NBA

Las razones detrás del primer retiro de Michael Jordan

10:08 06/10/2020 | Hace exactamente 27 años, el exescolta puso en estado de shock a la competencia estadounidense. Lo hizo por cuestiones muy específicas.

Foto: NBA

Hace exactamente 27 años, la NBA se encontraba con una de las noticias más impactantes que vivió en su historia: Michael Jordan, el líder de los Chicago Bulls que habían ganado tres títulos entre 1991 y 1993 y la gran superestrella de la competencia, anunciaba su retiro oficial del básquet. Fue el primero de los tres que protagonizó y probablemente el menos esperado. Sin embargo, para él fue la causa del éxito posterior.

"¿Cuando miras hacia atrás, alguna vez te arrepientes de haberte retirado en 1993?", le consultó cierta vez el periodista Michael Wilbon. Jordan, totalmente decidido, contestó sin pensarlo dos veces: "No, jamás lo hago. Creo que, en ese momento de mi vida, necesitaba ese descanso porque había perdido el deseo por lo que representaba el juego". Según el seis veces campeón de la liga, sin pasión no había nada.

MJ también explicó que una de las causas de su primera partida fue el hecho de que lo extradeportivo se había metido en su mundo para quedarse: "Se había vuelto muy comercial para mi. Era genial aparecer en las cajas de Wheaties, en las botellas de Gatorade y cosas de esa naturaleza, pero mi pasión por el juego estaba perdida. No agotada, porque todavía tenía un fuerte amor por el básquet. Estaba perdido en la mezcla de muchas cosas alrededor del juego".

¿Qué lo salvó? El cinco veces MVP de la temporada regular lo tiene claro: "Lo que el béisbol hizo por mi fue llevarme de nuevo a las bases. A lo mucho que yo amaba el juego, a lo genuino que era todo aquello. Jugar con esos muchachos en las Liga Menores es algo que no cambiaría nunca, porque volvió a inculcarme esos valores que había tenido cuando era apenas un niño", sentenció en la misma entrevista.

El atleta retornó en 1995 y se hizo nuevamente con el dominio de la NBA: con él como máximo referente, la franquicia de la Ciudad del Viento volvió a ganar tres campeonatos consecutivos entre 1996 y 1998 y Jordan agigantó aun más su leyenda, esa que para muchos lo convierte en el jugador más grande de todos los tiempos. Nada de eso hubiera sido posible sin ese descanso que lo hizo volver a la esencia del deporte.

 

Compartir

 



X