NBA

¿Cómo les fue a los primeros picks del Draft 2018?

14:22 22/06/2020 | Ayer se cumplieron dos años de aquella ceremonia. Un repaso a la actuación de la camada que lidera el esloveno Luka Doncic.

Luka Doncic y Trae Young son las grandes figuras de esta camada. (Foto: Getty Images)

El día de ayer se cumplieron dos años de la realización del Draft de 2018 en la NBA. Aquella edición fue la que introdujo a la competencia a una camada llena de jugadores talentosos, muchos de ellos preparados para evolucionar hasta convertirse en superestrellas de la liga. Varios de esos atletas ya son parte de la élite, pero otros no rindieron como se esperaba. Un repaso a las cinco primeras elecciones de la ceremonia y sus números en lo que va de su carrera.

DeAndre Ayton, número uno: el bahameño fue seleccionado por los Phoenix Suns con la intención de convertirse, junto a Devin Booker, en la reedición de la pareja conformada por Shaquille O'Neal y Kobe Bryant. Lo cierto es que la gran espina en lo que va de su campaña no tiene mucho que ver con su rendimiento, sino más bien con su posición en el Draft y lo que han mostrado estrellas como Doncic o Young, elegidos más atrás. Promedia 17,1 puntos, 10,8 rebotes, 1,8 asistencias y 1,2 bloqueos por partido, pero mejoró considerablemente sus cifras estadísticas en la última temporada: de 16,3 tantos a 19, de 10,3 recobres a 12, de 0,9 tapones a 1,7. Los Suns saben que tienen en Ayton a una garantía en la pintura, pero todo dependerá de cómo funciona la franquicia y el proyecto a futuro que tengan.

Marvin Bagley III, número dos: probablemente, el de peor rendimiento en relación a su ubicación en la ceremonia. Bagley III fue escogido por Sacramento Kings por encima del esloveno y tardaron poco en darse cuenta de que había sido un grave error. Los números del interno han bajado de la primera campaña a la segunda y su impacto en el funcionamiento del quinteto titular no ha sido tan grande como para pensar que puede llegar a ser una figura sólida en la NBA. El exjugador de la Universidad de Duke presentó caídas en sus promedios de puntos, rebotes, asistencias, bloqueos y porcentaje de acierto en tiros de campo, pero mucho de eso está ligado a que sólo disputó 13 encuentros debido a una lesión en su píe izquierdo.

Luka Doncic, número tres: el mejor y por amplia diferencia. Doncic no sólo se convirtió en el talento más determinante de este grupo, sino que ya es una de las estrellas más dominantes de la competencia y ha estado metido en la conversación por el premio al MVP de la temporada regular. Su impacto en el funcionamiento ofensivo de Dallas Mavericks, el equipo que decidió traspasar por él para llevárselo de Atlanta Hawks, es innegable. En este curso, promedia números dignos de un jugador franquicia: 28,7 puntos, 9,3 rebotes, 8,7 asistencias y 1,1 robos por encuentro. La consagración como el Rookie del Año en 2018 es apenas el comienzo para quien promete ser un estandarte de la liga en esta década.

Jaren Jackson Jr, número cuatro: la gran incógnita de este Top 5. El de los Memphis Grizzlies tiene el potencial para ser uno de los atletas más completos de la NBA en los años venideros. Además, la llegada de Ja Morant le ha ofrecido ese componente que tanto necesitaba para evolucionar. Todavía no ha explotado y ha quedado por debajo de Doncic y Young en cuanto a exposición mediática y rendimiento general, pero un destape tardío lo puede convertir en una figura rutilante: es atlético, refinado a la hora de definir, muy consistente en defensa y capaz desde el tiro. En esta temporada, promedia 16,9 puntos, 4,7 rebotes, 1,4 asistencias, 1,6 bloqueos y un 39,7% de acierto en triples.

Trae Young, número cinco: apenas un escalón por debajo de Doncic. Sus carreras no sólo estarán ligadas por aquel traspaso que los intercambió en el Draft, sino que también prometen ser los líderes de esta camada de jóvenes figuras. Young llegó a los Hawks, un equipo en reconstrucción que lo adoptó como su piedra fundacional. Y, si bien el rendimiento colectivo no fue el esperado, a nivel individual ha dado muestras de su potencial: en este curso, promedió 29,6 puntos, 4,3 rebotes y 9,3 asistencias y fue titular en el All-Star Game. Mucho futuro, pero una realidad más que interesante.

Compartir

 



X