Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
Liga Federal

De Venezuela para el mundo, la historia de Gura García

16:27 07/05/2022 | El base Vinotinto llegó al país para cumplir sus sueños y dejando atrás a todos sus seres queridos, y con ese empuje llegó a Pedro Echagüe en la Liga Federal.

Gura García, un venezolano en busca de cumplir sus sueños.

Las historias del básquet argentino, y más precisamente de la Liga Federal son generalmente de esfuerzo y de trabajo desde bien abajo, y esta no es la excepción. Grabiel Gura García es un jugador venezolano que se vino al país en busca de un sueño, y un futuro mejor, dejando atrás toda una vida y a su familia, como tantos otros compatriotas.

“En Venezuela pude jugar a nivel amateur todas mis categorías, nacionales, liga escolar, además de Liga Nacional y Liga Nacional Bolivariana. También formé parte de la cantera de Panteras de Miranda por alrededor de tres o cuatro años. Fueron tiempos de formación y desarrollo, pero siempre aspiré a más y mejor sin duda alguna. Siempre trabajé para buscar jugar en el extranjero, ese siempre ha sido mi sueño y hoy día está más vivo que nunca”.

En este sentido, le costó hacerse un lugar en el básquet venezolano por varias razones: “La realidad es que en el plano deportivo siempre me costó poder surgir como jugador, principalmente por el hecho de ser un jugador diferente. Soy periodista de profesión y además jugué primero en el extranjero que en la liga Mayor, la número uno de Venezuela, y eso no fue bien visto por muchos gerentes, dueños porque a la hora de negociar, siempre me encontraba con barreras tipo 'te doy esto (miseria de dinero) porqué a ti nadie te conoce'”. En esa línea, la situación del país afectaba: “Yo sé lo que valgo como jugador y más en la situación país que el dinero no alcanza y se pasa bastante trabajo. Yo estuve sin jugar toda la pandemia y me dediqué a trabajar como periodista deportivo para mantener a mi familia, entrenaba chicos, daba clases de inglés y a la vez siempre estuve muy activo con mis entrenamientos en cancha, gimnasio, preparador físico para cuando llegara una buena oportunidad en el extranjero, aprovecharla al máximo”.

Una situación de país difícil, una charla y una apuesta por Argentina

“No me siento feliz de contar esto, pero fueron experiencias, lecciones de vida que respeto mucho; En casa mi mamá y yo pasábamos inclusive una semana comiendo pan con café, porqué el dinero no alcanzaba y yo bajé mucho de peso, masa muscular. Era complicado en la situación en la que estaba y por eso decidí tomar el paso de emigrar como muchos de mis compatriotas”. Las palabras sobran.

Pero eso no frenó sus sueños y lo llevaron de casualidad a Argentina: “No fue sencillo, pero siempre supe y tuve en mente que a donde fuera, tenía, DEBÍA seguir mi carrera como jugador, fuera como fuera y costara lo que costara. Un día conversando con una amiga argentina, ella estaba consciente de mi situación y me ‘vendió’ la idea de venir ir a la Argentina, a jugar, seguir con mi carrera como periodista y tener un mejor presente y futuro, también en pro de poder sacar a mi mamá de Venezuela”.

Y así se le dio a Gura: “La decisión fue pensada junto a mi madre, y desde pequeño siempre fue un sueño para mi jugar en Argentina. De hecho, yo soy más fanático de la Selección de Argentina que la de Venezuela. Así que se hicieron los contactos con algunas personas y tomé la decisión de venirme”.

Como todo cambio de país, los primeros días no fueron fáciles. “Fueron días bastante duros. Todavía extraño demasiado a mi mamá, mis amigos, mi casa, todo. Yo toda la vida he sido muy amante de mi país, de mi Venezuela, y con todo el tema de la crisis, pues ese amor se intensificó, entonces fueron duros los primeros días. Una nueva cultura, un nuevo clima, estar totalmente solo, sin nadie, no es sencillo.Me la pasaba llorando, pero siento que eso al final del día fueron y siguen siendo procesos que me están ayudando a ser mucho más fuerte de mente, alma, espíritu y corazón. Son pruebas que Dios y la vida han puesto en mi camino y pues, no me voy a echar para atrás. Tengo que seguir y debo continuar batallando porqué si Dios me puso acá en Argentina y jugando, no lo puedo dejar mal, tampoco a mi mamá y menos a mi país”.

Una prueba y una oportunidad, la llegada a Pedro Echagüe

Hay jugadores que hablan con los entrenadores o se encuentran clubes en redes. En este caso, García se topó con Pedro Echagüe de una manera muy particular: “La posibilidad con Pedro Echague llega porqué literal me puse en el Google Maps a buscar clubes de baloncesto que estuvieran cerca de donde estaba viviendo en ese entonces, y pues vi que Echague era uno, tomé el número de Whatsapp y les escribí e hice el contacto con la secretaría del club y el coach Tomás Curi. Sin embargo, no hablamos más por un tiempo porqué yo estuve probando con otros clubes, pero nada se concretaba”.

Tiempo después de la prueba en varios equipos más, se presentó el club de nuevo y, después de varias semanas quedó en el equipo principal, que jugó la Liga Federal. Y el debut fue ante River, en una noche inolvidable.

“Estaba bien nervioso. Para empezar que el gimnasio de Pedro Echague me parece increíble y bien bonito. Pero estaba nervioso porqué además el debut era contra River, y yo sé desde hace años lo que significa al menos en el fútbol, entonces eran unos nervios controlados, pero nervios al final del día. Pero todo pasó una vez que en un contragolpe corrí la cancha, me la pasaron y anoté en bandeja mis dos primeros puntos. Recuerdo haber gritado bien fuerte de emoción y siento que la gente quizás se pudo haber quedado sorprendido porqué fueron dos puntos normales, además comenzando el partido. Pero para mí fue un grito de liberación, fue un grito de orgullo, uno de alegría y de motivación.... Fue un grito de ‘gracias dios, está valiendo la pena’. Lo que más me dolió fue no ver a mi mamá en las gradas, porque sé que mi vieja se lo hubiera celebrado a más no poder. Esto nadie lo sabe pero recuerdo que regresando a defender, se me salieron las lágrimas y me las tuve que secar rápido porqué había que defender, estábamos en pleno partido”.

Un sueño claro

Ya habiendo disputado la tercera categoría argentina, Gura García tiene una aspiración clara: “Mi mayor aspiración es poder traer a mi mamá para Argentina, esa es mi prioridad número”. A su vez, expresó que “en Pedro Echague me siento muy bien, tengo muy buenos compañeros de equipo que me han sabido entender, me han apoyado y son solidarios conmigo hasta los momentos. Pero como todo en la vida, no se sabe qué podría ocurrir mañana o la semana que viene, o en unos meses”.

Con todo el futuro por delante, Gura tiene claro que “quiero jugar y rendir al máximo en donde sea que Dios me coloque, sea en Argentina o en otro país. Y siempre dejar bien en alto a mi Venezuela, que la gente me vea y diga 'Ah, eres venezolano, eres de Venezuela. Oye que educado eres, que trabajador, que noble eres'”.

Alejandro Malky / [email protected]

En Twitter: @basquetplus

 

En Twitter: @alemalky

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet