Mundial de Japón 2006

Ginóbili, Sánchez y una muestra de caballerosidad en 2006

17:28 28/07/2020 | El seleccionado venía de caer ante España. Todos estaban con desazón y no querían hablar con la prensa. Manu se paró y los llevó. Pepe lo siguió.

Hernández y Ginóbili (Foto: FIBA)

Caballerosidad, en la victoria, pero también en la derrota. Nada define mejor a Manu Ginóbili y al seleccionado argentino de básquet. Se gana y se pierde, así es la vida. Lo importante es la forma, el resto es pasajero. La frente debe estar alta en ambas situaciones y el respeto debe emanar en cada saludo, en cada partido y en cada gesto. Así lo pregonó siempre aquel combinado y este es un claro ejemplo. 

Argentina venía de perder ante España de manera agónica en las semifinales del Mundial de Japón 2006 por 75-74 y sus jugadores estaban completamente dolidos. Sin embargo, Ginóbili y compañía hicieron algo que los representó siempre. ”Termina el partido... España se queda festejando. Una montaña rusa, no sé qué... Nosotros saludamos a los pocos que podían saludar y nos fuimos al vestuario. Imaginate la desazón nuestra. Fue tanto el respeto de la zona mixta por este equipo... Increíble. Que hicieron así (dice Hernández mientras encoge sus hombros). Nadie pidió una nota. Porque nosotros pasamos con la cabeza abajo. Nadie... Pero cientos de periodistas. Era impresionante”, contó el entrenador de aquel entonces, Sergio Hernández, en una entrevista con Enganche.  

“Llegamos al vestuario que estaba apenas terminaba la zona mixta y había un silencio increíble. No sé 10 segundos, 15, 20, un minuto... no sé cuánto. Y Manu (Ginóbili) dijo: ´Muchachos, prepárense vamos todos a la zona mixta ya. Porque cuando ganamos nos gustó quedarnos hablando así que ahora vamos todo el equipo a hablar ahí´. Se levantó todo el equipo...”, siguió Hernández.  

El ejemplo lo dan los líderes y Ginóbili no fue el único que aclaró lo que había que hacer: “O sea lo que duró de la derrota fue eso... 20 segundos. Ok. Pum... todo el mundo. Y Pepe Sánchez, que era el capitán, siempre yo le decía: ´Pepe vamos a la conferencia´. Habíamos ganado siempre, llegamos invictos a este partido. ´Sergio no podés llevar a otro? No me gustan mucho las conferencias de prensa´. No pasa nada. Un par de veces... me dijo no un par de veces... pero bien... Siempre educado. Manu dice eso y Pepe me mira y me dice: ´A la conferencia voy yo hoy´. Diciendo hoy sí voy a poner la cara”, confesó Hernández.  

Luego de ese partido los nacionales cayeron ante Estados Unidos en el partido por el tercer puesto (96-81) y la herida no se terminó de curar. Quizás hasta el día de hoy no lo hizo. No obstante, aquel conjunto demostró estar por encima de los resultados. Ganar, perder, misma forma, distinto resultado. Lo importante es el respeto, el proceso, el camino. La calma de hacer las cosas bien.  

 

Compartir

 



X