Finales LNB

Quimsa y una defensa gigante se llevaron el J1: 70-54

00:01 03/07/2015 | La Fusión arrancó tremenda las finales, con una enorme defensa y fantásticos Battle y Aguirre. Gimnasia, eclipsado, buscó reaccionar pero no alcanzó.

Robert Battle, de gigantísima tarea defensiva, ganó el primer round del interesante duelo que tendrá con Sam Clancy. (Foto: Ligate Una Foto).

FINALES LNB 2014/15

QUIMSA (1) vs. GIMNASIA (0)
. Juego 1: Quimsa 70 - Gimnasia 54 (1-0)
 

Quimsa 70 - Gimnasia Indalo 54

 

Quimsa se quedó con el primer punto de las finales de la Liga Nacional después de vencer a Gimnasia por 70-54. La apertura de la serie fue toda para el equipo santiagueño, que de local en el Ciudad se quedó con un partido fantástico donde tuvo un inicio demoledor y así logró adelantarse en la llave. Lo mejor de la noche estuvo en las manos de Robert Battle (14 puntos y 12 rebotes), aunque la tarea de Nicolás Aguirre también fue importante (12 unidades y 5 asistencias).

 

Quimsa supo elaborar una defensa enorme en el primer tiempo. Permitiendo que su rival le anote solamente 19 unidades, los veinte minutos iniciales de los santiagueños fueron certeros y la brecha máxima de ventaja que llegó a tener el equipo de Silvio Santander fue de veintidós (43-21). Battle fue decisivo en la defensa dentro de la pintura, mientras que Aguirre presionó mucho la bola y de manera colectiva se logró incomodar el ataque Gimnasia. Por su parte, los comodorenses lograron recuperarse después de un mal primer tiempo reaccionando en el cierre del tercer parcial, y aunque Nicolás De Los Santos fue de lo mejor que tuvo la visita (14 puntos) no terminó alcanzando para hacer sonreír al equipo chubutense.

 

Después de algunas imprecisiones por parte de ambos en el inicio, Sam Clancy abrió el marcador para Gimnasia pero rápidamente Diego García empardó el score y guió a Quimsa a tomar la delantera (4-2). Gimnasia distribuyó bien el juego, utilizó el pase extra y desde ahí logró lastimar. De todas formas, desde el arranque el duelo de Robert Battle contra Clancy comenzó acaparando la atención.

 

La conducción de Aguirre comenzó a ser el factor desequilibrante en el partido. Después del inicio dubitativo, con muchos nervios, Quimsa encontró serenidad y se apoyó en una defensa muy agresiva (tremenda presión sobre Gimnasia cuando tenía la posesión) para escaparse. El MVP de la temporada fue la pieza clave, pero García, Battle y Sebastián Vega también ayudaron en ese despegue: en un abrir y cerrar de ojos el local pasó a ganarlo 15-7, muy suelto.

 

Gimnasia recuperó un poco de aire y gol cerca del final del parcial, pero la intensidad de Quimsa fue demasiado asfixiante y la diferencia se notó demasiado rápido. La Fusión dominó en la pintura con un Battle determinante en defensa, y justamente esa oposición para que Gimnasia no juegue suelto en ataque fue la gran clave. Elaborando todo desde atrás, los santiagueños cerraron el primer capítulo 21-11 arriba y pisaron fuerte en el inicio.

 

Las pérdidas en Gimnasia sin dudas fueron un gran dolor de cabeza (seis en el primer periodo), aunque mucho de ello fue gracias a la tremenda tarea de un Quimsa dominante. No solo Battle y Aguirre fueron claves, sino que también ayudaron mucho dos grandes elementos como Chaz Crawford y Leonardo Mainoldi. La Fusión, con muchísimo criterio, eclipsó en demasía a un Gimnasia que solo anotó un punto en más de cinco minutos del segundo periodo.

 

Gonzalo García buscó variantes en el banco pero no las encontró, incluso arriesgando en mandar a la cancha a un Pablo Orlietti recuperado pero que no jugaba desde el cierre de la fase regular (se perdió playoffs por lesión). Aceitado en el sector defensivo, los santiagueños no se desesperaron y encontraron variantes adelante gracias a la rotación, provocando un 29-12 a falta de cuatro minutos para el descanso largo.

 

Quimsa no aflojó en su defensa y los números no mienten: Gimnasia, que no pudo desequilibrar, tardó 7m35s en anotar su primer tiro de campo en el parcial. Lo hizo de la mano de un triple de Santiago Scala, aunque la realidad es que esa bomba no incomodó a un local que comandó a placer (33-15).

 

Está claro que la defensa fue de lo más importante que tuvo Quimsa (ejemplar el primer tiempo de Battle, con 4 tapones), y ese cuidado le permitió estar muy tranquilo en ataque para encontrar variantes múltiples. Con artistas repartidos (de hecho ningún jugador local alcanzó el doble dígito de puntuación en los primeros minutos), Quimsa se fue al entretiempo ganando por 37-19 para exhibir una autoridad abrumadora.

 

En el tercer periodo Gimnasia intentó ingresar con otra mentalidad y buscó ser más intenso. Sin embargo poco efecto hubo, porque la Fusión siguió siendo dominante e incomodó a los comodorenses cada vez que trataron de lastimar. Así, con la continuidad de un gran trabajo de Battle, Quimsa sacó una máxima de veintidós (43-21) y obligó a Gonzalo García a pedir un tiempo muerto.

 

Después del recálculo, Gimnasia levantó impulsado gracias a un protagonismo interesantísimo de De Los Santos. La visita achicó a 43-30, Quimsa encontró algunas respuestas que empezaron a enfriar esa reacción peligrosa (parcial de 9-0 de Gimnasia para arrimarse) pero Gimnasia siguió levantando.

 

Es cierto que De Los Santos fue el gran creador de esa reacción, pero Gimnasia terminó de confirmar su buen parcial con una mejora en Clancy y otros actores de importante tarea, como Federico Aguerre (acercando buenos puntos) y Diego Guaita (combativo en el juego interior para ayudar a Clancy). Gimnasia se arrimó bastante y entró al último episodio abajo por 51-40.

 

La reacción de Gimnasia siguió buscando continuidad en el tiempo y el hecho de equilibrar esa lucha interior permitió que los comodorenses se acomodaran e ilusionen un poco más. No obstante, el empuje de la visita provocó que Quimsa vuelva a sacar su buena versión de juego, de la mano de Aguirre y manteniendo esa gran variación de puntos que supo sostener en su mejor momento. La Fusión salteó ese momento un tanto incómodo, y con un pasaje que lo colocó 59-43 arriba fue encontrando cada vez más tranquilidad.

 

En ese regreso a sus raíces Quimsa encontró el juego que tanto lo identificó en toda la temporada: circulación del balón, mucha búsqueda del pase extra y encontrar tiros abiertos, algo que permitió que Lucas Pérez estire la brecha a un sólido 62-45 que empezó a definir la historia entrando a los últimos tres minutos del partido.

 

De a poco, Quimsa empezó a definir la historia, Gimnasia se fue quedando en el camino a pesar de la muy valorable reacción que intentó montar y así los santiagueños cerraron el juego con un gran 70-54 que acabó determinándose en los minutos finales. De esta forma, los de Santander se llevaron el primer punto de las finales.

 

 

Planilla del partido.

 

 

Lucas Leiva / [email protected]

En Twitter: @lucassleiva

En Twitter: @basquetplus

 

 

 

 

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.