FIBA

Alberto García: "Las ventanas son la mejor decisión de FIBA en los últimos 10 años"

19:41 19/06/2017 | Petete García se retiró como dirigente de FIBA después de casi 20 años. En diálogo con Básquet Plus, habló de varios temas importantes de la actualidad.

Petete García se fue de FIBA después de 19 años (foto: FIBA)
Después de 19 años como dirigente de FIBA, Alberto García ha decidido dar un paso al costado y anunció su retiro de la actividad. Una decisión no nueva pero que se venía madurando desde el año pasado, desgastado por el trajín de los viajes parte de una trayectoria de gran recocimiento. Alejado de su función, ahora se dedicará a descansar un poco luego de tan arduo trabajo durante casi dos décadas.
 
Petete, con una previa carrera como árbitro dentro de nuestro país, se unió a FIBA ​​Américas en 1998 como Director Técnico y fue miembro de los Comités Técnicos de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. En 2002, fue ascendido a Secretario General Adjunto bajo el entonces Secretario General, Jenaro Tuto Marchand. En 2006 se convirtió en el Secretario General de FIBA ​​Américas, cargo ahora conocido como Director Ejecutivo de FIBA ​​Américas y puesto que ha ocupado hasta el día de su retiro.
 
Siendo una parte clave en el desarrollo del básquet de la región, atendiendo todas las ramas y variantes de nuestro deporte (fundamental en la implementación de competencias internacionales de clubes donde se incluye la creación de la Liga de las Américas desde 2007), Petete dialogó con Básquet Plus y analizó distintos puntos de su carrera como dirigente, desde su decisión por retirarse hasta puntos importantes de la actualidad como el nuevo sistema de competición de FIBA, la Liga de las Américas, el caso Brasil con su suspensión, el impacto de la Generación Dorada y más.
 
- ¿Cómo fue que tomó la decisión de retirarse?
. La decisión la tomé el año pasado, incluso antes de los Juegos de Río. Justamente ahí en Río lo confirmamos con el Secretario General Baumann. Eso ya estaba arreglado así, lo que pasó fue que lo fuimos haciendo paulatinamente. Tal es así que la FIBA envió un comunicado a todas las federaciones nacionales hace bastante. No fue una decisión de un día para otro. Lo que pasa es que estoy cansado de tantos viajes y todo, demasiado trabajo y cosas, ya estaba con ganas de dejar.
 
- ¿Usted cuántos años tiene?
. 73, era hora de descansar fundamentalmente.
 
- ¿Estaba previsto para esta fecha o lo adelantó un poco?
. No, adelantar como tal no, lo que pasó fue que ellos se demoraron demasiado en buscar una persona, creo que ahora el 20 de junio están por tomar a alguien. Habíamos quedado que inmediatamente después de que se consiguiera una persona yo me iba a retirar, porque de común acuerdo no sé si será muy conveniente quedarme mientras la otra persona esté, no quería influenciar y sé que si me necesitan para algo me van a llamar.
 
- ¿Fue solo descanso? Algún pajarito me dijo que usted no estaba de acuerdo con algunas cosas.
. No, no se trata de no estar de acuerdo. He participado activamente en estos cambios que hubo en el último año, fundamentalmente en el nuevo sistema de competición, la nueva gobernanza de FIBA, he trabajado bastante con ese tema. Lo único que a mí me preocupó en un momento, aunque no tanto, era el tema del nombramiento de una persona para atender asuntos de federaciones que correpondían al continente. Pero lo entendí, no es una excusa ni mucho menos, quizá fue eso lo que te llevó el pajarito. En México yo no podía, mientras esté ese tipo del Gobierno era como imposible que yo pudiera hablar con él; y en Brasil me pasó algo similar, yo critiqué mucho la gestión de Carlos Nunes públicamente, entonces no podía trabajar en esas federaciones. Pero eso fue todo, no fue porque no me gustase, yo entendí que la decisión de FIBA era correcta con relación a México y Brasil.
 
- Me dijeron que no le entusiasmaban tanto el tema de las ventanas.
. No, eso es lo más espectacular, la mejor decisión que ha tomado FIBA en los últimos 10 años.
 
- ¿Implementadas así también?
. No. Creo que las ventanas es lo correcto para el básquetbol, ahora lo único que yo planteé en algún momento determinado y que todavía no se hace pero está en los planes de FIBA hacerlo es que paralelo con este nuevo sistema de competición había que trabajar fuertemente con algunas federaciones nacionales que no poseen ni siquiera oficina, y algunas que tienen oficina pero no tienen ninguna estructura deportiva o técnica o administrativa o de mercadeo. Por otro lado muchas federaciones, que no son pocas, no tienen programa de desarrollo adecuado y no es que vayan a peligrar el nuevo sistema de competición sino que se mantener muchas en el nivel paupérrimo que tienen con relación a otras federaciones. Entonces eso nos podía llegar a costar que la competencia tenga menos importancia, que por ejemplo en la primera fase Chile pierda por treinta puntos contra un equipo C de Argentina. Ese planteo lo hice en algún momento y hoy FIBA está preocupada por este tema de fortalecer las federaciones nacionales, esto ha llevado tiempo y obviamente todavía no está implementado al 100%, pero FIBA está en ese camino y es correcto lo que están haciendo. No tengo ninguna duda que van por buen camino. Necesitamos federaciones fuertes y Baumann lo dijo hace poquito en el Congreso de Hong Kong. Hace unos años dije que FIBA había crecido mucho, pero que éramos un elefante con pies de barro, por eso Baumann dijo los otros días que somos una gran federación pero nuestras federaciones necesitan fortalecerse más y vamos a trabajar en ese sentido. Yo creo que todo está por el buen camino, lo que pasa es que tengo 4 u 8 viajes por año a Ginebra, y cuando no es así te mandan a Hong Kong y así, y cuando es dentro del continente también tenés algunos viajes de 8 a 12 horas. Estoy orgulloso del trabajo que hice en la federación, más que satisfecho, porque cuando llegué a principios del 98 no había absolutamente nada, no había una organización profesional, con credibilidad, con buena imagen en el continente... más allá de los errores que podamos llegar a tener. Me voy por la puerta grande y tranquilo de haber cumplido con mi cometido, y obviamente que también tiene que venir la gente joven.
 
- Hace 20 días estuve con Bertomeu, ¿cómo quedó su relación con él?
. Perfecto, solamente que no puedo tratar con él en la medida que FIBA tiene el conflicto que tiene.
 
- El me planteaba el problema que significaba el tema de las ventanas en cuanto a la disponibilidad de los jugadores, los que no van a poder participar, no solamente los de la NBA. ¿Cómo ve esa parte usted?
. Creo que hay una cosa que FIBA tiene que tener en consideración, que es que los países realmente reclamen a esos jugadores. No sirve de nada que equipos como Brasil o Argentina o mismo Estados Unidos jueguen de pronto con un equipo B por el hecho de que van a jugar y ganar igual. Los mejores jugadores tienen que estar en la ventana, por lo que cada federación nacional debería hacer el esfuerzo necesario para que eso suceda. Caso contrario, si por ejemplo Argentina tiene tres jugadores en la liga turca y cuando llega el momento no los pide porque cuesta mucho y realmente el partido con Paraguay o quien sea lo va a ganar decidiendo jugar con jugadores que están en Argentina porque les sale más barato, va a deslucir un poco lo que es la competencia internacional.
 
- Igual no me refería a la parte del gasto, sino a los que no van a ser cedidos o el calendario no les va a permitir estar.
. No, las ligas tienen que parar todas y ese es un compromiso de las federaciones nacionales. Si no paran están en desacato.
 
- ¿Caso Euroliga?
. En ese caso es una competencia internacional. Nos han manifestado en varias oportunidades que no iban a parar pero yo creo que deben hacerlo, habrá que ver cuál es su última decisión. Pero lo que son las ligas de Francia, Italia, España y todas las nacionales, esas sí van a parar.
 
- Pero si contamos solamente NBA y Euroliga van a quedar más de 200 jugadores sin participar de las ventanas.
. No creo que sean tantos. En el caso de la Euroliga, si ellos no paran, la mayor cantidad de jugadores a los que va a afectar son los de Europa. Por ejemplo, si yo soy de la Federación de España y tengo seis jugadores que están jugando Euroliga pero sus clubes no van a cederlos, se puede dar el caso que España pierda y por así decirlo no clasifique a la Copa del Mundo. ¿Qué les vas a decir a esos jugadores? ¿Les vas a decir que no pueden jugar para su selección si son reclamados? Aquí estamos no solo con una cuestión profesional y de dinero, estamos también con una cuestión de cariño y amor por la patria de uno. No puede ser que si soy un jugador de la Euroliga la competencia me diga que no voy a poder parar, que no voy a poder representar a mi país, sin importar de qué nacionalidad sea. No pueden impedir que un jugador esté en la selección nacional para representar a su país, ya sea en el proceso para la Copa del Mundo o para Juegos Olímpicos. No te olvides que la Copa del Mundo va a clasificar directamente para los Juegos Olímpicos. Primero eso, el segundo punto es que hay algunas ventanas como por ejemplo en julio y septiembre donde las ligas no están jugando y los jugadores pueden participar, por lo que creo que ahí van a poder participar jugadores de la NBA. Que los jugadores no puedan participar de sus selecciones no es un problema, el problema es si hay una liga que no para, entonces las ventanas de septiembre y febrero van a ser un problema. Va a ser complicado para Europa o en la NBA, tal vez en Venezuela no es complicado porque juegan después de noviembre. Esto hay que verlo desde todos lados y no solo de la NBA porque ya sabemos que la NBA es un negocio, una compañía que mueve una cantidad impresionante de dinero, pero la Euroliga no se puede comparar con la NBA bajo ningún punto de vista porque además la NBA es una competencia de tipo nacional. Me voy a salir de tu pregunta pero voy a darte un ejemplo: el otro día terminaron las series de semifinales de la NBA 4-0 y no pudieron adelantar los partidos, tuvieron que respetar las fechas programadas... ¿por qué? porque había un avión de China y un barco de 1500 chinos que venían a ver las finales... no sé si me explico. La NBA es un negocio montado con una disciplina deportiva, pero en definitiva es un espectáculo que se ve en el mundo entero. La Euroliga es una cosa totalmente diferente, es una competencia internacional que afecta a muchas federaciones nacionales. Creo que la comparación de la Euroliga con la NBA es un error muy grande por parte de la gente de la Euroliga, entiendo que comercialmente puede suceder pero también hay que entender que los jugadores tienen que tener una vitrina en su equipo nacional porque para ellos también es muy importante. Se está pensando solamente en los pesos y no hay que pensar solamente en eso, se va a impedir a muchos jugadores de jugar los Juegos Olímpicos y no es así.
 
- Si me pongo un poco en el abogado de la Euroliga puedo decirle que la NBA puede ser un negocio pero la Euroliga también lo es, y que si la NBA tiene el privilegio de no mandar jugadores yo también lo tengo.
. Y está bien. Los jugadores de la NBA son los mejores jugadores del mundo, no hay ninguna duda sobre eso, y evidentemente es un negocio que está dentro de FIBA. Yo no sé hasta qué punto la Euroliga es un negocio. Hasta hace muy poco tenían muchos problemas y es más, si es un negocio hasta debe serlo para 5 o 6 nomás que son los clubes más fuertes, para los demás no sé si es un negocio. La verdad es que no sé, no puedo opinar mucho en ese aspecto porque no conozco los pormenores de la Euroliga pero es evidente que estamos bien porque hemos jugado tres intercontinentales con ellos hasta que no pudimos jugar el año pasado debido a esta discusión. No sé qué es lo que va a pasar en el futuro, no dependerá de mí sino que de FIBA y la Euroliga. Pero te repito que hay que ver las cosas desde varios puntos de vista.
 
- La última del tema. Bertomeu me decía que le parecía bien el tema de las ventanas mientras se jugaran de local y visitante pero no las fechas. El decía de por qué no hacer tres ventanas en julio para que pudieran estar todos los jugadores.
. La verdad es que no tengo idea de si se va a poder hacer eso, dudo que se puedan jugar local y visitante durante julio en todo el mundo porque estamos hablando de 140 países jugando, no estamos hablando de 4. La verdad es que nunca estuve presente en ese análisis o discusión de que las ventanas se hagan en una fecha u otra, creo que se han hecho evaluaciones y analizado otros reportes inclusive para llegar a esta conclusión. Claro que todas las federaciones aprobaron esto, primero en Estambul para luego ratificarse en Sevilla, pero es como decimos siempre porque las federaciones son una cosa y las ligas aparecen como una cosa diferente, pero no son tan diferentes porque en algún puede haber un rompimiento bastante grande. Acordate que el tema del deporte se maneja a través del comité olímpico y las federaciones nacionales, pueden haber ligas profesionales pero ellas también tienen que responder a una serie de cosas como por ejemplo la transferencia de jugadores. Hoy por hoy en la NBA no juega ningún jugador que no tenga transferencia. Deck por ejemplo, el chico que está jugando en San Lorenzo, para que mañana juegue en la NBA tiene que haber un arreglo y una transferencia que se haga a través del club y de la federación nacional. Con esto voy a que se tienen que respetar algunas cosas, sino cualquiera tira para donde se le da la gana. Las ligas nacionales son el verdadero desarrollo para cada país, no tengo ninguna duda de que la existencia de esas ligas son absolutamente necesarias. Y esto vos lo sabés porque desde los 80 y antes ya se estaban discutiendo de esos temas, yo participé de algunas reuniones con León (Najnudel), (Horacio) Seguí, (Orlando) Butta y mucha gente que en su momento empujaron la creación de la Liga Nacional y para mí eso es lo mejor que le haya podido pasar a Argentina, y si eso se replica en todos los países de nuestro continente con seguridad que se va a estar mucho mejor. No dudo de que las ligas nacionales son muy necesarias en cada país. Vos lo sabés muy bien porque en 2006 me hiciste una nota cuando era el nuevo Secretario General de la COPABA sobre cuáles eran mis aspiraciones, y para mí era la creación de una Liga de las Américas donde pudieran competir los clubes, con la intención de potenciar las ligas nacionales, nunca perjudicándolas. Y jugamos de la única manera que podemos jugar dentro de un continente tan grande como este. La Euroliga no existiría de la manera que existe si fuese un continente como América, por en Europa el vuelo más largo son de 3-4 horas y por eso para ellos es diferente. Pero te repito, esto se hizo para potenciar a las ligas nacionales y lo hemos logrado. Fijate que hoy, después de 10 años de liga, todo el mundo quiere jugar Liga de las Américas. Hemos tenido dificultades, las vivimos con algunos equipos en algún momento, pero por ejemplo ahora no jugaron tres equipos brasileños y teníamos cinco candidatos para jugar. Claro que a nosotros nos hubiese gustado que los brasileños compitan, pero estaban suspendidos y no pudieron jugar como pasó en su momento con México también. Evidentemente la Liga de las Américas es una vitrina para los clubes y la Copa del Mundo es una vitrina para los jugadores de las selecciones nacionales, y la clasificación a los Juegos Olímpicos también. Yo creo que en realidad hay que hacer un análisis de toda la problemática, no solo porque la Euroliga sea una liga profesional como la NBA y porque los de la NBA no vayan nosotros tampoco... no es así.
 
- Le pregunto por tres temas puntuales de estos 19 años que estuvo en FIBA Américas como capo. ¿Brasil es un poco el grano que le quedó al irse? ¿Qué terminó generando en el continente la Generación Dorada? ¿Se va con la Liga de las Américas en el lugar donde realmente quería que estuviera?
. Con respecto a la Liga de las Américas que es la más fácil de estas tres te respondo que seguro que sí, estoy absoluta y totalmente convencido que la Liga de las Américas ha sido un éxito total y hoy por hoy es una liga que está económicamente balanceada, que tiene televisación continental... con la Liga de las Américas estoy súper satisfecho. Con el tema de Brasil te cuento que desde 2011 yo estoy trabajando tanto con Brasil como con México, dos países que me parecía que podían estar en un lugar muchísimo mejor. La prueba evidente fue trabajando con México desde 2008-2009 para lograr de alguna manera, entre los mexicanos y yo, que México consiga clasificar a la Copa del Mundo después de 40 años, en España y en el torneo que fue en Venezuela en 2013. Eso se logró por el trabajo que se venía haciendo en la COPABA y personalmente yo dentro de México, sin el apoyo del gobierno porque nunca se tuvo eso pero sin embargo logrando esas cosas. En Brasil por ejemplo, ya en 2011 trabajamos con la idea de que esto que pasó no sucediera, porque yo tuve la oportunidad de estar reunido con el entonces Ministro de Deporte de Alto Rendimiento, Ricardo Leyser, y le planteé la problemática. Ellos decían que el básquetbol en el país no estaban bien pero no tomaban ninguna medida para que eso se resolviera, y nuestra intención era justamente que hubieran cambios en la federación. En una oportunidad Baumann, Muratore y yo estuvimos reunidos en Río de Janeiro y propusimos unos cambios en la estructura deportiva y administrativa de la federación, y el presidente o subconcejo directivo no aprobaron nunca esos cambios ni lo dijeron. Entonces llegaron a este punto y claro que molesta. Nosotros decíamos que había que cambiar las autoridades de la federación, que no estaba funcionando, y ellos decían que no podían hacer nada para cambiar esa estructura porque había que esperar a las próximas elecciones, y sin embargo después echaron a presidentes como Lula, Dilma y la tanta cantidad que sacaron por lo que a la Confederación de Brasil no se le podía hacer nada. Y eso fue un fracaso sí, pero no solamente con Brasil o México, sino que en realidad con varias federaciones de nuestro continente. Hay federaciones que tienen un potencial deportivo bastante importante donde hay que trabajar, y esto no se trabaja bien porque las federaciones no hacen cosas porque no tienen dinero pero yo les digo que no tienen dinero porque no hacen nada. Hay un problema de credibilidad y de infraestructura en las federaciones nacionales, por eso algunos deportes como especialmente el nuestro no crecen en algunos países. Te podría dar fácil 10 ejemplos así, y esto forma parte de una presentación que yo hice a fines del 2002 a la FIBA y luego reiteré la misma presentación en 2010. Recuerdo que llegué a COPABANA en el 2001 e hicimos unas visitas con Anicet Lavodrama por 21 países en el continente americano, y presentamos un programa para el desarrollo de las federaciones nacionales pero nunca se pudo hacer. Recién hoy FIBA se ha dado cuenta un poco que tiene que trabajar por las federaciones nacionales. Creo que ahora estamos en buen camino.
 
- Le queda lo de la Generación Dorada. ¿Qué significó para América?
. Evidentemente significó algo muy importante que yo no sé si todo el mundo lo ha visto desde ese ángulo. Significó, tanto para el continente americano como también para todo el mundo, que un país en el que el baloncesto no es el deporte número 1 ni el deporte clave, que con un trabajo bien hecho y una estructura realmente importante se logran objetivos que muchos otros no pueden alcanzar. Colombia, México o Brasil con cientos millones de habitantes no lo pueden conseguir porque tienen un problema de estructura de competición dentro del país. En Brasil no hay competencia adecuada que permita el desarrollo de jugadores jóvenes, no tienen una escuela de entrenadores ni de árbitros... ¿cómo creés que puedan lograr algo?. La Generación Dorada argentina como tal es un verdadero ejemplo en el mundo entero dicho por Yvan Mainini, el ex presidente de FIBA. La GD es un ejemplo para el mundo entero de cómo se debe trabajar desde las categorías menores hasta el básquet profesional. Creo que esa GD demostró a nivel mundial no lo que hicieron ellos por sus propios medios, sino lo que se hizo por un trabajo coherente, serio y responsable desde la federaciones provinciales en Argentina, todo bancado por quienes fueron artífices de ese desarrollo que fueron los directivos de los clubes y entrenadores. Los entrenadores jugaron un papel muy importante para que todo eso fuera posible. No sé si Argentina vuelva a lograr una nueva medalla en Juegos Olímpicos o Copa del Mundo, pero sí sé que Argentina va a seguir desarrollando buenos atletas con un piso deportivo alto y con un orgullo inmenso, porque la Generación Dorada no se va a poder borrar con el correr del tiempo. 
 
- ¿De alguna manera Horacio (Muratore) podría haber llegado donde llegó sin la Generación Dorada?
. Creo que sí, creo que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Sí puede ser importante a la hora de tomar algunas referencias, pero Horacio fue un gran dirigente a nivel nacional y también lo fue y es a nivel internacional. No te olvides que él, en su época de presidente de la Confederación Argentina, se lograron muchas cosas como esas, inclusive la creación de la escuela de entrenadores y la de árbitros del país; la muy buena relación que Horacio tuvo con la Asociación de Jugadores que lograron unirse por fin después de tantos problemas que había antes con jugadores por viáticos y demás. Con Horacio esos problemas se terminaron. Creo que con Muratore como dirigente deportivo hay que sacarse el sombrero porque es un político de primer nivel. No solamente hizo crecer el básquet de Argentina y trabajó con el básquet argentino, sino también con el básquet sudamericano siendo partícipe de la primer Liga Sudamericana en sus inicios, luego trabajo conmigo para la creación de la Liga de las Américas, fue dirigente de Sudamérica y del continente durante muchos años. Evidentemente todos los méritos que tiene Horacio fueron por trabajo y capacidades propias. Es lógico que la Generación Dorada siempre ayuda porque los logros deportivos también marcan una trayectoria, pero de todas maneras en el caso particular de Horacio su valía, condiciones y capacidades están muy por encima de un resultado deportivo. Es un excelente dirigente deportivo que el mundo no puede perder.
 
- ¿Cómo ve al básquet de Argentina con CABB y AdC?
. Mirá, yo participé un poquito de la intervención de la Confederación Argentina en un momento determinado. Algunos me tildan del culpable de que eso sucediera y en realidad creo que no, estoy absolutamente convencido que de una manera u otra FIBA salvó una situación bastante difícil que se veía venir cuando la Secretaría de Deportes decidió intervenir a la Confederación. Todo eso fue por imperio de unas demandas que hacían los jugadores por incumplimientos y demás. Y ahora la Confederación, a partir de esa intervención y en la siguiente asamblea donde se eligió a Federico (Susbielles) para estar al frente de la conducción, creo que está en el mejor camino que pueden estar. Eso hablando de la Confederación. Con respecto a la Liga, la Liga siempre fue la competencia federal más importante que hay. Creo que la Liga ha marcado un antes y un después en el básquetbol argentino, sin lugar a dudas y por lo que te decía anteriormente de que las ligas nacionales son las unidades de desarrollo de jugadores, entrenadores y árbitros. Por eso creo que la Liga ha estado bien. Se hacen cambios, vienen autoridades nuevas, podemos estar en desacuerdo con algunos de los cambios... pero evidentemente eso nos lo va a decir el tiempo. Hoy no sé cuál es la relación, lo único que estoy sabiendo en estos días es que se ha avanzado en un conflicto con los árbitros que no sé cómo terminará. He tomado conocimiento de que hay algunos inconvenientes con el tema de la conducción de los árbitros de la Asociación Argentina de Arbitros, y parece que hay mucha gente que se está olvidando que la Asociación de Arbitros fue parte muy importante en el desarrollo del básquet del país. Hoy por hoy hay un problema en una liga que todavía juega con dos árbitros porque no se adapta a nada de lo internacional y me parece que esos cambios no le hacen bien, se debería hacer un esfuerzo grande para tener tres árbitros en cancha porque nos estamos quedando atrás. Con respecto a la Liga sinceramente no estoy muy interiorizado, he escuchado algunos comentarios de que se juegan demasiados partidos, que protestas de los jugadores, que se viaja mucho, pero no estoy muy interiorizado de un conflicto entre CABB y AdC. Con Fabián (Borro) no hablo porque le he dejado mensajes a finales de año y principios de este año pero no me responde, él forma parte de la comisión de clubes competidores de FIBA Américas, y he tratado de contactarlo pero no me contesta los llamados, por eso no hablo con él. Pero con Federico sí hablo y he hablado estos últimos días, y me parece que la cosa está funcionando.
 
- ¿Qué le quedó para despedirse?
. Lo que te decía un poco al principio. Hace 19-20 años fui a Puerto Rico con la idea de hacer un trabajo que era solamente el tema técnico y control de los eventos-torneos, y creo que terminé haciendo mucho más que eso. Y estoy muy satisfecho y contento con esto, inclusive con las palabras que estoy recibiendo de todo el mundo donde me manifiestan su beneplácito por el trabajo que hice. Estoy contento. Creo también que desde la FIBA se ha valorado el esfuerzo que he hecho, hemos hecho un final feliz y me siento bien. No hay mucho más para decir, solamente el recordar que el básquet va a seguir creciendo con seguridad porque el nuevo sistema de competición va a permitirlo.
 
 
Twitter: @basquetplus
 

Compartir