La Liga 2017/18

Entre continuidad y renovación, Hispano busca repetir su buena 2016/17

18:14 13/09/2017 | Los patagónicos mantuvieron a varios jugadores claves, pero cambiaron de entrenador y se reforzaron con varias apuestas. ¿Podrán volver a superar las expectativas?

Austin, uno de los referentes de Hispano (Foto: La Liga Contenidos)

Posible rotación

 

Hispano Americano (Río Gallegos, Santa Cruz)
Base
Diego Ciorciari
Nicolás Paletta
Escolta
Larry O´Bannon (E)
Federico Giarraffa (U23)
Alero
Mariano Byró
Patricio Tabarez
Ala pivote
Kyle Austin (E)
Gonzalo Torres (U23)
Pivote
Perris Blackwell (E)
Fernando Podestá
DT: Marcelo Richotti

 

Las caras nuevas

 

Diego Ciorciari: Tras la salida de Treise, Hispano apostó por otro base con mucha experiencia para conducir al equipo y liderar un plantel con una importante cuota de juventud. No tuvo la mejor temporada en Instituto, pero es un jugador probado y que puede darle una mano considerable a los de Richotti.

Nicolás Paletta: Es otro de los varios bases que en esta temporada saltaron del TNA a la primera categoría. Viene de ser titular en Hindú, donde promedió 10,2 puntos, 4,9 asistencias y 3,7 rebotes. Sacando sus inicios en Estudiantes de Bahía Blanca, será su primera experiencia importante en la competencia.

Patricio Tabarez: Luego de su experiencia en Obras, Tabarez regresa a la Liga tras pasar la 2016/17 en Unión de Santa Fe (TNA), con una media de 14,4 puntos y 6,3 rebotes. Es un alero atlético, con buena mano y aporte defensivo.

Federico Giarraffa: Intentará ayudar a extender la rotación de Richotti, en su vuelta a la Liga tras un par de años en Gimnasia de Comodoro. Jugó la 2016/17 en Villa Angela (TNA) y su principal virtud pasa por su buena mano para el lanzamiento externo.

Perris Blackwell: De los tres foráneos, será el único debutante. Es un interno de 2,05 y 26 años, que viene del ascenso francés (14,9 puntos y 8 rebotes). Entre sus mejores antecedentes está el hecho de haber promediado en doble dígito (10,2) para una universidad NCAA tan destacada como la de los Washington Huskies (2013/14). Tratará de ser referencia en el juego de poste bajo.

Fernando Podestá: Otro de los que viene del TNA y como Tabarez, específicamente de Unión (13,3 tantos de media). Ya tuvo diferentes pasos por la Liga (Obras, Estudiantes y Peñarol), pero parece estar en su momento de mayor madurez basquetbolística y preparado para dar buenos minutos en la rotación de hombres grandes.

 

El equipo

Hispano viene de hacer una muy buena primera experiencia en la Liga, salvándose del descenso y mostrando algunos pasajes de buen nivel en el torneo. Ahora, el desafío pasará por repetir esa historia con un plantel sumamente renovado, con entrenador nuevo (Richotti por Capelli) y con solo cuatro jugadores que continúan: Larry O´Bannon, Mariano Byró, Kyle Austin y Gonzalo Torres.

A la hora de incorporar, los santacruceños sumaron una necesaria experiencia en Ciorciari, pero también realizaron apuestas que todavía tienen sus interrogantes: desde el debutante Blackwell para referenciar la zona pintada, a la llegada de cuatro jugadores que tendrán que hacer la transición TNA/Liga lo más rápido posible, para evitar que el equipo termine con una rotación corta (los cuatro, junto a Torres, conformarán la segunda unidad).

Lo interesante para Hispano, es que logró mantener a tres pilares ofensivos de la 2016/17, quienes prometen volver a ser claves en esta competición: O´Bannon y Byró traen mucho gol desde el perímetro, mientras que Austin es un cuatro versátil, que incluso puede crear su propio tiro. Los bases se destacan más por la conducción que por el goleo, mientras que en términos de ataque interior, tienen a Torres (puede ser su año de explosión), Podestá y la incógnita de Blackwell. Si el norteamericano rinde, sumado al buen presente de los otros dos nacionales mencionados, pueden encontrar una interesante cuota de soluciones cerca del aro.

Desde lo defensivo, el equipo fue algo irregular en la temporada anterior, aunque cerraron de la mejor manera. Cuentan con un plantel con buena velocidad y algunos buenos marcadores individuales, pero parece faltarles algo de potencia y altura. De nuevo, Blackwell es el comodín en este aspecto por ser un desconocido para nuestro básquet, pero las 6 tapas en 609 minutos que viene de otorgar en Francia, no son la mejor señal sobre su capacidad para proteger el aro.

 

Compartir

 



X