Recuerdo

Montenegro y un MVP especial: "Se lo dedico al hijo de mil puta de Vecchio"

08:47 11/06/2020 | Había terminado el Juego de las Estrellas en el estadio Ruca Che de Neuquén y el Loco fue entrevistado para la tele por Miguel Simón. Dejó helados a todos.

El Loco en el momento de su frase, con Miguel Simón

Cuando el Loco Montenegro está cerca, todos los del ambiente del básquetbol sabemos que pueden pasar cosas sorpresivas, pero su capacidad de innovar es tan grande que en aquel 16 de setiembre de 1995, con la primavera cercana y el Juego de las Estrellas recién terminado, nadie imaginaba lo que iba a suceder. 

Hernán, que lucía en ese entonces una cabellera teñida totalmente de rubio platinado, se acababa de consagrar como el jugador más valioso del partido tras la victoria del Sur sobre el Norte 100-96 y, visiblemente emocionado, fue entrevistado por Miguel Simón, que por entonces era el periodista de piso de la transmisión de Torneos y Competencias por TyC Sports. 

Miguel tiró una pregunta simple, "Hernán, ¿una buena manera de arrancar la temporada con este premio no?". Y entonces el Loco arrancó: "Mirá, no sé si es una buena manera de arrancar la temporada, pero sí sé que me llevo de acá, de esta gente, mis compañeros, que fue lo más lindo que me dijeron siempre, que me lo merecía porque...qué se yo, porque soy como soy y conocen a la persona. Se lo dedico a mis hijos...y al hijo de mil puta de Vecchio". 

Dio media vuelta y se fue, solito. Simón se quedó con el micrófono en la misma posición durante unos segundos, como si Montenegro todavía estuviera ahí, aturdido por la frase. Y David Carlín arrancó un poco después, remando el momento, con un "Siempre polémico, decíamos". 

El insulto de Montenegro tenía un motivo, aunque no una justificación. En ese 1995, muy exitoso por cierto desde lo deportivo, con oro en los Panamericanos y plata en el Preolímpico (justamente ahí en Neuquén), permitiendo volver a jugar en las Olimpíadas tras 52 años, había sido un desmadre desde lo oganizativo, con una concentración en La Rioja previa a los Panamericanos, todavía con Montenegro en la preselección, que terminó mal. Muy mal. 

Luego de su ausencia en los Panamericanos, oficialmente por una lesión un un aductor, y extraoficialmente por motivis que nunca se hicieron públicos, el Loco no volvió más a la selección argentina. No estuvo en el proceso para el Preolímpico y ya no se puso más la celeste y blanca. Hernán había despotricado mucho con la pésima preparación (en cuanto a lo logístico), y el conflicto pre Panamericanos fue el detonante. Por eso en el momento de recibir el MVP aprovechó y se descargó contra la persona que, a su juicio, era la responsable de haberse perdido la chance de estar en los Juegos Olímpicos de Atlanta '96, donde fueron los mismos 12 que jugaron el Preolímpico.

 

Compartir

 



X