Internacional

López: "Estoy feliz y tengo ganas de poder hacerlo bien en Eslovaquia"

11:21 22/07/2020 | Lautaro López dejó Baskonia y jugará en el BK Inter de Bratislava. En una charla con Básquet Plus analizó su etapa en España y lo que se viene.

López no seguirá en Baskonia (Foto: Prensa Baskonia)

Nacido en Resistencia, alojado en Vitoria. Un trotamundos que a su corta edad ya conoció vastos horizontes y denota paciencia, autocrítica y capacidad de resiliencia. No le echa la culpa a nadie y se hace cargo de lo que dice, hace y piensa. Se equivoca, aprende y se levanta sin dudar y sin esperar.  

Confiesa que al comienzo le costó el ritmo, pero hoy parece dominarlo a la perfección. Se anima a hablar de sus vivencias en tierras extranjeras, de los afectos y de un lugar en el que edificó su segunda casa. “Me llevo muchas cosas buenas, amistades, experiencias y también disgustos”, expresa.  

Sereno en las respuestas, Lautaro López se toma diferentes pausas a la hora de hablar. Desde el puesto de base tiene que ser capaz de cambiar los tiempos y en la entrevista con Básquet Plus lo aplica. Un suspiro eterno. La conexión de la llamada parece irse, pero nada de eso. Aguardó el momento y atisbó sus sensaciones.  

-¿Qué es lo más significativo que te llevás de Baskonia? 

. Me llevo muchas cosas buenas, amistades, experiencias y también disgustos. El club me ayudó un montón en estos años, especialmente con el tema de las lesiones y de tratar mi cuerpo. También a mejorar mi juego y a crecer físicamente. Sentí que eso último me costó y que me faltó una oportunidad de poder demostrar lo que valgo como jugador, pero bueno, los primeros dos años lo pude hacer y en el último, en el que me tocó estar en el primer equipo, no, debido a que no pude sumar considerables minutos. A la vez, aprendí un montón de cosas en cuanto al tiro y al sistema en general.  

-¿Cómo te tomó la situación del primer equipo este último año, en el que por bastante tiempo hubo escasez de armadores? ¿Te arrepentís de no haber tenido minutos?  

. No sé si me arrepiento en sí, pero siento que podría haber tenido una oportunidad por cómo venía entrenando y jugando. Sentía que estaba listo, pero no se me dio esa chance.  

-¿Cómo se dio tu llegada a Eslovaquia? 

. Quería una salida porque tenía ganas de jugar. Mi agente me comentó la posibilidad y al principio no le di mucha importancia, pero después me llamó el entrenador del BK Inter de Bratislava y me comentó el proyecto armado que tenía conmigo, ya que le gusta desarrollar jugadores. Me cautivó la manera en la que me presentó la idea y espero que sea una buena experiencia para poder plasmar todo lo que entrené este año. Estoy feliz y tengo ganas de poder hacerlo bien. 

- Si armás un paralelismo de la forma en la que llegaste a España y cómo te vas, mejoraste muchísimo en todos los aspectos. Desde ese punto, ¿qué podés aportarle al BK Inter de Bratislava? 

. Si hay algo que aprendí con los entrenadores del Baskonia es a controlar el ritmo de juego. También vi muchos videos de Facundo Campazzo y de Sergio Rodríguez, entre otros. Además, tuve la suerte de entrenar con Luca Vildoza. Me gustaría ser de esa manera, completo y con la capacidad de poder tirar, y de producir lanzamientos para mí y mis compañeros. Además, generar unión entre todos.  

- Te tocó estar en dos equipos grandes como San Lorenzo y Baskonia, ¿qué diferencias viste entre ambos en cuanto a la manera de trabajar?  

. Los dos equipos trabajan de manera similar. Cuando yo estaba en San Lorenzo el entrenador era Julio Lamas, por lo que su manera de hacer las cosas, al haber tenido experiencias previas en España, era parecida a la que poseen acá. La diferencia que noto es con respecto a la infraestructura. Por ejemplo, terminan las prácticas y algunos se van a una cancha a practicar pases, otros a otra a mejorar lanzamientos y, si te sentís mal físicamente, tenés la sala de fisio. Pero son cosas que maneja el Baskonia por una cuestión de lugar y dinero. Después, obviamente, el nivel del juego y la calidad de los jugadores.  

-¿Qué fue lo que más te costó adentro de la cancha?  

. El ritmo. Al principio me costaba mucho tomar decisiones rápidas y eficaces. Pero una vez que vas teniendo fluidez y puliendo cosas, tu mente empieza a actuar más rápido. Hablando con el entrenador, me dijo que estaba muy contento con lo que venía realizando porque me adapté muy rápido a la situación.  

- También te tocó compartir viajes y concentraciones con el primer equipo, ¿cómo fue esa experiencia?  

. Te hago una comparación. Cuando estaba en San Lorenzo no tenía mucho contacto con el primer equipo porque era muy chico, no era una relación tan fina. En cambio, acá conecté mucho con diferentes jugadores y los viajes, cuestiones de grupo y concentraciones eran muy amenos. La pasé muy bien en mi tiempo en Baskonia 

-¿Te vas con la idea de volver por la revancha? 

. Sí, siento que no pude explotar como jugador, quizás por falta de oportunidades o porque ellos creían que no estaba preparado. Lo tomo como una motivación. ¿Quién te dice? Capaz de acá a cuatro años me encuentro mejor que ahora y me dan otra chance. Sin embargo, esas cosas me las guardo y las uso como motor.  

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X