NBA

T.J. Ford y una broma que quedó en la historia de la NBA

16:39 05/09/2020 | Todos los novatos del Draft de 2003 se juntaron en las instalaciones de práctica de los Knicks. El base de Milwaukee tuvo que usar un llamativo conjunto.

Ford en Bucks (Foto: Clutch Points)

En el Draft 2003 llegaron a la NBA LeBron James, Carmelo Anthony, Dwyane Wade y Chris Bosh, entre otros. Esa camada es considerada una de las más legendarias de la historia y la mayoría de los seleccionados tuvieron grandes carreras. Tal es así que algunos de ellos, como por ejemplo los dos primeros, continúan jugando.  

 

Quizás muchos no se acuerden, pero en el pick ocho de aquel sorteo arribó también T.J. Ford, famoso por su eléctrico juego y su corta estatura (apenas medía 1.83). Lo habían elegido los Bucks y en ese entonces no dominaban la Conferencia Este como en la actualidad. 

 

Lo que sí ya existía era la tradición de los novatos y las bromas que todos ellos debían sufrir. Ford no estuvo exento a ellas y lo tuvo que vivir ni bien abrió sus ojos para vislumbrar que acababa de ser jugador profesional. El armador recordó la historia en una entrevista con James Posey para Basketball News 

 

"Tenés que hacer el programa de transición de novatos. No sé cómo fue para vos, Poz, pero tenían el gimnasio instalado en las instalaciones de práctica de los Knicks. Es donde haces todas las cosas para los medios y los videojuegos y ahí es donde les dieron a todos sus uniformes. Entonces, cuando llegué ahí, eso es lo que los Bucks me habían enviado. Yo estaba como: '¿Qué? ¿Qué querés que haga con esto?'. Me dijeron: 'Eso es todo lo que tenemos. O te los ponés o no obtendrás estas fotos'. Yo dije ya fue, tengo que estar como sea en la colección", recordó Ford. 

 

Pero, ¿qué era lo que le habían dado? ¿Un conjunto gigante? ¿Una camiseta muy chica? Entre risas el base dijo: "Entonces, imaginá la camiseta. ¡La camiseta es del mismo largo que los pantalones cortos! Todavía la tengo. Puede que tenga que hacer un Throwback Thursday. Lo bueno de esto es que fue hace tanto tiempo. Eso fue en 2003. Cada año, cuando estos nuevos muchachos entran a la liga, esa imagen sigue resurgiendo y todos estos niños la ven por primera vez. Me gusta que me reconozcan por esa situación. ¡Eso es lo que quieren mostrarme! Es genial, lo disfruto. Supongo que es algo que quedó en la historia, así que lo tomaré", contó Ford.  

 

La broma quedó en los recuerdos de la NBA para siempre y su calidad como jugador también. Su última experiencia la tuvo en los Spurs en 2012 y luego colgó las zapatillas. Aquel petiso de vincha y actitud para anotar todavía despierta seguidores y, por supuesto, algunas risas. En el buen sentido, está claro. 

 

Y ustedes, ¿se bancarían usar un conjunto así por salir en videojuegos y tarjetas de colección?  

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X