NBA

Isiah Thomas y su plan para unirse a los Chicago Bulls

09:24 15/11/2020 | El histórico exbase de los Detroit Pistons soñaba con jugar en el equipo de su ciudad e intentó arreglar el Draft en el que fue seleccionado.

Isiah Thomas ante los Bulls de Jordan. (Foto: Getty Images)

Isiah Thomas es sinónimo de los Detroit Pistons. Con el emblemático exbase como líder, la franquicia ganó dos campeonatos de forma consecutiva al final de la década de los ochenta y principios de la de los noventa y estableció un estilo polémico pero ganador que los catalogó para siempre como los Bad Boys, principalmente por sus cruces con Michael Jordan. Sin embargo, antes de llegar a la NBA, la idea del perimetral era muy distinta: quería jugar para los Chicago Bulls.

En una entrevista reciente con Shannon Sharpe, Thomas confesó que su intención era hacer lo posible para que la institución de su ciudad lo eligiera en el Draft de 1981: “Mark Aguirre y yo estábamos tratando de manipular el Draft para que ambos pudiéramos llegar a Chicago. Tenían la cuarta elección y también la sexta. Estábamos tratando de bajar hasta ese lugar. Así que, en cada entrevista que hicimos con los equipos superiores, simplemente tratábamos de arruinarlo todo", señaló quien por esos momentos era considerado uno de los mejores prospectos de la NCAA tras su paso por la Universidad de Indiana.

Sin embargo, todo resultó al revés para él: "Cuando me entrevisté en Detroit, tenían a Jack McCloskey (gerente general) y Will Robinson. Cada pregunta que me hacía, respondía mal. Estaba tratando de caer, de hacer que la gente no me quiera. Nunca lo olvidaré. McCloskey me miró y dijo: 'Sé lo que estás haciendo. Solamente quiero que sepas que no va a funcionar. Caes al número dos y te elijo", contó. Fue exactamente lo que sucedió: Mark Aguirre fue seleccionado en la primera posición por los Dallas Mavericks y él en la segunda por los Pistons.

A pesar de que siempre quiso unirse a los Bulls, la historia lo enemistó con Chicago desde que Jordan fue escogido en el puesto tres de la ceremonia de 1984. Sus batallas hicieron que los fanáticos adoptaran a su nueva estrella como el máximo representante y que el hombre que había nacido en los suburbios de la ciudad se convirtiera en el villano. Pero, si el plan maestro de Thomas funcionaba, tal vez pudieran haber sido compañeros.

 

Compartir

 



X