Internacional

La nueva experiencia de Luol Deng fuera de las canchas

16:41 29/11/2020 | Sudán del Sur recibió una invitación para las ventanas porque Argelia se retiró. El ex NBA, que es presidente de la Federación, decidió ser el entrenador.

Deng en Sudán del Sur (Foto: FIBA)

En el 2018 los Lakers utilizaron la disposición de extensión (stretch provision) para renunciar a Luol Deng y repartir esos 15 millones restantes que se le adeudarían luego durante las próximas tres temporadas. Esta es una artimaña legal que tienen todas las franquicias de la NBA y a Los Ángeles, por ejemplo, le sirvió para crear un espacio en el tope salarial (salary cap) a corto plazo que luego se tradujo en la búsqueda de otras estrellas dispersas en la agencia libre.

Pero el verano californiano también tuvo lluvias y desde la 2019/20 hasta la 2021/21 los Lakers le tienen que pagar a Deng cinco millones por temporada, producto de la división de 15 en tres partes iguales. Obviamente, ese monto aparece en los libros y esta semana los angelinos solicitaron una exención a la NBA por lesiones que pusieron fin a la carrera de Luol. La liga no estuvo de acuerdo y rechazó la solicitud, obligando a la franquicia a cumplir con la totalidad del contrato.

Lo cierto es que, mientras todo este rompecabezas se va completando, Deng se mantiene cerca del básquet. No como jugador, está claro, pero sí como entrenador. Resulta que el experimentado foráneo dirigió a Sudán del Sur en las ventanas clasificatorias del AfroBasket en Ruanda. ¿La razón? Argelina se retiró del torneo de este año y el país anteriormente mencionado tomó su lugar. Luol es el presidente de la Federación de Básquet y tenía solo cinco días para encontrar un coach. Como no le pareció tiempo suficiente, puso la caja de cambios del auto en manual y decidió que él sería el encargado de la tarea.

“Estoy bien con ser entrenador por ahora, pero en el futuro no creo que lo sea. Esto es solo algo que quería hacer por nuestro país y nuestros jugadores", advirtió Deng en una entrevista con On Tap Sports. Curiosamente, en uno de esos partidos se enfrentó con Mike Brown, exentrenador de la NBA, que dirige a la selección de Nigeria. 

Después del juego, Brown comentó sobre la determinación que mostró el equipo de Sudán del Sur a pesar de haber perdido. "Son rudos", confesó. “Simplemente siguieron luchando. Luol Deng es un tipo que nunca se rindió en toda su vida. Consiguió que sus muchachos se unieran. Salieron a correr en la segunda mitad", finalizó Mike.

Esto no es una sorpresa... Deng, como dijo Brown, siempre se comportó de esa manera en la cancha a lo largo de su carrera en la NBA. Además, desde el exacto momento en que se retiró de la liga, solo quiso ayudar a hacer crecer al básquet en su país de origen. Incluso, cuando todavía estaba en el certamen norteamericano, Luol trabajó con varias organizaciones benéficas para apoyar al pueblo de Sudán.

A pesar de que juega con el seleccionado inglés, Deng nació en lo que hoy es Sudán del Sur, el país más joven del mundo. Ganó su independencia de Sudán en 2011 después de años de lucha. El padre de Deng, que era miembro del parlamento sudanés, trasladó a la familia a Egipto para huir de la Segunda Guerra Civil Sudanesa. 

Mientras estaban allá, ellos conocieron al gran Manute Bol, quien les enseñó a Luol y a su hermano a jugar al básquet. Los Deng eventualmente obtuvieron asilo político y se mudaron a Brixton, al sur de Londres en el Reino Unido.

Como verán, Deng no se olvida de su pasado, interviniendo en el presente y modificando el futuro. De momento Sudán del Sur consiguió una victoria ante Mali (77-64) y perdió ante Nigeria (56-76). No será fácil, pero todo cambio empieza desde adentro y no es un golpe el que quiebra la piedra, sino la sucesión de cada uno de ellos.  

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X