

"Veo difícil que arranque en enero, por todas estas cuestiones y por lo sanitario. Nosotros, por ejemplo, para ir a jugar a Entre Ríos tendríamos que atravesar cuatro provincias con cuatro protocolos diferentes", señaló Matías Resa, presidente de Centro Español Plottier de Neuquén. Sus comentarios sobre la realización del torneo son en potencial porque, al igual que otras instituciones, aún no ha definido si participa o no de la siguiente temporada. Ese es, tal vez, uno de los puntos más importantes a tener en cuenta: "Tenemos un saldo para pagar de la temporada y ni siquiera estamos haciendo planes porque no creemos que sea ético o coherente. Primero, queremos terminar eso y luego pensaremos en lo que viene".

Enrique Uberti, directivo de CAO Ceres, considera que haber establecido una fecha tentativa es algo positivo: "Me parece correcto que hayan puesto un período estimativo de competencia que es de enero a julio basado en lo que hemos charlado entre los clubes participantes de la Liga Argentina y la gente de la AdC. Mantener esas reuniones fue algo bueno. Hablar de ese plazo me parece correcto. Incluso, eso te da una flexibilidad para que arranques el torneo en particular en febrero y termines en julio. Enero es un anhelo y hay que tenerlo en cuenta, pero también nos da un margen para ver si se va acomodando esta situación. Hoy por hoy es bastante difícil, pero ojalá se pueda arrancar ahí".

 En cuanto a la posiblidad de disputar la campaña entrante en formato de burbujas, algunos están de acuerdo:"Sí lo hemos pensado. Si se regionaliza bien el torneo, entiendo que es posible. Burbujas regionales", le comentó a Básquet Plus Fernando Casadei, dirigente de Deportivo Viedma. Ante la consulta sobre si esa idea podría ayudar a tapar los problemas de logística que se presentan en la competencia, contestó: "En una liga afectada por pandemia, es decir anormal, es una opción muy interesante. En una liga normal, no. Creo que ya sé regionalizó con mucho criterio y quizá lo único que veo posible es la realización de convenios institucionales que disminuyan gastos. Por ejemplo, en el transporte".

Otros, en cambio, lo ven poco probable: "Creo que jugar en una burbuja sería muy difícil. Muchos de los jugadores, entrenadores y asistentes tienen dobles y hasta triples trabajos. Ir sesenta, setenta días a una sede única lo complicaría todo", aporta Resa. Un panorama complicado en el que la cuestión económica juega un rol fundamental para cualquiera de los equipos.

La pandemia ha golpeado duramente en ese aspecto y el deporte no está exento de ello. Si hay algo en lo que la mayoría coincide es en que el principal desafío del futuro está estrictamente relacionado con las finanzas. El presente argentino profundiza los problemas: los sponsors no están en posición de garantizar montos y la imposibilidad de contar con público en los partidos también será un condicionante a la hora de proyectar. En la próxima semana se desarrollarán nuevas reuniones para intentar diferentes aspectos que, en este momento, presentan una clara complejidad.

 

 

Compartir

 



X