LSB 2017

Quilmes dio una feroz batalla pero no pudo ante Pinheiros: 83-76

20:43 11/10/2017 | Caída para el Cervecero en su estreno por la Sudamericana. Los de Bianchelli la pelearon hasta lo último, pero la solidez brasileña fue superior.

Quilmes tropezó en el arranque de la Sudamericana (foto: FIBA)
Pinheiros 83 - Quilmes 76
 
Quilmes arrancó el Grupo B de la Liga Sudamericana con una derrota ante Pinheiros. El equipo argentino desplegó un gran partido y lo tuvo a tiro, sin embargo pecaron con algunas lagunas ofensivas y defensivamente su rival encontró la forma de lastimarlo pasándose mucho la bola. Terminó 83-76 a favor de Pinheiros y con Bennet (18 puntos y 8 asistencias) como figura de los brasileños. En Quilmes no fue suficiente la tarea de Emiliano Basabe (20 puntos) y Eric Flor (19 unidades), sin dejar de lado otros puntos muy importantes como Omar Cantón y Enzo Ruiz. Mañana, el Cervecero se jugará una parada prácticamente determinante ante el local Aguada, donde deberá ganar para no dejar de disminuir sus chances de clasificación.
 
Los primeros minutos no favorecieron al equipo argentino. Sin poder desplegar todo su arsenal ofensivo, recostado mucho más a la suerte y eficacia de sus tiros de tres (Ruiz desde el perímetro descontracturó bastante al cuadro marplatense), a Quilmes le costó hacer pie y en defensa no pudo con un rival mucho más incisivo, decidido a atacar verticalmente. Por eso Pinheiros arrancó mucho mejor y lo hizo sentir sacando once de ventaja (22-11), aunque sobre el final del primer cuarto se vio un buen ajuste de Quilmes que creció desde atrás y recortó distancias, augurio de una evolución productiva para los argentinos.
 
Los brasileros se llevaron el primer episodio por 22-17, pero Quilmes ya había empezado a mostrar cosas importantes con los ingresos desde la banca de Cantón y Basabe. La tonalidad del encuentro cambió decididamente porque Basabe dio muchas soluciones adelante y Cantón estuvo muy firme en el costado defensivo. A ellos hay que sumarle el aporte de Flor, que si bien estuvo bastante custodiado no se desesperó y de a poco fue encontrando espacios para imponer su juego. Ese tridente fue tan determinante que Quilmes lo dio vuelta e incluso llegó a estar arriba por cinco (36-31), aunque Pinheiros encontró dos triples muy oportunos en el final y ajustó la brecha: 38-37 para los marplatenses al descanso largo.
 
Todo fue muy peleado en el reinicio de las acciones, tal vez el parcial más parejo y con menos respiro de la noche. La realidad es que Pinheiros encontró un arma tremenda como su base Bennet, que apareció con momentos muy buenos y se transformó en un problema difícil de solucionar. Ansaloni y Ware también lo fueron, mientras que Ruivo se cansó de crear espacios. Pero defensiva y ofensivamente Quilmes consiguió una dinámica a pesar de algunas lagunas adelante, pegó nuevamente con Flor (muy buen parcial) y se apoyó en un juego interior más sólido, ya no solo con Cantón sino también con un buen ascenso de Ricky Sánchez y Basualdo. Por muy poca diferencia de 62-59, Pinheiros entró al último cuarto con una pequeña ventaja.
 
Bennet siguió haciendo estragos dentro de un rival que pegó mucho cuando pudo correr la cancha, ante algunos malos balances defensivos de Quilmes. Sin embargo, a posesiones más estacionadas, el trabajo de Quilmes y sobre todo de Basabe siguió dándole esperanzas al equipo argentino. En ataque costó por varios pasajes porque en muchos tiros se quedó corto y ese fue un problema importante con el reloj consumiéndose, pero Quilmes encontró una nueva luz de ilusión con un triplazo de Flor a 53s del final, dejando el juego 79-76 a favor de los brasileños para un cierre vibrante. Pero Pinheiros no se desesperó, volvió a tener mucha tranquilidad para buscar los espacios y en la siguiente posesión Ruivo terminó de definirlo todo.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 

Compartir