Liga Nacional 2019/20

Bahía Basket se complicó pero ganó: 92-87 frente a Peñarol

23:25 11/01/2020 | Los bahienses debieron sufrir más de la cuenta para sellar el triunfo. Martin fue la figura con 18 puntos. Johnson logró 18 para la visita.

Martin fue la figura (Foto: La Liga Contenidos)

Los 10 puntos que sacó Bahía Basket en los primeros 5 minutos y el parcial de 21-4 en los últimos 6m15 resultaron lo mejor del partido para el local que, con este final, pudo olvidarse de una noche que por momentos dejó muchas dudas, y derrotó a Peñarol, por 92 a 87. 

Bahía impuso su ritmo casi desde el inicio, sacando a relucir algunas limitaciones de la visita. Por caso, Marini corrió por todos lados a Melvin Johnson y el resto poco produjo. Además, Martin estuvo activo y su ventaja física la hizo notar en la defensa perimetral. 

A partir de ahí, saliendo para adelante, Lynch generó juego, atacando a un lento Cantero. Y esto motivó que se activaran varias vías de gol, básicamente, con Martin y Levy, sin apostar tanto al lanzamiento a distancia. Así sacó 10 promediando el cuarto. No obstante, en 3m45, Peñarol cambió. En Bahía se sintieron las salidas de Marini –atrás- y de Lynch –adelante-. 

Hubo desajustes defensivos y desorden ofensivo, ante un rival que se apoyó Vaulet-Johnson. Estampó un parcial de 17-6 y pasó al frente 24-23, para terminar el cuarto 26-26. 

En el segundo, los marplatenses sostuvieron su juego, Tabárez clavó dos triples y un doble, la visita sacó 3, al tiempo que Bahía se había desorientado en defensa, mientras que, adelante, atacaba demasiado profundo, no pudiendo jugar con claridad de adentro hacia afuera. No obstante, Elías (2 triples) y Ruesga (1) trajeron un poco de alivio para el local. A esto se sumó el regreso de Marini y su buena defensa, más un Caio menos descontrolado, para irse al descanso largo 11 arriba: 51-40. 

En el sube y baja de su rendimiento, Bahía estuvo deambulando, sin claridad atrás y adelante. Lo preocupante que en ningún momento estuvo positivo en el tercer cuarto. Por eso, Peñarol, con un juego más lento, pero efectivo, fue recortando, porque Johnson solidificó su juego, se puso picante y metió 12 puntos en 5 minutos, ahora sí, siendo una pesadilla para Marini. El estadounidense animó al resto que, aún cuando él fue al banco, el equipo no lo sintió. 

Jugando con pases y altos porcentajes de tres, Peñarol pasó al frente restando 1m41 para el cierre del cuarto: 65-65 (parcial de 25 a 13). Y al regreso de Johnson, para cerrar el cuarto, sintetizó su perfil: un verdadero anotador, recibiendo, con 5 segundos, atacando e igualando en 69. 

El envión visitante no tuvo freno. Favorecido por la liviana defensa local, Tabárez atacó con facilidad y Johnson siguió demostrando, en su debut, que es un gran goleador. Todo esto desmoronó a Bahía, que no generó juego, se durmió seguido con la pelota en la mano y se comió un parcial de 14-2 en 3m45, para quedar 12 abajo. 

Peñarol pasó a dominar a voluntad, jugando con soltura y confianza, todo lo contrario a Bahía. De todos modos, el milrayitas tampoco pudo sostener la regularidad, sobre todo cuando tuvo que descansar Johnson. Bahía, a la fuerza, fue descontando. Un triple de Marini restando 1m55 lo revitalizó. 

Tras un rebote, Martin anotó de contra (84-85), con 1m36. Enfrente, Johnson falló frente a Marini. Y Levy, en el otro aro, le jugó 1x1 a Franco: 86-85, con 48 segundos. Nuevamente Johnson falló el siguiente lanzamiento y Marini recibió antideportiva. Metió 1 de 2 (87-85), y en la reposición, Caio asistió a Martin, para sacar 4 de luz, restando 25 segundos. Ese pasaje le dio a Bahía la tranquilidad para manejar el cierre y, con 3-4 en libres de Lynch, pudo quedarse con una victoria que poco antes había estado en duda. 

Fuente: 
La Nueva

Compartir

 



X