La Liga 2016/17

Quilmes se adueñó del clásico marplatense: 78-61 ante Peñarol

23:54 03/03/2017 | El Cervecero finalmente se quedó con la victoria y la felicidad en el clásico marplatense. Eric Flor fue el goleador del juego, con 23 puntos.

Con 23 puntos, Eric Flor fue la figura del partido (foto: La Liga Contenidos)

POSICIONES
RESULTADOS
ESTADISTICAS
CALENDARIO
EQUIPOS
NOTICIAS

 

Quilmes 78 - Peñarol 61

Quilmes volvió a darse el gran gusto ante Peñarol / 0223

 

Quilmes salió al campo mejor parado que su rival, y rápidamente sacó una ventaja de 5-0 en base a su defensa y contragolpe, con Basualdo dañando en la pintura. Peñarol comenzó trabado en ataque, forzado, con pérdidas y sufriendo robos que su rival le cobró con puntos. Luego de un triple de Clark (12-6), el elenco de Richotti mejoró unos minutos con la defensa de Diez y se acercó (12-11) con un gran doble de Pettigrew.
 
Pero desde entonces, en los 4 minutos finales, fue un festival del Cervecero. Defendió, obnubiló a un Peñarol que no encontró respuestas en sus extranjeros, y logró un parcial apabullante de 16-1, corriendo la cancha con la determinación de Flor para encarar el aro y con la dupla Vildoza-Eslava (7 puntos, había ingresado por las dos faltas de Basualdo) haciendo estragos. Así, cerró el primer “chico” por 28 a 12.
 
En el segundo cuarto, el conjunto de Bianchelli ya no dominó como al principio. Peñarol logró frenar los daños que su rival le generaba en la pintura y enlazó un parcial de 10-0, con triples de Reed y Figueroa para achicar el marcador (32-24). Pero la visita, en un primer tiempo de 9 pérdidas contra solo 3 de su rival, dejó escapar rápido ese esfuerzo. Una penetración de Sansimoni y un robo de Clark que generó el minuto de Richotti devolvieron la tranquilidad al local. Vildoza, con un triplazo desde lejos, acentuó ese momento (39-26). El retorno de Acuña y el buen ingreso de Giorgetti volvieron a poner a tiro al Milrayitas. Pero Quilmes, pese a que atacó forzado y con baja efectividad (Ruiz, 0/5 en tiros de campo, por caso), logró irse al descanso con un 41-31 algo más tranquilizador.
 
En la reanudación, Peñarol continuó con problemas para tener fluidez en ataque. Estuvo casi 3 minutos y medio sin anotar, con 0/7 en tiros de cancha. Quilmes tampoco se lució pero con Robinson sacando un doble-falta y un triple tras buena movida de pelota, estiró su ventaja en la mitad del parcial (47-33).
 
En ese contexto, el Milrayitas plantó mejor su defensa. Figueroa llegó a las 4 faltas y el pibe Juan Ignacio Marcos asumió la base. Con un buen pasaje de Pettigrew y un triple de Giorgetti limó la diferencia a -6 (51-45, a 2m21s del final). Y con el retorno de un Vildoza que extrañó, cerró con un parcial de 5-0 otra vez renovador (56-45).
 
Peñarol siguió corriendo de atrás, en busca de ponerse verdaderamente en juego. Y en tres minutos y medio lo consiguió desde el marcador (59-52), con arrestos de Pettigrew y un buen triple de Giorgetti. Pero era todo forzado lo del Milrayitas, dependiendo de sus individualidades. 
 
Quilmes, más equipo, siempre encontró soluciones. Y respondió rápido con la fórmula del inicio, buscando a Basualdo y culminando con un golón de Eric Flor un parcial de 8 a 0 (69-52). El exSan Lorenzo, goleador de la noche, fue determinante para liquidar el partido con diez puntos (dos triples) y dejar delirando al pueblo Cervecero.

Compartir

 



X