Rumbo al Mundial 2019

¿Quiénes pelearán un puesto para ir a los Panamericanos y al Mundial?

13:20 12/07/2019 | Con la baja de Mata, la preselección argentina quedó conformada por 15 jugadores. ¿Quiénes están fijos y quiénes tienen que pelear un lugar?

Fjellerup, Bolmaro, Piñero, A.Cáffaro, Gallizzi, F.Cáffaro (Fotos CABB)

Después de la salida obligatoria de Marcos Mata, la preselección argentina de Sergio Hernández quedó conformada por 15 jugadores y, con bastanta claridad, el espacio para definir al plantel está marcado en dos grupos. 

Hay 9 jugadores que, salvo alguna cuestión particular, tienen su puesto asegurado: Campazzo, Laprovittola y Vildoza (bases), Redivo (escolta), Garino y Brussino (aleros), Deck y Scola (ala pivotes) y Delía (pivote). Sería muy difícil que uno de estos 9 no quede en el plantel final. Casi imposible. 

A partir de esa lógica, quedarían 3 lugares para definir, que también parecen bastante marcados, ya que cuentan con dos candidatos cada uno, a saber: un externo (Maxi Fjellerup o Leandro Bolmaro), un ala pivote (Facundo Piñero o Agustín Cáffaro) y un pivote (Taya Gallizzi o Francisco Cáffaro).

¿Qué definirá cada elección? En principio, habrá una semana de prácticas en Bahía Blanca desde el 18 de este mes, y no mucho más para una pelea en las prácticas. Las tres decisiones tienen un punto común: los competidores son bastante distintos entre sí. 

En el caso del alero, Fjellerup viene siendo parte habitual del plantel y quizá corra con ventaja, pero la explosión de Bolmaro, un crack en potencia, fue tal que Hernández lo convocó a último momento. Bolmaro tiene una desventaja, y es la lesión en su tobillo. Tendrá casi dos semanas para ponerse a punto. Fjellerup es un jugador más físico y con más defensa y Bolmaro con mejor lanzamiento. Veremos cuál es la característica que prevalece. 

Algo similar ocurre en el caso del ala pivote. Faca Piñero tuvo una gran temporada de Liga, pero en la selección solo tuvo una chance en la última ventana. Es el cuatro moderno, con tiro de tres puntos, más liviano, y más veterano (30, casi 31 años). Agustín Cáffaro, que también se sumó a la selección en los dos partidos finales de la ventana, es de otro estilo: bastante más alto (2.10), con poco tiro, con más proyección por su edad (24), y con la posibilidad de dar algunos minutos también como cinco, sobre todo defensivamente. 

En la otra elección, no varía demasiado el esquema. Tayavek Gallizzi es más veterano (26), con más roce, aunque no tuvo oportunidades en las ventanas. Defensivamente tuvo un año fantástico en Regatas y por eso volvió a la preselección. Francisco Cáffaro es, sin dudas, el gran proyecto argentino a futuro. Por primera vez Argentina cuenta con un 2.15 físicamente intimidante, con carácter, pero con dos o tres puntos que, en este caso, no juegan a su favor: es muy joven todavía (19), solo jugó el Mundial U19 en el último año por una lesión y habrá que ver si, llegado el caso, su Universidad (Virginia), le permite ausentarse tanto tiempo de los estudios. 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.