Sudamericano

Hernández: "Voy a pelarme las manos para entrar entre los 12"

13:15 15/05/2016 | Hablamos con Kevin Hernández, una de las novedades de la lista de Nicolás Casalanguida, de cara al Sudamericano de Venezuela.

Hernández, uno de los pivotes convocados por Casalanguida. (Foto: Olé)

Tras su muy buena temporada en Boca, Kevin Hernández se ganó un lugar en la preselección Argentina para el Sudamericano de Venezuela, siendo una de las novedades de la lista. A continuación, hablamos con el pivote ex Ciclista sobre el llamado, su 2015/16 y sus metas a corto plazo.

- Bueno, contame cómo tomaste la convocatoria a la preselección del Sudamericano.

. Primero me sorprendió mucho. Por un tema de que yo no sigo mucho el tema de Twitter y eso. Entonces me desperté a la mañana y veo que tenía mensajes de mis amigos de felicitaciones, y sólo decían eso... entonces digo, ¿felicitaciones por qué?, ¿qué hice? Y después uno me puso felicitaciones por la convocatoria, con una foto. Así que ahí entendí. Fue una hermosa sorpresa. Confirma lo que vengo trabajando y que voy por buen camino.

- Pero más allá de la sorpresa, ¿era algo que te esperabas o imaginabas que podía llegar por estos días?

. Sí, imaginar lo imaginaba. No sabía qué día, pero sabía que podía venir en algún momento. Pero no tenía idea del día. Por ahí iba a venir ahora o por ahí el mes que viene, la verdad no sabía bien cuándo. Porque dentro de mi ignorancia, de no meterme en las redes sociales, no sabía ni qué día era el Sudamericano. Yo soy un jugador que termino de jugar, voy a mi casa y quizá lo que menos hago es meterme con el tema del básquet. 

- ¿Lo tenías puesto como un objetivo, para este momento de tu carrera?

. Sí, me lo propuse hace un año. Me decía a mi mismo que podía aspirar a cosas más importantes y qué mejor que el tema de la selección. También por un tema de cómo iba el año, pensaba que podía llegar a tener una chance. Porque si este año no hubiese sido bueno, directamente podía pensar que me convenía esperar un poco más o que no estaba listo para jugar, o que tenía que seguir mejorando. Mi primer objetivo era estar entre los pivotes de la Liga, pero no como suplente, sino entre los que pelean para ser los mejores. Por lo menos empezar a pelear, más allá que sea joven. Cada uno se destaca por sus diferentes detalles y sacan una diferencia con eso. Así que el primer objetivo era establecerme bien en la Liga y tratar de ser un pivote, no sé si determinante, porque lleva un tiempo que te conozcan y te tengan confianza, pero sí demostrar que estoy a la altura. Una vez que lo logré, era aspirar a algo más.

- Está claro que fue tu mejor temporada.

. Sí, fue muy buena. Depende de cómo lo mirés. En el tema del crecimiento, siento que vengo creciendo en las últimas Ligas constantemente. No tuve un parate de crecimiento por ahora. Y eso me parece que está bueno y me gusta. Me demuestra que puedo seguir dando un poquito más. Con respecto a la Liga en si, es la mejor que jugué, sí. Tuve una gran chance por la falta de Freeman que no pudo seguir y por suerte estaba bien preparado para salir.

- ¿Qué sentís que mejoraste en este último tiempo en cuanto a tu juego?

. Me parece que mejoré el tema de la lectura del juego. En dónde posicionarme, cómo moverme, con respecto a cómo se mueven mis compañeros y la defensa. Me parece que eso lo empecé a ver mucho más en ataque. Se puede decir que es una economía de movimientos, de saber dónde estar bien ubicado, en vez de por ahí moverte para todos lados y no llegar a engranar bien. Acá si te movés medio segundo tarde, ya perdés una ventaja. Esas cosas me parece que personalmente las fui aceitando bastante este año. El venir de atrás al principio, me parece que me ayudó a ver eso. Porque los pocos minutos que estaba, tenía que aprovecharlos al 100%. Capelli en eso me ayudó mucho. Al principio tenía un trabajo más de basura, de cortinar, rebotear, fajarse. Pero cuando tuve más minutos mantuve eso y le pude agregar esto que te estoy diciendo ahora. Pasé de jugar 10 minutos a un momento 30 o 35 y tenía que seguir con el tema de la economía de esfuerzo, porque sino al final del partido terminaba sin piernas... te viene Battle, te la entierra en la cara y decís, no puedo más. Y no había otro pivote para cambiarme.

- Claro, porque estuviste un buen tiempo sin recambio cuando se fue Freeman.

. Sí, creo que llegúe a estar un mes sólo. Entre que se lesionó Freeman y después hasta que se consiguió al otro americano.

- Recién mencionabas a Capelli, ¿fue importante la ayuda tanto de él como de Pagura, en tu crecimiento de esta Liga?

. Sí, la verdad que me ayudaron. Me ayudó mucho el tema de tenerlo a Julián, porque siempre me tiraba algún que otro tip. Como él tenía más comunicación con Adrián, me decía quiere que hagas esto por acá o que hagas esto por allá. Porque hay veces que al principio, hasta cuesta el enganchar cómo quiere las cosas el entrenador, de que forma le gustaría. Además capaz te dice: yo quiero que hagas esto, esto y esto... pero quiere que lo hagas de su forma. Y hasta que no enganchás eso y lo aplicás a tu juego, te cuesta. En ese sentido Julián me ayudó mucho. En momentos en los que estaba medio medio, nos juntamos y me decía qué cosas podía mejorar. En el momento en el que se fue Freeman me alentó, me ayudó y estuvo ahí. A él se lo agradezco un montón. Te puedo decir que es como un segundo padre para mi. Lo tuve los dos años anteriores y la verdad es que hicimos una relación bárbara con él, es un genio. Y este año, aunque no lo tuve de entrenador, estuvo ahí, y me ayudó mucho tanto adentro como afuera de la cancha. La verdad que me ayuda en la parte de la confianza, hablamos esas cosas. Le agradezco mucho por estos tres años que estuvimos juntos.

- Para cerrar, volviendo a la selección, imagino que ahora tu idea es no conformarte y pelear por un lugar entre los 12. No creo que vayas a ver qué pasa nada más.

. Justamente, desde ya me estoy preparando para llegar a la preselección lo mejor posible. Cuando esté ahí voy a pelarme las manos, a dejar todo y a hacer lo imposible para tratar de estar en esos 12. Y si no llego a estar, que sea porque los demás son mejores que yo, no porque yo dejé pasar la oportunidad o no me esforcé lo necesario. Cuando esté ahí voy a dejar todo, jugaré como sé jugar y si no me alcanza, veré qué cosas tengo que seguir mejorando para la próxima. Pero sí, voy por todo. No voy a decir que lindo, ya llegué acá, vamos a entrenar un poquito, es muy lindo este lugar pero ya está. No, no me conformo la verdad para nada. Como ya lo he dicho, mi objetivo es llegar a Río. Sé que ahora di un pasito de estar en la preselección y quiero dar otro pasito, para tratar de lograr este objetivo.

 

Juan Estévez
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.