NBA

Manu Ginóbili y la falsa sensación de su rol como sexto hombre

16:31 02/08/2020 | Desde 2003 hasta 2011 el bahiense titularizó en 334 de los 564 partidos de San Antonio Spurs. Un informe que lo engrandece aún más.

Ginóbili jugó en San Antonio durante toda su carrera NBA (Foto: NBA)

El experimento del Gato de Schrödinger consiste en un sistema en el que se pone a un gato en una caja en el que se encuentran un envase con veneno, una herramienta que detecta radiación y un dispositivo con una partícula radiactiva. Hay un 50% de chances de que el felino muera por culpa de la poción y un 50% de que sobreviva. Luego de eso el féretro se cierra y lo que pasa dentro escapa a nuestros ojos, de manera tal que existen dos realidades al mismo tiempo.  

Algo parecido ocurre con la percepción de observar a Manu Ginóbili como sexto hombre durante sus 16 temporadas en la NBA. En San Antonio Spurs se creó la idea de que el argentino siempre ocupó ese rol, pero lejos está de ser el único que desempeñó en los años que pasó en el estado de Texas. 

Por ejemplo, desde 2003 hasta 2011 el bahiense titularizó en 334 de los 564 partidos de San Antonio Spurs. En ese lapso el conjunto de Gregg Popovich consiguió tres anillos y Manu, a excepción de su primera temporada, la 2002/03, nunca promedió menos de diez puntos. Además, el argentino fue titular en la mayoría de los juegos en los que la NBA lo seleccionó para el All-Star Game, ya que en la 2004/05 entró desde el inicio en los 74 encuentros jugados en la regular y en la 2010/11 en 79 de los 80.  

Luego de esa temporada todo cambió y Manu, quien ya era todo un veterano, asumió el rol de sexto hombre a tiempo completo. Tal es así que desde la 2011/12 hasta la 2017/18, el escolta apenas fue titular en diez de los 424 partidos en los que participó. Allí también los suyos consiguieron otro anillo, cuando se consagraron campeones en 2014.  

El experimento del Gato de Schrödinger demostraba que dos realidades convivían a la vez y Manu Ginóbili como sexto hombre produjo un efecto similar. Quizás la historia lo recuerde con ese rol, pero fue mucho más que eso. Activo, trabajador, solidario y compañero, haciendo lo que los suyos demanden sin pedir nada a cambio. Saltaba al campo y estaba listo. Quien pudiera ser como él. Quien pudiera ser él. 

 

Fuente: Basketball Reference 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X