NBA 2017/18

Los Warriors arrancaron con un tropezón: caída en casa ante Houston

10:18 18/10/2017 | Fue un partidazo, inmejorable para la doble jornada inicial de la NBA de la temporada 2017/18. Lo tuvo todo, incluido un doble anulado a Durant en el cierre.

Harden contra Green

La NBA siempre pone especial énfasis en arrancar la temporada con dos buenos partidos, pero lo de anoche fue un exceso. Por un lado, el duelo más esperado, entre LeBron James y Kyrie Irving. Por el otro, el choque de dos colosos del Oeste: Golden State y Houston. Les salió perfecto, como un guión de cine.

El comienzo para los campeones no fue tan desastroso como el del año pasado (100-129 vs San Antonio), pero otra vez terminó con derrota, 121-122 ante los Rockets. Quizá, hasta un buen augurio. Los Warriors dominaron el tanteador durante gran parte del juego, llegando a tener una ventaja de 16 puntos en el tercer cuarto (82-66), pero no pudieron sobreponerse a la salida de Draymond Green por una molestia ni a la agresividad de los Rockets en los 12 minutos de cierre.

Allí, Houston empezó con un 9-0 que lo puso en partido, ante un Golden State que ya no tenía la misma intensidad del principio y que quizá se confió demasiado. Así y todo, lo ganaba 118-112 a 4 del final, y 121-118 con menos de 2 en el reloj, luego de un triplazo de Ariza para ponerse a 1 clave en el aspecto emocional de la visita.

Harden, autor de 27 puntos y 10 asistencias, achicó de nuevo la diferencia a 1, los Warriors cometieron varios errores seguidos, Tucker puso al frente a Houston 122-121 a 44 segundos del final y Curry falló el triple para retomar la ventaja. El cierre fue de película. Tras el tiro de Curry, la pelota quedó boyando hasta que la tomó Durant, lanzando y anotando con la luz roja prendiéndose al mismo tiempo.

Los Warriors festejaron unos segundos, hasta que los árbitros, con mucha velocidad, chequearon la jugada y quedó clarito que la pelota estaba en manos de KD cuando la luz se prendía. Victoria de Houston y a otra cosa. No fue tan bueno el debut de Chris Paul: 4 puntos, 11 asistencias, 8 rebotes, aunque sí una buena señal en cuanto a su voracidad por absorber ofensiva: apenas tomó 9 tiros. Además de Harden, la rompieron Gordon (24) y Tucker (20). En los Warriors, flojo Curry (22 y 8/18 de cancha) y excelente Nick Young (23).

Compartir

 



X