Liga Argentina 2019/20

Liga Argentina: ganaron Unión, Ameghino, Rocamora, Petrolero y Racing

01:00 16/01/2020 | Un repaso por el resultado y la crónica de los cinco compromisos que se disputaron por una nueva fecha del torneo de ascenso.

Alloatti antes de lanzar (Foto: La Liga Contenidos)

Ameghino 103 - Deportivo Norte 83 

(Prensa Ameghino) 

Si bien la visita comenzó marcando los primeros puntos y, por ende, sacando la primera diferencia, el León fue el dueño del primer cuarto. Matías Martínez comenzó a mostrarse como la vía de gol más importante, ante un Deportivo Norte que encontró espacios bajo el aro. La chicharra final encontró el tablero en 25 a 21 para los locales. 

Con un parcial de 7 a 2 los dirigidos por Pablo Castro estiraron la diferencia en el segundo cuarto. Pero Deportivo Norte reaccionó con un 5 a 0 que lo devolvió al juego. Por momentos, el León dominó a su gusto, y pudo contener a un rival que intentó reaccionar sobre el cierre, pero que fue bien contenido gracias a triples de Juan Abeiro y Mateo Beigier. El cierre fue 50-42. 

El tercer cuarto fue para la visita, que en un contexto de mucha paridad consiguió un mejor cierre para acortar la brecha a solo 3 puntos (66-63). Durante ese periodo ambos mostraron un juego más desprolijo y bajo goleo. 

El mérito del León fue haber podido cambiar rápidamente el chip para adueñarse del último cuarto. Con un temible Abel Aristimuño, que anotó triples claves, Ameghino terminó superando por una amplia diferencia a su rival. 

Al final, fue por 103 a 83 con un equipo juvenil en cancha en los últimos minutos que mostró que también está a la altura de las circunstancias. El León no solo cortó una racha de tres caídas seguidas en su primer encuentro del 2020, sino que además le rompió el invicto que traía en le segunda fase (cinco al hilo) a su rival. 

Unión 81 - Barrio Parque 69 

(Prensa Unión) 

Unión superó a Barrio Parque este miércoles por la noche y extendió su invicto de local. De local en el Malvicino, el Tatengue se llevó un gran encuentro por 81-69, de la mano de un dinámico juego que le permitió controlar la historia durante la primera mitad y sostenerse durante el complemento. 

Pablo Osores fue la máxima figura del equipo con 24 unidades, además de contabilizar 10 rebotes. Otro de los grandes referentes que tuvo el equipo santafesino fue Pablo Martínez, que firmó una planilla con 19 puntos, 12 rebotes y 4 asistencias. 

Por el lado de Barrio Parque, lo mejor pasó por Jonatan Basualdo con 14 unidades y 7 rebotes. A su vez, Santiago Ferreyra también tuvo una contribución interesante en el Verde del Sur con 13 tantos, 4 rebotes y 2 asistencias. 

Rocamora 83 - Central Entrerriano 65  

(Prensa Rocamora) 

En una noche calurosa y con mucha humedad dentro del estadio Paccagnella, Tomás de Rocamora consiguió una muy buena victoria ante un Central Entrerriano que no fue el de otras noches y solo pudo mostrar su mejor versión en el tercer tiempo para remontar una desventaja que llegó a ser de 19 puntos y meterse en partido. Lo bueno del equipo de Juan Manuel Varas fue que en esos momentos de zozobra no perdió la cabeza, trató de seguir haciendo lo suyo y el último cuarto lo definió con justicia.  

El partido arrancó con goleo pobre, bastante intensidad, pero escasa efectividad. Con Kily Romero liderando las ofensivas el Rojo picó en punta, Central tuvo que correr de atrás hasta que pudo ponerse 7-8. Fue la única vez que pudo estar adelante en todo el primer tiempo. Con Araujo viniendo bien desde el banco –metió un triple en el primer tiro al aro- el local fue alejándose de a poco y cerró el primer parcial 16-12.  

Mariano Panizza ya había utilizado un tiempo muerto en el primer cuarto y debió gastar otro avanzado el segundo porque su equipo no hacía pie en cancha (28-15), y no solo por la humedad del parqué. Rocamora siguió mejor y con un doble de Araujo cerró un parcial 14-0 que dejó el tablero 32-15 para sorpresa del muy buen número de hinchas que acompañó al Rojinegro. Después de estar 19 abajo (38-19) lo mejor que le podía pasar a la visita era que se terminara el primer tiempo. Y se fueron a descansar 38-21.  

El partido quedó con dos escenarios posibles para el segundo tiempo: Central Entrerriano corregía muchas cosas y se metía en partido o Rocamora aceleraba un poco más y el último cuarto era decorativo. Y se dio el primero. Central salió a vender cara la derrota, Córdoba se despachó con dos bombazos y más tarde se sumó Díaz por la misma vía. De buenas a primeras el tablero estaba 39-33 con muchos hinchas del Rojo mirando hacia arriba, abajo y para los costados. Eso hizo que Araujo tuviera que volver a escena quizá antes de lo planeado teniendo en cuenta que hacía poco más de dos meses que no jugaba. La vuelta del capitán ayudó, más buenas labores de Más Delfino y Helman.  

Rocamora logró salir del embate visitante y se fue arriba 59-48 de cara al último cuarto. Una diferencia exigua en un juego ante un rival de mucha jerarquía como el de Gualeguaychú. Empezó el último tramo y Rocamora logró sostener esa ventaja de 11 puntos hasta que Jelks la estiró a 14 con un triple. A partir de ahí comenzó un tremendo repertorio del extranjero del Rojo, anotando en la pintura y sacando muchas faltas.  

Central volvió a quedar lejos, solo las individualidades de Davenport lo ayudaron a seguir con vida por un rato. Rocamora se dio cuenta que lo tenía controlado y jugó con la desesperación de su rival. Lo liquidó sin problemas y se terminó quedando con un triunfo justo y valioso ya que ahora deberá encarar una gira por el sur de tres encuentros. 

Racing 82 - Del Progreso 68 

(Prensa Racing) 

Anoche en el Estadio “Oscar y Alfredo Barca” de Chivilcoy, Racing jugó su primer partido como local por la Liga Argentina en este 2020, y lo hizo ante Del Progreso de General Roca, al cual superó por 82-68, en un juego que logró revertir luego de un mal arranque, y que supo cerrar de la mejor manera para establecer una diferencia tranquilizadora. 

Lo mejor de Racing pasó por Matías Aristu (18), Santiago Barrales (14+8+3), Joshua Morris (14+6), Rodrigo Acuña (12+4) y Alejo Barrales (6+9 asistencias); mientras que, por el lado visitante, los máximos exponentes fueron Carlos Báez (15+11) y Blake Marquardt (15). Racing ahora tendrá una semana de descanso, ya que volverá a jugar nuevamente recién el miércoles de la semana próxima, y lo hará otra vez como local en el Estadio “Oscar y Alfredo Barca”, recibiendo en este caso a Quilmes de Mar del Plata. 

En cuanto al partido de anoche, las primeras acciones mostraron un trabajo prolijo del visitante que, a través de Carlos Báez definiendo mucho las jugadas de pick and roll para sacar la primera ventaja para Del Progreso (8-2); sin embargo, Racing lentamente fue acomodando mejor su defensa y encontró puntos en los bombazos (tres triples) para pasar al frente por primera vez (19-16) cuando faltaban 3m20s. En el cierre, el equipo de Chivilcoy aprovechó mejor el juego profundo definiendo bajo el canasto, con Matías Aristu como líder anotador, y logró revertir completamente el trámite quedando arriba por 25-18. 

Con respecto al segundo período, Joshua Morris arrancó encendido con un par de conversiones y estiró la brecha a dos cifras; además, Racing defendió muy bien (dos pérdidas por 24 segundos en el rival) y Matías Aristu clavó su segunda bomba. En Del Progreso volvió Carlos Báez y un par de bombas consecutivas (Federico Grenni y Rodrigo Lavezzari) para achicar la diferencia y por momentos ponerse a 9; a partir de allí, el encuentro ganó en paridad y equilibrio, donde el local tuvo un buen pasaje ofensivo de Bruno Pallotti, y la visita siguió castigando con Carlos Báez en el juego interno. De todas maneras, Racing consiguió sostener la ventaja y se fue a los vestuarios ganando por 46-36. 

En cuanto al tercer cuarto, el equipo de Chivilcoy arrancó dominando el juego interno con Joshua Morris y Santiago Barrales, quienes se combinaron para marcar 8 puntos, pero del otro lado, Blake Marquardt calentó la mano y clavó tres bombazos consecutivos, además de buenas acciones de Juan Bautista Mársico. Del Progreso achicó y se puso a solamente 6 puntos (57-51), obligando a Diego D’Ambrosio a pedir minuto; sin embargo, no hubo mejoría la visita continuó jugando mejor. En el tramo final, Blake Marquardt clavó una nueva bomba (la cuarta en el período) y le puso pimienta al juego, que llegó a los últimos 10 minutos con el triunfo de Racing por 61-58, con un parcial ganado por la visita. 

Con respecto al último período, los primeros instantes fueron de mucho equilibrio y bajos porcentajes, hasta que Rodrigo Acuña tuvo su momento (6 puntos seguidos) y el equipo de Chivilcoy logró cierta tranquilidad; de todas maneras, Del Progreso nunca se entregó, siguió peleando y con un “parcialito” de 5-0, se puso nuevamente en carrera: 73-68 con 3 minutos por jugar. Hasta allí llegó el esfuerzo visitante, ya que Racing lo cerró de la mejor manera, no sólo asegurando la victoria (la quinta en fila), sino que, además, estiró la brecha hasta una cifra importante, ganando finalmente por 82-68. 

Petrolero 88 - Depo Viedma 82 

(Prensa Petrolero) 

Petrolero levantó un inolvidable partido, consiguiendo un resonante triunfo ante Deportivo Viedma en el Municipal de Cutral . Fue 88-82, luego de empatar en 72 y con un Matías Barberis colosal. El Matador, que llegó a perder por 17 (30-13 en el comienzo del segundo), fue pura garra y alcanzó los 19 puntos en Conferencia Sur de la Liga Argentina. 

El sábado, el equipo de Patricio Denegri había levantado una diferencia de 24 puntos en Roca, ante Del Progreso. Ahora repitió ante su gente y el público se emocionó. Barberis quebró el partido en el tiempo extra con una tapa y un triple en la misma jugada. Sin Rod Goncalves (esguince de tobillo), el local dio ventajas y empezó muy mal, pero apeló a su coraje para dar vuelta la historia y llegar a ocho victorias al hilo en su cancha. 

El Matador no pudo hacer pie en el arranque del juego. Sin el extranjero, Pato Denegri le buscó la vuelta, metió retoques de manera constante pero las soluciones nunca llegaron. Es que el quinteto rionegrino es de los mejores de la categoría y lo demostró desde el minuto cero. 

Con muy buenas selecciones en ofensiva (cuatro de los cinco titulares anotaron en los primeros seis minutos), la visita no tardó en despegarse (18-4) y a partir de ahí manejó las acciones. Máximo Vélez cortó la sequía, Matías Barberis entró bien (5 puntos) y así el local pudo cerrar a 10. 

Sin embargo, cuando volvió la acción, Viedma metió un parcial de 7-0 y otra vez se acomodó en el partido. Cuatro tantos al hilo de Valentín Garello le abrieron paso a la ilusión, Petro marchó a vestuarios demasiado atrás en el marcador (30-45) y sin poder controlar a Diego Pena García ni Kenneth Jones (10 de cada uno). 

El Matador salió a jugárselo todo en el reinicio. Con el antecedente fresco de haber levantado 24 puntos ante Del Progreso, fue por la heroica y tuvo su premio. Le costó unos minutos, porque el Depo manejó la diferencia, pero cuatro puntos seguidos de Santi Frola, por fin pudieron achicar la ventaja a un dígito (50-41). 

Alentado por su público, los de Denegri siguieron intensos y, de repente, el tablero marcó 51-53. A puro empuje, con puntos del juvenil Juan Larraza y un oportuno triple de Machuca. 

Con ese categórico 21-9 el Matador se metió definitivamente en partido y el último parcial estuvo para cualquiera. Pasó de todo, se alternaron la ventaja en el marcador y los dos se mostraron afectados por los nervios lógicos de la situación. 

En un momento, Viedma sacó cinco (68-63) y pareció que inclinaba la balanza a su favor, pero otra vez Petrolero empujó y llegó a la paridad. Una antideportiva de Pedro Franco le dio una gran chance a Petro, Machuca anotó los dos libres pero después la ofensiva no funcionó y ahí se encaminaron al tiempo extra. 

 

La historia arrancó pareja, hasta que apareció Barberis. Primero con una tremenda tapa a Mariani, seguida por una ofensiva rápida y un triple para poner el partido 77-74. A partir de ahí, el Matador nunca dejó la delantera en el marcador, se contagió del momento positivo y edificó un gran triunfo. Muy ajustado, pero ganó el primero de los cuatro partidos en casa. 

Compartir

 



X