NBA 2019/20

Houston Rockets revoluciona la NBA jugando con 5 petisos

21:16 08/02/2020 | El equipo de Mike D´Anthony está jugando con cinco jugadores exteriores que pueden tirar de tres puntos. Una llamativa decisión de los texanos.

Harden, Covington, Westbrook, Gordon y Tucker (Foto: Clutch Points)

"Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes". Esta era la definición que utilizaba Albert Einstein para definir ese estado mental. Y precisamente en esa idea se basaron los de Houston Rockets para empezar a diseñar y aplicar su insólita formación. En el pasado ya probaron cosas nuevas y revolucionaron la liga. Nunca tuvieron, ni tendrán, miedo de aplicar los cambios que sean necesarios para volver a pelear por el anillo. 

Intentaron con Chris Paul y no lo lograron, luego batallaron con Clint Capela como único interno y ahora buscarán hacerlo jugando sin ningún tipo de internos en su cuadro titular, y con apenas dos jugadores del plantel midiendo más de 2,06 metros. Las estadísticas son su biblia y los triples su letanía, un rezo que les permitió llegar hasta las finales de conferencia, pero que nunca les concedió la oportunidad de conseguir el campeonato. 

El triple como arma principal

Desde comienzos de este mes, Houston Rockets decidió probar la formación baja y, con la partida de Capela, consiguió hacerlo de la forma que siempre quiso. Robert Covington les da versatilidad en ambos costados de la cancha a los texanos y PJ Tucker también. A su vez, ambos pueden castigar de tres puntos. Junto a ellos están talentosos lanzadores a mansalva que se potenciaron por el sistema del equipo del cohete. Estos son Danuel House Jr., Eric Gordon, Ben McLemore y Austin Rivers. 

Cuando sus tiros entran no hay forma de detenerlos y obligan a las defensas a seleccionar su veneno, generando oportunidades tanto para Russell Westbrook y James Harden como para el resto de los jugadores de rol. Por ejemplo, en su último partido, en la victoria ante Los Angeles Lakers, los de Mike D´Anthony tuvieron porcentajes de 50.6% en tiros de campo y 45.2% en lanzamientos de tres puntos. 

Si mantienen estos porcentajes pueden ser muy peligrosos, ya que los Rockets juegan a un ritmo extremadamente alto, el cual, dicho sea de paso, es el segundo más veloz de los 30 equipos que conforman la NBA (118.3). Además, de los 91.2 tiros totales intentados en promedio por juego, 43.2 son triples. Esto les permite ser el equipo que mayor ratio de triples intentados posee en toda la liga (.481). 

Harden y Westbrook los más beneficiados

Pero no sólo del triple viven los Rockets y esta habilidad para abrir la cancha (spacing) les da la oportunidad de aprovechar aún más a sus dos estrellas: James Harden y Russell Westbrook. Con los defensores indirectos preocupados por sus marcas, las ayudas no se pueden dar el lujo de aparecer en escena y esto provoca que, tanto el zurdo como el derecho, tengan oportunidades para castigar a quienes están emparejados con ellos a partir de sus grandes dotes individuales y de uno contra uno. 

Tanto James como Russell son excelentes finalizadores cerca del aro y este año están promediando 64.0% y 62.7% en sus intentos en la llave. El primero utiliza el eurostep como punto nodal para despistar y confundir a sus defensores, mientras que el segundo hace uso de sus capacidades físicas, a traves de un letal primer paso. Una muestra de ello se vio en el partido ante Los Angeles Lakers, adonde Westbrook victimizó en la zona pintada a todo aquel que se atrevió a marcarlo. 

La defensa y el desgaste como principales rivales

Si hay algo que Houston Rockets nunca pudo solucionar es su defensa. Más allá de algunos nombres propios como Sefolosha, Rivers, Tucker y Covington, el resto de los jugadores no tienen características ni perfiles que se destaquen en defensa. Ya todos saben las malas prestaciones de Harden, la pobre toma de decisiones de Westbrook y las pocas soluciones y estrategias que posee D´Anthony, lo cual hace que sea muy difícil que unos pocos puedan arreglarlo.

La estrategia defensiva por antonomasia de Rockets es hacer cambios en todas las cortinas, algo que representa un arma de doble filo cuando lo hacen jugadores exteriores pequeños, ya que quedan expuestos en el poste bajo cuando quien tiene la pelota es un interno de buenos movimientos de espaldas al aro. Esto se refleja en su rating defensivo, en donde Houston se ubica 15 con una media de 110.1. Además, el equipo texano sólo está entre los diez mejores equipos en uno de los cuatro factores defensivos más importantes (décimo en pérdidas provocadas al rival: 13.2).

Junto con ello, el desgaste que genera estar golpeándose en el poste bajo, fajándose con los grandes y luchando con todos es notable y es algo que sufrirán a lo largo de la temporada. Si las lesiones los respetan pueden llegar a tener éxito, pero deberán ser cuidadosos. 

¿Les alcanzará para ganar el anillo?

Si hay algo que se está dando esta temporada es que los equipos se están potenciando y todos ellos vienen demostrando su eficiencia tanto en ataque como en defensa. Los libros dicen que el ataque gana partidos, pero la defensa campeonatos. Pero Houston Rockets ya probó todo y esta es sólo una mancha más para el tigre. ¿Será suficiente para que por fin puedan ganar un título? Lo sabremos al final de la campaña. 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X