Ventanas FIBA

Básquet Plus con Van Gundy: "Si hubiese tenido que pagar una entrada para ver a un jugador, hubiera sido por Ginóbili"

14:57 29/11/2018 | Una muy linda charla tuvimos con el entrenador de Estados Unidos en La Rioja, hablando de todo: sus memorias como entrenador, la NBA actual y futura y Manu.

Foto FIBA

Hay veces que uno sobreactúa lo difícil que puede ser conversar con un NBA (o ex), como es el caso de Jeff Van Gundy, entrenador actual de los Estados Unidos, con 7 temporadas como coach de los Knicks (finalista en 1998/99) y 4 en Houston Rockets. En los últimos 11, ejerció como comentarista en ESPN. Van Gundy acepta con generosidad una charla que lo llevó por varios puntos distintos, todos interesantes: su paso de entrenador a comentarista, la vieja NBA, la actual, los súper equipos, las ventanas FIBA. Sentate y leé. 

- Primero le pregunto, ¿es un exanalista siendo entrenador o es un entrenador con ganas de volver a ser analista otra vez?
. No lo sé. Me siento muy afortunado por haber hecho las dos cosas. Me gustan ambas. Y valoro también los dos trabajos. 

-¿Son muy diferentes?
. Muy. Entrenar es mucho más intenso. La vida gira alrededor del trabajo durante la temporada: partidos, prácticas. Comentar por televisión es mucho más relajado.

- Ser entrenador es uno de los trabajos más locos que existen. No sé si en la NBA, por el dinero, es distinto, pero aquí en Argentina siempre se dice que el entrenador debe tener la valija preparada para ir a trabajar a cualquier lado en cualquier momento.
. No es solo en básquetbol, sino en todos los deportes. Cuando se pierde, todos atacan al entrenador. No hay diferencias entre Estados Unidos, Sudamérica o Europa. Uno tiene que entender que esto es así. Pienso que los salarios de los coaches en la NBA hace que sea más equilibrado el tema. Sos muy criticado, pero al menos recibes un muy buen salario. No me puedo imaginar la presión que tienen los entrenadores de fútbol en Argentina. 

- No sé si pudo ver lo que ocurrió esta semana. 
. Sí, lo ví. No puedo entender que ocurra eso en el deporte. Por un partido. No tiene sentido. Cuando vine hace un año para la AmeriCup, a Córdoba, lo pasamos realmente muy bien. La gente nos trató excelente. Igual ahora en Boca, donde entrenamos y jugamos un amistoso. 

-¿Dejar de entrenar fue una decisión suya o no tuvo ofertas?
. Fue una decisión familiar. No queríamos mudarnos más. Y fue fácil porque muy rápido me salió el trabajo en ESPN. Dos o tres días después. La realidad también es que tuve ofertas de equipos de la NBA que no me interesaban y no tuve de los que me interesaban. Pero no estoy preocupado. Realmente me encanta este trabajo para USA Basketball. 

-¿Extraña algo de entrenar?
. Sí, extraño la competencia, la camaradería, el vestuario. Y la amistad con mi cuerpo técnico. Fueron años de trabajar juntos, superando grandes victorias y terribles derrotas. Una gran amistad. 

- Muchas veces se habla del tema psicológico en los jugadores, pero pocas veces se habla del mismo tema entre los entrenadores. ¿Hacen un trabajo con profesionales los técnicos en la NBA? Porque los jugadores tienen carreras de 10/12 años. Ustedes pueden estar 30 años. ¿Cómo sobreviven a eso?
. Para mí hay tres puntos. Uno, la familia. Dos, si sos creyente, si tienes fe en algo superior. Y tres, los amigos. Creo que son las tres patas que ayudan a combatir toda la presión a la que se enfrenta un entrenador en la NBA. Hay otro tema que es la confianza. Nunca se habla lo suficiente de la confianza en el entrenador. Puedes no conseguir los resultados, pero eso no significa que no estés haciendo bien tu trabajo, y debes mantener la confianza. La gente y la prensa va a criticarte, los directivos y tus jefes también, y a veces hasta los jugadores. Entonces tenés que poder mantener la confianza en vos mismo.

- Uno de sus primeros trabajos en la NBA fue como asistente de Pat Riley. ¿Qué le quedó de sus años con él que mantenga hoy?
. Pienso que él fue un tremendo líder. Poniendo un tono en intensidad, pasión. Hizo un enorme trabajo construyendo equipos duros que peleaban por los campeonatos. 

- Me tocó cubrir la final entre New York y Houston en 1994 y recuerdo particularmente cuando New York perdieron y Riley salió a la conferencia de prensa post partido y lo primero que hizo fue decir que gracias a Pat Ewing ellos habían llegado a la final, cuando el pivote había sido criticado por no dar ese extra para ganar el anillo. Una tremenda demostración de liderazgo. 
. Lo recuerdo perfectamente. Él dijo lo correcto. Eso había ocurrido con Ewing. Estás en lo cierto. Tenés que pedirle a tus jugadores que hagan más cosas, que las hagan mejor, pero también los tenés que proteger de críticas innecesarias. Mike Krzyzewski hizo lo mismo esta semana con uno de sus jugadores. La posición del entrenador es solitaria, pero de liderazgo. 

- Terminó de dirigir NBA en 2007. ¿Cambió mucho el juego en estos 11 años?
. Sí, mucho. Me gusta en parte y no me gusta otra. No me gusta que los equipos jueguen tan parecido. No veo muchos estilos distintos. Muy pocas diferencias. 

-¿Quién juega diferente?
. Memphis. Los Grizzlies juegan diferente. Creo que los cuerpos técnidos hoy en día están sobrecargados. Hay demasiados entrenadores para un plantel de 15 jugadores. Demasiadas voces. Creo que el nivel de habilidad de los jugadores está hoy en un nivel increíble, aunque me gustaría que hubiera un balance mayor entre el tiro de tres puntos y atacar el aro. 

-¿Es posible?
. No lo creo. Deberían cambiar las reglas. Me gustaría alargar la línea de tres puntos, agrandar el campo, por detrás del aro, como en el hockey. Crear espacio. Para mí, hay necesidad de ver más acción. Ir más al aro. Hoy todos tiran de tres puntos. 

-¿Le gustan los Warriors?
. Sí, claro. Son una dinastía. Tienen a Durant y pasaron de ser un excelente equipo a ser un gran equipo de todos los tiempos. 

-¿Qué piensa de los súper equipos?
. Es una de las cosas que no entiendo de la prensa. Se suele criticar o decir que un jugador es menos que otro porque nunca ganó un campeonato, entonces cuando ese jugador se va a un equipo poderoso para ganar campeonatos, lo critican porque se arman súper equipos. No tiene sentido. Me encantaría ver a los grandes jugadores dispersos en más de dos o tres equipos, pero habría que cambiar las reglas también. Quizá el tope salarial, o los máximos contratos. 

-¿La NBA se puede convertir en aburrida por los súper equipos?
. Creo que nos tenemos que asegurar que no ocurra que todos piensen antes del comienzo de la temporada que Golden State será campeón. La competencia tiene que ser grandiosa. Debería haber algo más de contacto físico. No al nivel de los '90, donde fue exagerado, pero tampoco lo mínimo que es hoy. 

-¿Está de acuerdo con Kyrie Irving en cuanto a que no se defiende más en la NBA?
. No estoy de acuerdo con eso, pero creo que cada regla que se cambió últimamente en la NBA hizo que se hiciera más difícil jugar buena defensa. Todas las medidas fueron a favor de los ataques. 

-¿No es ese el punto que la NBA festeja? Porque quizá por eso es que cada vez más está atrapando el interés mundial sobre el básquetbol, en detrimento del juego FIBA, que es menos espectacular y ofensivo.
. Por eso me gusta el básquet FIBA. Es duro, físico. Por eso es difícil para este equipo de Estados Unidos competir. Tienen que ajustarse. No están acostumbrados. Esta noche quizá reciban un golpe y no será pitado. Y te tenés que adaptar a eso. Creo que en la NBA debería haber más contacto. 

- Unas últimas sobre la NBA. ¿Qué equipo elige de los '80?
. ¿Para mirar? Tendría que elegir entre Celtics y Lakers. Ambos eran hermosos para mirar, pero opuestos. Tenías la velocidad y el showtime de los Lakers y los Celtics, que jugaban más en media cancha. Eran muy diferentes, pero ambos estupendos. 

-¿En los '90?
. Bueno, obviamente Jordan, pero mi equipo favorito era Utah. Houston ganó dos, pero me encantaba ver a los Jazz, aunque no ganaron ningún título.

-¿Y en los 2000?
. Bueno, el Miami de Lebron James. 

-¿Y los Spurs?
. Sí, también. Fueron geniales durante muchísimo tiempo y jugaron un básquet colectivo maravilloso. También era lindo para ver. 

-¿Qué piensa de Ginóbili, qué le dio a la NBA?
. Ahh, mi jugador favorito en la NBA. De todos los tiempos. Para mirar. Si hubiese tenido que elegir a un jugador para pagar una entrada de mi bolsillo, hubiera elegido a Ginóbili. 

-¿Por qué?
. Pasión, intensidad, talento, confianza, dureza, generoso y buena persona. ¿Se puede ser algo mejor que eso?

-¿Conoció a Argentina por lo que hizo Manu?
. Obviamente la conocí más por él. Pero también por Oberto, Scola, Pepe Sánchez, Nocioni. Todos esos muchachos me abrieron los ojos sobre lo que era el básquetbol de aquí. Claro está que se destaca la carrera increíble de Ginóbili, pero ¿Scola? Estuvo en los equipos que nos ganaron en 2002 y 2004...¡y sigue en el equipo! Es increíble. 

- Una pregunta del partido de hoy. ¿Es especial para usted entrenar a este equipo, a un partido de meterse en el Mundial?
. Sí, es especial. Y un honor poder dirigir para USA Basketball un plantel con jugadores de la G-League. También dirigir contra los grandes entrenadores de Sudamérica. Aquí es distinto a Europa. Cómo compiten. Ustedes en Argentina tienen grandes jugadores, grandes entrenadores y un excelente sistema. La cosa completa es excelente. Es hermoso para nosotros, porque es un desafío para nosotros ganarle a un equipo como Argentina, con grandes jugadores y entrenadores, como visitante. 

-¿Es un desafío conseguir el lugar en el Mundial cuando todos saben que son la segunda unidad y que no jugarán en el equipo que vaya a China?
. Sí, por eso no es tan fácil conseguir que los jugadores quieran venir. Una de las razones. En Argentina, Campazzo no puede jugar, pero sabe que si Argentina se clasifica va a estar en el Mundial. En nuestro caso, todos saben que, si nos clasificamos, no van a jugar. Entonces tenemos que buscar otra cosa que los atraiga. Que los ayude en sus carreras. Tenemos que ver de qué manera los potenciamos, sin que jueguen el Mundial. Es un desafío.

-¿Le gustan las ventanas?
. Me gusta el concepto de las ventanas, me gusta el concepto de que todos deban clasificarse. No me gusta que un país se quede afuera porque no pudo tener a sus mejores jugadores, como es el caso de Eslovenia. Me parece terrible. Me gusta la idea para hacer crecer el básquetbol, pero los mejores equipos y los mejores jugadores tienen que estar en el Mundial. Argentina se va a clasificar. No tengo dudas. Pero sería una pena si Campazzo, Garino, Deck, no pudieran estar en un partido decisivo para clasificarse. Lo mismo con nosotros. ¿Si no nos clasificáramos? Me gustaría que las ventanas fueran 4 partidos en dos semanas. Y poder trabajar, jugar en el verano, que los mejores estén. 

- Si todos los jugadores estuvieran disponibles, le gustarían entonces. 
. Sí, ahí sí. Me gusta el sistema, creo que ayuda a mejorar a los jugadores. Jugamos contra Cuba dos veces. En la primera estuvieron correctos, pero en la segunda se veía una mejoría notable. El otro día jugamos contra Boca, que tenía a Jasiel Rivero, y la diferencia con el que enfrentamos aquella primera vez era enorme. Mi filosofía es clara: quiero ver competir a los mejores equipos con sus mejores jugadores. 

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

 

Compartir

 



X