Brasil

Balbi: "Me gustaría continuar en Flamengo, me siento muy cómodo"

16:16 12/06/2020 | Venía siendo uno de los más importantes de Flamengo antes de la suspensión por el Coronavirus. Charló con Básquet Plus para saber su presente.

Balbi ante Whelan (Foto: BCLA)

Franco Balbi es el base de Flamengo. Así, sin reparos. Desde que llegó se hizo dueño de la posición (y el equipo), impregnándole su huella y adaptándose a un ritmo diferente al que estaba acostumbrado. En la tierra del baile y de las vastas posesiones, el argentino domina a partir de su tango e inteligencia.  

Lamentablemente, el Coronavirus lo privó de mostrar su mejor versión en las instancias decisivas. Hasta el momento de la pausa obligada, el base nacido en Junín venía siendo el líder asistente de un equipo que estaba listo para ganarlo todo.  

Bañado por la incertidumbre, alguna que otra falta de motivación y el deseo de seguir queriendo más, Balbi atendió a Básquet Plus en medio de una tarde calurosa, al mejor estilo del vernáculo clima brasilero.  

-¿Qué balance individual, por un lado, y grupal, por el otro, hacés de tu temporada en Flamengo 

. El balance, por todo lo que habíamos hecho hasta que paró la liga, es muy bueno colectivamente hablando. Estábamos primeros y éramos finalistas de la Champions. Eso es para rescatarlo y para saber que veníamos haciendo las cosas bien. Individualmente fue una temporada con muchos desafíos, con cosas nuevas por aprender y afrontar, con competencias diferentes y adaptándome a cada una de ellas. Me sentí muy bien, amoldándome en cada partido, en cada torneo en el que jugamos. Es positivo el hecho de llegar hasta donde llegamos y de la forma en la que lo hicimos.  

-En los números no se nota mucho, pero diste un crecimiento importante de una campaña a otra, ¿por dónde pasaron las claves de tu progresión?  

. La paciencia y el entender que estaba un lugar diferente al que me encontraba me dieron la madurez que necesitaba para adaptarme a otro esquema. Eso me hizo capacitarme para poder jugar con la que no había jugado antes, a un ritmo que no lo tenía asimilado. También, entender que estaba en otro país me permitió poder adecuarme mucho más rápido que lo normal.  

-Venían muy bien en la NBB y en la Champions, ¿te quedaste con una cuota de ganas? En el sentido de preguntarte qué hubiera pasado si... 

. A todos nos hubiese gustado terminar las competencias, obviamente. No fue una decisión nuestra. Fue una decisión buena, ya que primero está la salud de los deportistas y de toda la gente que organiza el torneo. Hubiésemos querido que sea de otra manera porque estábamos muy bien en cuanto a juego y química de equipo. Lamentablemente no se pudo dar, pero espero que cuando vuelvan los certámenes se pueda conformar la misma plantilla para continuar con el gran trabajo.  

-Saliendo un poco del tema básquet, ¿cómo estás viviendo estas semanas en Brasil? 

. Ahora empezó a costarme un poco más. Hasta que se suspendió la competencia estaba entrenándome como podía en casa, ya que en Río de Janeiro nunca hubo una restricción estricta que nos prohíba salir de nuestras casas. La actividad física vos la podías mantener fuera de casa, desde salir a correr o caminar. Pero en estos últimos tiempos, desde que se canceló el torneo, me moví muy poco porque no encontré una motivación para entrenarme. Sin embargo, estas semanas volví a entrenarme porque mi cuerpo lo necesita. Somos deportistas de élite y necesitamos estar activos. Ahora salgo a correr y, seguramente, la semana que viene empecemos a trabajar desde mi casa algunas cuestiones de técnica individual con pelota con un profesor del club, a través de videollamadas.  

-¿Qué puede llegar a ser lo que más te cueste al volver a la cancha? 

. La cuestión física va a ser lo que demore un poco más. El contacto con la pelota no va a ser tan grave, porque ninguno de los jugadores profesionales nos olvidamos de cómo tirar o picar. Lo que va a tardar en regresar será sentirnos bien. Por ejemplo, el cerebro va a querer hacer cosas que tu cuerpo no va a poder. Eso va a ser lo más frustrante y nos va a llevar un tiempo la transición. 

-Formás parte de una nueva oleada de jugadores que, desde hace unos años, viene emigrando a Brasil, ¿te considerás un pionero? ¿Creés que a partir de lo que vienen haciendo ustedes se abrirá una puerta en tierras cariocas para más de tus colegas?  

. Sí, de hecho, se dio que este año llegaron más argentinos que en la primera temporada que estuve acá. Probablemente se abra una puerta para más jugadores. Pero la realidad es que nadie sabe lo que va a pasar porque no hay pronunciamientos oficiales de cuándo volverán las ligas. Es muy difícil saber cómo será su futuro. Sacando eso de lado, yo creo que tranquilamente se puede dar lo que me decís. El argentino está muy bien visto en Brasil, y la liga se está tornando cada vez más competitiva.  

-¿Tenés algo decidido o planeado para tu futuro? 

. Acá estoy muy bien, me tratan de manera excelente. Encontré un lugar en el que me siento cómodo y me gustaría seguir en Flamengo. Pero te vuelvo a repetir, la realidad es que todavía no hay nada concreto porque nadie sabe lo que va a pasar y la incertidumbre es un poco grande. Por suerte, desde el club ya hubo un pronunciamiento en el que me dijeron que les gustaría que yo continúe y que siga ligado al equipo. Si se da todo para que pueda seguir, bienvenido sea. Estoy a la expectativa.  
 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 

Notas Relacionadas




X