NBA 2017/18

Manu: "Queríamos ganar uno y lo hicimos; ahora, ¿por qué no buscar otro?"

20:17 22/04/2018 | Ginóbili dio una nueva muestra de su espíritu competitivo, no solo dentro de la cancha, sino también en la conferencia; la palabra del 20 de los Spurs.

San Antonio derrotó 103-90 a Golden State Warriors y logró estirar la serie a un quinto juego, que se llevará a cabo el martes en horario a las 23:30. Los texanos dejaron la piel en cada posesión y lograron superar a un equipo con mil variantes, con base en una defensa muy intensa y una gran efectividad desde el tiro de tres puntos (53, 6 por ciento). Aldridge, como siempre, fue vital para el equipo gracias a sus 22 puntos y 10 rebotes. 
 
Sin embargo, la figura fue el argentino Emanuel Ginóbili, como consecuencia de un aporte global: 16 puntos, 5 asistencias, 3 rebotes y un corazón enorme, en 25 minutos en cancha. El 20 de los Spurs se cargó el equipo al hombro en los minutos finales y, con tres canastas decisivas, fue quien selló el triunfo. Fue el designado para hablar en conferencia de prensa tras el partido y lo primero que hizo fue analizar la victoria: “Fue un partido muy intenso, en el que jugamos dejando todo, como cuando uno ya no tiene nada más que perder. Entonces jugamos con mayor agresividad y también entraron más tiros. Así y todo, por momentos enfrentamos cierta adversidad, porque son increíbles: lo que hizo Durant en varios pasajes, fue asombroso. Pero fue muy lindo ver al equipo reaccionar de esa manera, competir de esa forma. Lo disfruté mucho, creo que todo el equipo lo disfrutó mucho”. 
 
Como dijimos anteriormente, la buena efectividad desde el triple fue uno de los grandes factores. Manu metió tres de cinco y también opinó al respecto: “No somos terribles tiradores. Es cierto, no somos el equipo más certero de la Liga, pero tampoco somos tan malos como para tirar un 20 por ciento en un juego. Nuestro presente está lleno de altibajos y esta noche estuvimos muy bien de cara al aro, con un 53,6 por ciento de tres (15/28). No pasa seguido, hoy sucedió y lo tomamos. Trataremos de mantener esa tendencia para el siguiente juego. No hay mucho más que hacer, tratamos de encontrar tiros abiertos y al jugador mejor ubicado; esta noche lo hicimos”.
 
En los minutos finales del partido se golpeó la rodilla contra la de un rival, en una jugada que en un principio generó preocupación. Finalmente pudo continuar en cancha, pero igualmente siente dolor: “Es una contusión tras un golpe como el que he tenido miles de veces a lo largo de mi carrera. Quizás mañana duela un poco y veremos cuán malo o no será, en vistas al próximo partido. Fue un poco más arriba de la rodilla”.
 
En el último cuarto los Warriors empezaron a carburar en ataque, sobre todo gracias a la preponderancia de Kevin Durant, que terminó siendo el goleador, con 34 puntos. Sin embargo, pese a las dificultades, lo Spurs se mantuvieron firmes y concentrados hasta el final: “Estábamos en un momento de desesperación en el sentido en el que no había un mañana y uno deja todo en la cancha. A veces pasa que los tiros terminan entrenando y a veces no. Hoy se dio así, tanto yo como Kyle Anderson, Dejounte Murray y LaMarcus Aldridge. Es bueno sentirlo, vivirlo, ver a la gente tan metida en el juego. Necesitábamos ganar uno, queríamos ganar uno y ya lo hicimos. Ahora, ¿por qué no buscar otro? Esa es la mentalidad”.
 

Compartir

 



X