Europa

Los italianos y franceses le soltaron la mano a la Euroliga

18:38 16/01/2016 | Los clubes de dichos países, con excepción del Milano, anunciaron que no participarán del certamen y que en su lugar, jugarán el torneo de FIBA.

El conflicto entre FIBA y la Euroliga continúa. El foco del problema tiene que ver con la captación de equipos de parte de ambos sectores, para sus respectivos torneos: la Euroliga y su tradicional certamen y FIBA, con su nueva Champions League.

El capítulo más reciente al respecto, tiene que ver con el anuncio de las ligas de Italia y Francia de que no formarán parte ni de la Euroliga ni de la Eurocopa a futuro, y en cambio estarán participando en la Champions League.

Sin embargo, un equipo italiano como el Milano, ya tiene contrato firmado con la Euroliga por 10 años, por lo que seguramente serán la excepción a esa regla. El resto de los italianos y franceses, irán para el lado de FIBA.

Francia hace tiempo se creía que tomaría el lado del organismo madre del básquet internacional (le dieron el Eurobasket 2015), mientras que lo de Italia es lógico si tenemos en cuenta su probable asignación para organizar uno de los Repechajes Preolímpicos (lo haría junto a Filipinas y Serbia).

Alemania y Rusia (a excepción del CSKA), son otras competencias domésticas importantes que se espera alimenten a la Champions League, como así también otros conjuntos de nombre a nivel continental como el Unicaja Málaga, el AEK Atenas o el Galatasaray, quienes se han quedado sin licencia de Euroliga.

La principal diferencia que presenta FIBA, es la clasificación. Mientras que la Euroliga ha firmado contratos con 11 clubes por 10 años, ellos sostienen que a la Champions League se clasificará por méritos deportivos, es decir, según la tabla de posiciones de cada temporada.

"Decidimos que los clubes clasifiquen estríctamente por mérito deportivo", declaró a un medio alemán Kamil Novak, Director Ejecutivo de FIBA Europa. "El feedback con los clubes demuestra un fuerte interés por ese sistema. Todos los clubes europeos deberían poder tener el sueño de jugar una competencia continental y participar de ella a través de una clasificación deportiva. Y si un equipo de elite termina sexto en una temporada, no participarán ese año".

 

Etiquetado como:

Compartir

 



X