Más Básquet

¿Qué pasó con la camiseta de Oberto en Atenas 2004?

10:28 09/04/2020 | Uno de los bienes más preciados de los deportistas son las prendas usadas en sus mejores momentos, pero el cordobés no tiene en su poder la camiseta con la que ganó el oro olímpico.

Oberto y Scola se funden en un abrazo tras vencer en semifinales a Estados Unidos

Es común ver que los basquetbolistas, futbolistas y deportistas en general guardan las camisetas o bien las intercambian con otros jugadores para conservarlas hasta el resto de sus días. Pero particularmente, cuando logran ganar algo importante, esas quedan guardadas para siempre como un trofeo personal.

Pero hay un caso de un deportista que ya no tiene en su poder la camiseta con la que ganó un oro olímpico y ese es Fabricio Oberto. El ex-Spurs fue pieza fundamental en el equipo que consiguió subirse a lo más alto del podio en los Jugos Olímpicos de Atenas en 2004, pese a que no pudo disputar la final por una fractura sufrida en su mano derecha.

Pese a eso, obviamente el oriundo de Las Varillas no queda exento de poder subir con sus once compañeros al podio y colgarse la dorada. Además de eso, Oberto se llevó su propio trofeo personal a su casa: una de las camisetas que usó en el torneo firmada por los demás integrantes del plantel. Pero, casi 16 años después de esa hazaña, no tiene en su poder semejante pedazo de historia.

¿Dónde está esa reliquia? Por suerte, pese a que no la tiene en su poder, está bien guardada en un lugar en el que pasará a la historia como lo hizo él el año pasado. En su programa DTMB (De todo menos básquet) en su nueva versión por la plataforma Twitch contó que, cuando fue informado de que entraría al Salón de la Fama del básquetbol, le solicitaron que lleve con él algo que pudiera quedar para siempre como un reflejo de quién fue y por qué estaba ahí.

Oberto eligió esa prenda para hacerlo, con todas las firmas de sus compañeros que representaban que sin ellos no podría haber llegado hasta donde llegó. Finalmente fue el 30 de agosto del año pasado cuando Fabricio quedó inmortalizado en el Salón de la Fama de FIBA en vísperas del inicio del mundial. Horacio Muratore pronunció su nombre y, tras un breve discurso, se convirtió junto a Oscar Furlong y Ricardo González en el tercer argentino en ser inducido.

 

Emiliano Iriondo | [email protected]
En Twitter: @basquetplus | En Twitter: @emi_iriondo
 

Compartir

 



X