Súper 20

San Lorenzo ganó en Bahía pese a sus intermitencias: 70-63

20:23 04/11/2018 | El Ciclón llegó a sacar 20 puntos de ventaja en el cuarto cuarto, pero terminó sufriendo debido a un mal cierre del juego; Meyinsse fue figura.

Foto: @CASLABasquet
Bahía Basket 63 - San Lorenzo 70
 
El inicio del partido fue dominado por el vértigo y en ese panorama Bahía Basket sacó provecho: los de Sepo Ginóbili arrancaron con una intensidad enorme en la defensiva, a partir de la que pudieron correr la cancha y castigar. Además completaron un inicio picante con una superlativa efectividad desde el triple (5/7), que les permitió alejarse 19-10 en siete minutos de juego. Al margen de Meyinsse y de un par de triples de Mata, San Lorenzo mostró cierta dificultad en el ataque estacionado y desorientación ante la feroz propuesta bahiense. Así fue como el primer cuarto culminó 21-16 en favor de los dueños de casa.
La efectividad de Bahía había decaido en el cierre del primer cuarto y esa merma se mantuvo en el arranque del segundo. Por su parte, el equipo de Boedo empezó a encontrar el aro a partir del trabajo en conjunto del Penka Aguirre y de Donald Sims, que metió cinco puntos en una ráfaga para igualar el juego en 23. En el peor momento del local, en el que se había cerrado el aro y el Ciclón había empezado a adueñarse del ritmo del juego, apareció Facundo Corvalán y metió seis puntos en fila. Esa racha volvió a cambiarle la cara a los de Sepo, que sumaron en confianza y volvieron a defender duro, sobre todo en la primera línea. El primer tiempo terminó palo y palo, 33-31 para San Lorenzo a partir de un triple de José Vildoza.
Tras el 5/7 en triples de Bahía se sobrevino un flojísimo 0/8, pese al cual lograron mantenerse a tiro en la primera mitad. Pero la mala racha se mantuvo en el tercero y ya no pudieron ser competitivos. San Lorenzo arrancó el complemento más aplomado que su rival, primero con intensidad defensiva y luego castigando a partir del juego interior. En una ráfaga, un triple de Aguirre y un volcadón de Jerome estamparon el 42-33 del Ciclón en tres minutos de juego. Bahía siguió seco desde el triple y no encontró ninguna respuesta alternativa para frenar el vendaval azulgrana, comandado por un Penka Aguirre brillante. Con el transcurso de los minutos, lo de Gonzalo García aumentaron su volumen de juego asociado y de pases en velocidad, a partir del cual llegaron los tiros cómodos y se hicieron los claros dominadores de las acciones. Con un parcial 23-11 y una defensa notable, entraron al último cuarto con una ventaja 56-42.
La defensa de San Lorenzo le impidió a Bahía la posibilidad de lograr una remontada, pese a que sí hubo una racha positiva de los locales. Los de Boedo se equivocaron en alguna que otra ofensiva, pero igualmente jugaron con traquilidad en el inicio de ese último parcial: con el reloj a su favor, alargando las ofensivas y castigando en los últimos segundos. Un triple de Caio Pacheco -de buen momento- acercó a 12 puntos a los de Sepo Ginóbili (49-61), pero el Ciclón respondió fuerte a partir de Dar Tucker y de Jerome Meyinsse, que aportaron en los dos costados de la cancha. San Lorenzo no tuvo un partido muy lucido, pero cada una de sus indvidualidades apareció en momentos específicos y con eso le alcanzó para ganar 70-63 y poner el 1-0 en la serie. Pese a las limitaciones, los chicos de Bahía Basket no se resignaron nunca y lucharon hasta la última pelota con carácter e ímpetu, lo que les permitió achicar la diferencia a partir de un parcial 14-0 que deja buenas sensaciones para los de Sepo, pese a la derrota.
 
El más destacado del dueño de casa fue Facundo Corvalán (20 puntos y 4 asistencias), mientras que en la visita el goleo estuvo mucho más diversificado; Meyinsse sumó 16 puntos, Aguirre 11 (junto con 7 asistencias y 6 rebotes) y Tucker 12 puntos y 7 rebotes.
 
 
 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.