Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
Informe

El nuevo modelo rookie NBA: flacos, larguísimos y talentosos

18:45 12/02/2024 | A diferencia de los viejos tiempos, y de los actuales también, para ser honestos, los jóvenes destacados de este año tienen un físico poco común para el torneo.

Wemby, Chet y Lively: tres rookies con similitudes físicas (Getty)

Si algo ha ido creciendo en la NBA década a década es el desarrollo del físico de los jugadores. De los 70 a hoy, la diferencia es abismal. Ya prácticamente no existen los pivotes con sobrepeso como solía ocurrir, los grandes corren como si midieran 1.70 y absolutamente todos los que forman parte del torneo, del 1 al 450, están impecables en ese aspecto. Ningún equipo de hace 20-30 años podría competirles porque no podrían igualarlos físicamente. >

Sin embargo, este año se produjo algo poco común. Y es que 3 de los 5 principales novatos de la competencia son particularmente altos, 2 de los 3 extremadamente flacos y con un talento no muy habitual en jugadores de ese tamaño: Victor Wembanyama (Spurs), Chet Holmgren (OKC) y Dereck Lively (Dallas).

Wemby tiene 20 años, mide 2.24 metros y pesa apenas 95 kilos. Chet tiene 21, llega a los 2.16 metros y pesa 94 kilos, mientras que Dereck Lively, un poco más armado muscularmente, es el más jovencito (19), mide 2.16 y se le podría llamar gordo al lado de los otros dos, ya que pesa 104 kilos. 

Wemby y Holmgren tienen varias cosas en común: su versatilidad, su talento para driblear con el balón, pudiendo hacer costa a costa sin problemas, buena habilidad para el pase y un tiro externo confiable. A Holmgren le va un poco más el juego interior que a Wemby, que cada vez nos hace acordar más a Ralph Sampson, el original miembro de las Torres Gemelas en los 80, cuando formaba dupla con un niñato Hakeem Olajuwon. También medía 2.24, también tiraba de 3, tampoco le gustaba rasparse cerca del cesto y su cuerpo parecía que podía quebrarse en cualquier momento. Ah, y tenía mucho talento. Las lesiones le arruinaron la carrera. El francés es, por ahora, un jugador especial por su tamaño, pero con eso no le alcanzará para dominar la NBA.

 

 

Holmgren es más pícaro, mejor defensor desde lo físico, no tiene problemas en chocar para sacar ventajas más cerca del cesto y se pica más seguido contra los rivales. A Wemby, como buen francés, casi ni se le conoce la voz. No tiene el tiro de tres de Wemby, ya que lo hace solo a pie firme y con espacio, pero cuando se lo dan, castiga.

 

 

El caso de Lively es distinto. No se parece casi nada a ninguno de los otros. Es más un pivote clásico, que se destaca por su capacidad atlética, porque es muy grande para frenar cerca del aro, pero sin ningún tipo de lanzamiento perimetral, ni de tres ni de dos largos. Eso sí, juega arriba del aro y es la combinaciòn perfecta en el pick and roll para Doncic o Irving, que aprovechan su amenaza o bien para encontrar más espacios, o para tirarle alley oops que Lively agarra donde sea.

 

 

  

Los tres marcarán diferencia en los próximos años, aunque no nos animaríamos a apostar quién terminará siendo el más decisivo, ya que el carácter de los 3 es bien distinto y sus equipos también. Hoy Wemby está en uno de los peores de la NBA, mientras que Holmgren lo hace en un candidato a final de Conferencia, lo mismo que Lively. Eso, a la larga, también cambia el destino muchas veces. 

 

 

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet