La Liga Femenina

Rumbo al F4: la identidad y el exquisito repertorio del ADN Lanús

11:44 01/07/2017 | El Granate es otro de los candidatos del Final Four de la Liga Femenina. Jugadoras de jerarquía, variantes, defensa y un equipo que se conoce hace años.

Lanús y un nuevo desafío por delante (foto: Nicolás Matías Braicovich)
Lanús será uno de los animadores más importantes que tendrá el Final Four de la Liga Femenina a desarrollarse este fin de semana en Obras. Por tradición, piezas de jerarquía, una entrenadora enormemente capacitada pero también por ser la combinación perfecta entre calidad y conocimiento. Indiscutible candidato es el Granate, que llega en un momento muy dulce a la definición.
 
¿Cómo llega?
 
Las chicas de Laura Cors vienen de eliminar a Quimsa en cuartos de final, en lo que seguramente fue la serie más pareja de los playoffs. Fue 2-0, con victorias por 71-59 y un tremendo 62-61 de mucho suspenso. Antes venía de cerrar la fase Sur con récord de 9-1 perdiendo únicamente en su quinta presentación del torneo, de local ante Unión Florida (61-51).
 
Pequeños datos
 
 
- Es el segundo equipo con menos promedio de puntos en contra por juego (54.7) por detrás de Unión Florida. A su vez también es el segundo equipo que más rebotes defensivos (33.1) y totales (45.5) toma.
 
-  Tiene la media de goleo a favor más baja de los cuatro integrantes del Final Four (67 puntos por juego), aunque claramente su virtud está en el costado defensivo que marcábamos.
 
- Tiene uno de los juegos interiores más fuertes del torneo, tanto en talento como también en altura (1.84 metros promedian entre las internas más utilizadas en la rotación). Son el equipo más efectivo dentro de la zona pintada (47% de acierto).
 
- Florencia Llorente es la referente ofensiva con 12.7 puntos, además de contabilizar 6.1 rebotes. La ala pivote es escoltada por Natacha Pérez (10.8 puntos, 4.7 rebotes y 1.6 asistencias), Agostina Burani (10.7 unidades, 10.7 rebotes y 2.5 asistencias), Débora González (10 tantos y 2.2 asistencias) y Nadia Flores (6.2 puntos, 3.9 rebotes y 3.1 asistencias).
 
- Es el equipo con la mayor seguidilla de victorias en este Final Four. Lleva 7 victorias consecutivas. No pierde desde el 19 de mayo. ¿Los demás? Berazategui lleva 6, Florida 5 y Obras 2.
 
El análisis
 
 
Lanús es uno de los equipos con identidad más marcada dentro del Final Four. Independientemente de que todos tienen su sello, el Granate quizá es el equipo que más se conoce a través de los años. Incluso las nacionales que llegaron como refuerzo tienen todas el ADN del club. Ugochi llegó como un complemento que se acopló rápido, y todo eso junto con una base que viene trabajando desde hace tiempo crea una química difícil de igualar. En materia de la disponibilidad y actualidad del plantel, Pepo González venía arrastrando un esguince de tobillo izquierdo pero podrá ver acción.
 
"Estamos muy contentas porque cumplimos el primer objetivo. Ya cumplida esa meta todo lo que vanga será un premio al esfuerzo de todo el plantel y club. No se pueden elegir los cruces, para ser campeones hay que ganarle a todos. Son las reglas de juego. Será un lindo desafío", explica Cors en diálogo con el departamento de prensa del club, analizando el momento del equipo.
 
Y Lanús sabe mucho de desafíos. La SuperLiga del año pasado fue el premio a un 2016 de mucho trabajo y sacrificio, similar al de cada año de competencia pero demostrando al afuera una solidez de grupo única, fortalecida con la presencia de Cors en el banco quien conoce a casi la totalidad de las jugadoras por haberlas conducidos desde inferiores. Se combinaron puntos determinantes, con varias jugadoras jóvenes pero referentes (Flores, Pérez, Flor Llorente, Agustina Jordheuil) sumando otras chicas de buena proyección como las hermanas Julieta y Magalí Armesto o Sabrina Rodighero, y tomando como jugadoras franquicia a jugadoras que también nacieron en el club (Burani, Victoria Llorente y Pepo González).
 
En resumen, observar el plantel de Lanús es ver un equipo totalmente identificado al club, desde las raíces de las jugadoras, la estructura y hasta en su juego. Y este juego se ha caracterizado por hacer mucho hincapié en lo defensivo, tal y como siempre lo hicieron los planteles dirigidos por Cors. Lanús es un equipo que apenas permite 54.7 puntos por partido, baja media que logra a través de la presión y el buen balance defensivo que tiene. Sostener esta identidad defensiva junto el juego asociado adelante será fundamental para este fin de semana.
 
 
"Estamos hace días con el scouting, ya trabajamos en cancha con eso. No podemos descuidar a ninguna de sus jugadoras, porque todas tienen gol y capacidad de resolución. Por eso debermos realizar una buena defensa de equipo. Tienen un equipo más largo que el nuestro. No somos los que tenemos la presión, tanto por la localía como por la plantilla", manifestó la entrenadora respecto al rival de este sábado, Obras. "El plan seguramente será realizar un buen trabajo colectivo, dado que son muy fuertes, tienen un banco muy largo. Deberemos jugar bien los cuarenta minutos y estar muy concentradas, por eso trabajamos duro para ganar. Somos concientes que disponemos de un equipo capacitado para vencerlas", añadió Pepo.
 
Si bien contra Obras será un juego durísimo, Lanús ya ha demostrado superar obstáculos a lo largo del torneo. Seguramente a esta instancia habría llegado potenciando más su rico nivel en el juego interior, sin embargo la lamentable lesión de Vicky Llorente le quitó cierto dominio en las alturas. Parecía difícil encontrar un reemplazo tan determinante como la jugadora del Gernika, sin embargo el Granate se movió rápido e inteligentemente firmó la llegada de Pepo González. El resultado fue interesante, porque no perdió peso en la pintura (ya dominada por Burani y Flor Llorente) y abasteció su conducción desde el juego más vertical de Pepo. La base le dio más variantes ya que cuando toma el armado ofrece un juego de características diferentes al de Flores o Magalí Armesto (mucho más creativo).
 
Como decíamos, Lanús se presentará como un equipo con una identidad absolutamente marcada, seguramente de las mejores de esta definición, con alternativas, jugadoras de jerarquía y sin tener puntos flojos en ningún sector del campo. Lanús tiene el ferviente deseo de repetir lo hecho en el cierre del 2016, deberá dar dos pasos sólidos para ello pero claramente ahora tendrá que atravesar la parte más caliente.
 
 
 

Compartir

 



X