Entrevista

Borro: "Quiero que la Generación Dorada se incorpore a la CABB"

09:17 04/06/2020 | Veníamos demorados con la primera entrevista a fondo con Fabián Borro desde su asunción como presidente de la CABB y saldamos la deuda. Habló de todos los temas que interesan hoy.

Foto CABB
Asumió sobre fin de año como presidente de la Confederación Argentina y a los tres meses le estalló la pandemia del Coronavirus. Tuvo que cancelar el Torneo Federal y soportar la postergación por un año de los Juegos Olímpicos. Tiene que resolver ahora el futuro del básquet de base, la continuidad de Hernández y armarse para un nuevo mapa global del deporte. Charlamos largo con Fabián Borro de todo eso.
 
-¿Qué panorama hacés desde CABB de la situación que se está viviendo y de la decisión que tuvieron que tomar de suspender los torneos?
. Desde CABB y en conjunto con la AdC se fueron tomando todas las medidas con la creación del Comité de crisis. Creo que se tomaron medidas responsables y de prevención, haciendo el aislamiento preventivo en un comienzo a Ferro y Comunicaciones. Después fuimos analizando paso por paso, y luego de ver que los equipos de ascenso se complicaban por el aislamiento, de ver los compromisos de los clubes del Torneo Federal y de la Liga Argentina, de sponsoreo, si perdían más de lo que ganaban siguiendo, de hacer un acuerdo marco con la Asociación de Jugadores, se decidió cancelarlos. Queda la Liga, que nosotros queremos terminarla porque tiene otros compromisos, con sponsors y con la televisión, y queremos cumplirlos. Veremos cómo se van desarrollando. 
 
- Las posibilidades hoy van a que la Liga se pueda terminar quizá en setiembre, pero si te va a octubre, ¿no corren el riesgo de que se convierta en un lío, con mercado de pases de una semana, etc?
. Lo que pasa es que esto es como dice Diego Grippo, de ir día a día. Ahora está terminado el protocolo para la vuelta, que será publicado en estos días, pero esto es día a día. ¿Qué varió desde la última cancelación? Que ahora el aislamiento social es geográfico. Hay muchos lugares del país que se están empezando a abrir, entonces claramente hay posibilidades de adelantar esa fecha. Hay que estudiar la alternativa de continuar en una sede única en algún sitio de Argentina. 
 
-¿Sos optimista de volver antes?
. Yo creo que sí. Por lo menos hay que plantearlo. Un escenario de terminar antes. Si no, se va a mezclar el mercado, los presupuestos, se van a extender innecesariamente los contratos. 
 
- Desde la ignorancia, ¿mañana podrían jugar en Misiones por ejemplo?
. Si lo autoriza el Ministerio de Gobierno y la provincia, sí. Autorizar a entrenar igualmente no es lo mismo que autorizar a jugar. Hay un proceso previo que hay que cumplir: volver a juntar a los jugadores, que no están todos en donde juegan, por ejemplo.
 
- Desde el día que digas que querés volver, tenés un mes más o menos para juntar a los jugadores, hacer entrenamientos y poder poner en forma a los planteles. 
. Exactamente. Puede ser mitad en la ciudad del club y mitad en la ciudad donde se juegue, u otras opciones. Porque Misiones por ejemplo autoriza a jugar a la gente de Misiones. Acá estaríamos llegando desde otros puntos del país. Te pueden pedir empezar en cuarentena, o quizá dejarte entrenar pero en cuarentena. La idea es crear una burbuja donde se den las condiciones para poder trasladarnos. Pensá que si hay jugadores de los clubes de Buenos Aires que vuelvan para entrenarse, primero tendrían que hacer una cuarentena. 
 
-¿El protocolo que armaron incluye todo lo externo al juego en sí? Me refiero a alojamiento, comida, etc de las 120 personas más o menos que tendrían que llegarse hasta la ciudad elegida para terminar la competencia. 
. Claro. El protocolo es para la práctica y el partido. Después hay que armar un plan para jugar en una ciudad x. Hay que definir cuándo, la llegada de los jugadores, etc, para después presentar un plan global para una fecha determinada. Nosotros tenemos la intención, pero eso no quiere decir que podamos llevarla a cabo. La ACB pudo, la Euroliga no. La BCL por ejemplo, nos queda un partido de semis, pero una final entre un equipo de Brasil y uno de Argentina. En nuestro país se abre una nueva chance porque el país se abrió en algunas zonas. Tenés a Corrientes en fase 5, Comodoro sin casos, pero al AMBA prácticamente en la primera. Entonces no es fácil, porque vas a necesitar la autorización de la ciudad. Nosotros vamos a hablar con distintas opciones, pero eso no asegura nada. 
 
- SI no hubiera equipos de Capital sería más fácil. 
. Y sí, porque Santiago tampoco tiene casos. Igual al abrirse el mapa se abre una posibilidad cierta. Igual nosotros y el Ministerio vamos a privilegiar el tema de la salud. No va a ser fácil porque, por ejemplo, Gimnasia tendría que moverse por vía terrestre a donde se juegue. 
 
- Lo ves más difícil que en España.
. Totalmente, porque nuestra geografía es muy distinta a la de ellos. Ellos tienen una homogeneidad mayor en las fases, en la desescalada, y los medios de transporte están habilitados y son distancias más cortas. Es mucho más sencillo.
 
-¿Va a cambiar todo de ahora en más?
. Evidentemente, uno presenta, estudia y analiza escenarios futuros. Yo a la salida de la pandemia soy optimista en que nos vamos a reinventar y salir fortalecidos. No va a ser lo mismo, porque va a haber menos dinero en la plaza. Nosotros habíamos hecho por ejemplo mucho esfuerzo en la Liga Argentina para potenciar la cuenca de Vaca Muerta, auspiciando el ingreso del equipo de Plaza Huincul, y de General Roca, y hoy el petróleo está por el subsuelo. No es lo mismo Neuquén de hace un año que el de hoy. Un ejemplo. Pero tenemos que organizarnos y estar listos para que esto sea una oportunidad que nos fortalezca. 
 
-¿Pero te imaginás a mediano plazo una cancha llena de gente como antes?
. No sé, pero hace un mes me decías que en el país iba a haber esta desescalada y no me lo hubiera imaginado. Va a haber que convivir con precaución. Este es un deporte de contacto, de mucho uso de las manos, que es un vehículo del virus. Llevará más precaución. Y el tema del público seguramente se irá adaptando a la nueva normalidad. 
 
- Te cambio de área. Si bien para mí seguís siendo parte de la AdC, ¿te vas conforme con tu período como presidente o te quedaron muchas cuentas pendientes?
. Creo que avanzamos en muchos sectores y convivimos en un contexto, no de Coronavirus como le está tocando a Gerardo (Montenegro), pero sí de malos años de la economía del país. Sin embargo, creo que la AdC ha salido robustecida como organización. Hemos mejorado el cumplimiento de los equipos, hay mejor organización en muchos lados, se ha invertido en infraestructura, se ha montado la Liga de Desarrollo, se han profesionalizado áreas. Después quedan cuentas pendientes. No nos tocaron los mejores años, pero el balance es positivo. Si me hubieses dicho en 2013, te hubiera dicho que ni loco pensaba que íbamos a hacer tanto. 
 
- Lo que no sé es si lo que querías hacer en el 2014 fue a lo que terminaste apuntando o no pudiste llegar por temas de crisis económicas. 
. Y sí. Uno pensaba en otras cosas. En una expansión, incorporar a Guaros, a Olimpia de Paraguay…el mundo del deporte profesional está en un sector que es la industria del entretenimiento que tiene que reinventarse todo el tiempo. Le dimos a la Liga un empuje digital y de modernidad que no tenía, que creo que es muy fuerte. Las redes sociales, el proyecto de la OTT…creo que hay que consolidar el proyecto. Y comunicar mejor lo que se quiere hacer. 
 
- Por primera vez en la historia CABB y AdC están bajo la misma línea. ¿Qué va a cambiar con eso? Explicáselo fácil a mi vieja, que le encanta el básquet.
. Lo que va a cambiar es que va a haber una política integral. No va a ir una para un lado y otra para el otro. Primero, porque compartimos la visión que tenemos. Segundo, porque formamos parte de un mismo espacio. Tercero, porque siempre hablamos de robustecer las instituciones. En los próximos días vamos a anunciar la creación de una mesa de coordinación entre las mesas directivas de ambas entidades para poder ordenar y pensar en conjunto. Ambas entidades están unidas. El básquet es uno solo y vamos a trabajar de esa manera. Y lo estamos haciendo. Acá el profesionalismo le había dado la espalda a lo federativo y viceversa, y los clubes son los mismos. Tiene que haber un plan integral. Hay que adaptar el estatuto a la Federación Internacional, que tendría que haberse hecho en el 2014. Estamos seis años atrasados. Eso implica que la AdC va a estar dentro de la CABB, va a votar y a participar. En la práctica y en lo formal. 
 
- No sé cómo quedaste con Susbielles, pero él en su momento intentó hacer un nuevo estatuto pero no se lo votaron. ¿Este que querés implementar tiene algo de ese?
. Con Federico quedé bien, aunque no volvimos a hablar. El estatuto tiene cosas de ese. Tampoco hay demasiadas posibilidades de cambios, porque al haber una sola FIBA, el proyecto One FIBA, vos estás afiliado a FIBA, que está dividida en 5 regiones. La de acá es FIBA Américas. Pero la BCLA, por ejemplo, se hizo en colaboración entre FIBA central y las ligas de Argentina y Brasil, que somos accionistas de la Liga. En África es 50 y 50 FIBA con la NBA y en Europa es un modelo similar al nuestro, pero con más accionistas. FIBA tiene una guía de estatuto, que nosotros llamamos semáforo, que exige cosas que deben tenerse, otras que hay que elegir, y una tercera que son discrecionales. Nosotros ya hemos debatido el proyecto, ya ha salido del Consejo Directivo, se están haciendo reuniones con distintos consejos, se presentó en varias provincias, y ahora va a llegar el momento de publicación. El cambio básico es que van a votar todos los clubes, para elegir al presidente de la Federación, y después las Federaciones van a mantener el sistema del senado, federal, donde cada una va a tener su delegado a la Asamblea, que elige a las autoridades. Por otro lado, se incorporan entrenadores, jugadores y árbitros para los temas que son inherentes al estamento. El estatuto fue visado por el área de igualdad de género de la Secretaría de Deportes, se aplican los derechos del niño, se pone un coto a las reelecciones. 
 
-¿En todo el país?
. Ahora hay otro proceso donde las federaciones van a tener que adecuar sus propios estatutos. FEBAMBA y Santiago del Estero, por ejemplo, ya le han pedido a CABB que colabore en esa adecuación. El estatuto habla de que la elección del Consejo Directivo de cada Federación debe ser como mínimo 90 días antes de la Asamblea de CABB. 
 
- El presidente de CABB lo van a seguir eligiendo como siempre las Federaciones. Ahí no van a participar jugadores, entrenadores o árbitros. 
. No. Los clubes eligen al presidente. Pensá que muchas provincias hay una representación que no es igualitaria, porque eligen las Asociaciones. No desaparecen, pero no tienen derecho político. Eso lo van a tener los clubes. Es un paso de institucionalidad y transparencia muy fuerte. Creo que es un paso grande. 
 
-¿No se quedó muy atrás el básquet federativo del básquet profesional?
. Y sí. Por eso nosotros tenemos un plan estratégico que vamos a difundir, que habíamos empezado a mostrar en las provincias. El 11 de marzo estuvimos en Neuquén, también en Chaco y en San Luis, hablando con las federaciones, los gobiernos y los clubes. Nuestro plan conlleva que cada Federación sea una CABB pequeña. Queremos fortalecer a las federaciones. 
 
-¿Cómo hacés para fortalecerlas sin dar un vuelco de 180 grados, incluyendo personal profesional y una inversión de dinero?
. Es lo que se va a hacer. De eso hablamos. Queremos digitalizar la CABB y las federaciones. Hoy no sabés siquiera cuántos jugadores reales hay. Primero tenés que robustecer las federaciones en cuanto a representatividad. Nosotros encontramos una CABB con 12 federaciones que estaban en perfecto estado de papeles, pero otras no. Para fortalecer a las federaciones sí o sí van a tener que tener un estatuto como la gente, autoridades vigentes, estar inscripta en la Inspección de Justicia, tener una cuenta corriente. 
 
-¿Se necesita mucha plata?
. Se necesita, pero sobre todo se necesita voluntad. 
 
- Te lo digo porque necesitás personal rentado, siendo que en muchas federaciones no hay. FIBA nunca puso un peso en esto. 
. FIBA pone a su gente para ayudar en cuanto a la organización de la gestión profesional. Nosotros estamos trabajando en convenios de cooperación y asistencia entre Federaciones. Después tenemos que ordenar el dinero que se invierte. Y aprovechar las secretarías de deportes de las provincias, que tienen mucho interés en ayudar con sus profesionales. Si el básquet argentino invierte entre 5000 y 6000 millones de pesos cada año, en todo, hay que empezar a derivar los recursos que se necesiten para la organización profesional. No puede ir todo al plano deportivo. Tiene que ir también al organizativo. Y donde se necesite vamos a asistir. Y vamos a cambiar el eje y enseñar que hay que comunicar diferente, que hay que armar una comunidad digital, que hay que relacionarse diferente, no solamente con el Estado sino con los privados, que el básquet no son solamente los campeonatos argentinos, que hay mucho básquet que está afuera de la Federación que puede generar ingresos. Hay lugares donde hay más básquet por afuera que por adentro de la Federación. Hay que reordenar todo. Nuestra idea es crecer un 15% por año. Francia tiene 600.000 federados, España 400.000. 
 
- Iba a eso, ¿cuántos hay acá? Recuerdo alguna vez que se hablaba de 300.000.
. Lo que nosotros rescatamos de inicio fue 65.000, y ya lo llevamos a 75.000, y estimo que los podemos llevar rápidamente a 150.000, si incorporamos al básquet que está afuera. No incluye al maxibasquet. Pero te aseguro que esos 300.000 no están. No sé si alguna vez existieron, pero lo que veo es que muchos clubes han desaparecido. 
 
- La cifra que yo tengo es que hay 1150 clubes en todo el país. 
. Sí, ese es el número que relevamos ahora. Hay más de 20.000 clubes en la Argentina. Algo pasa. 
 
- El otro día en una nota Ricardo González, el campeón del mundo, me decía que Palermo, su club, está bárbaro, pero porque no compite. Que quisieron tener una categoría en un momento y les salía una fortuna, que era imposible. 
. Mirá, si fuera así, no habría 160 clubes en FEBAMBA. En 2010 tenía 80/82, y hoy tiene 160. Ha crecido la actividad claramente. Hay que ver cuál es el proyecto deportivo de cada club. Hay clubes de barrio que claramente tiene superávit. Porque tienen un proyecto. El minibásquet es superavitario, las inferiores también o salís hecho, y donde perdés dinero es en la primera división. Acá se distorsionó y el minibásquet subvenciona a la primera. Todo el mundo quiere jugar primera. Eso es lo que hay que consensuar. Hay que iluminar al minibásquet. Hay clubes que tienen 200 jugadores. Que han crecido. No dan abasto. 
 
-¿Cómo hacés para agrandar el universo de gente que consuma o practique básquet? ¿Tenés hecho el diagnóstico?
. El diagnóstico no está, pero te puedo decir cuáles son 4 o 5 líneas directrices. Una es que hay que entrar en los colegios. Es básico. Pensar que no solamente hay clubes, sino pensar cómo se subsidia el inicio de la actividad, como hicimos en FEBAMBA. Hay que tratar de que se viaje poco y nuevos espacios donde se practique el básquet. En FEBAMBA regionalizamos por eso. Mirar el 3x3. Acá el ambiente le da la espalda y es una actividad que en los Juegos Olímpicos de la Juventud se llenó. Quedó gente afuera. Pero acá decir 3x3 para muchos es ver el diablo. Hay que tener una oferta igualitaria. No puede ser que los clubes te digan que no tienen espacio para las mujeres. Es una cosa de locos. El minibásquet debería ser mixto. ¿Qué diferencia hay entre un nene y una nena de 10 años? Ninguna. 
 
-¿Cómo entrás en las escuelas? Porque escuché mil veces eso.
. Tenés que tener un plan de acuerdos. La Argentina tiene un tema burocrático que no lo hace sencillo. El actor principal tendría que ser el Ministerio de Educación, con una bajada de línea y una alianza con los clubes de barrio. A la mañana, cuando hay escuela, los clubes están vacíos. Deberían ser los patios de las escuelas. Hay entidades religiosas que tienen buenas instalaciones deportivas. Incluso escuelas. El 3x3 debería ser una forma de entrar. Porque se puede jugar en espacios reducidos. Ahora si vos encarecés la actividad y todo el mundo cree que va a jugar profesional, estamos complicados. Acá tienen que jugar todos. Es el debate que queremos dar. Es una tarea ardua, pero hay que darla. 
 
-¿Hay alguna chance de no depender de que cambie un gobierno y no se te vuelva todo para atrás?
. Sí, claro. La chances son que la CABB, siendo hoy cuarta en el ranking FIBA y subcampeona del mundo, tiene que tener un desarrollo comercial distinto al que tiene hoy. Hay que trabajar para eso. No es solamente apoyo del Estado. También necesitás del privado. 
 
- La última vez que te hice una nota me reconociste que como presidente de la AdC estabas haciendo cosas que le correspondían a la CABB. ¿Ahora que sos presidente de la CABB vas a tomar esas cosas para que la AdC no las tenga que hacer más? Ejemplo: Liga de Desarrollo. Muchos clubes de la Liga me dijeron que pretenderían que o pase a CABB o algo por el estilo. 
. El que piensa que la Liga de Desarrollo es una carga presupuestaria está equivocado, y eso ha sido tema de un profundo y reiterado debate en la reunión de presidentes de clubes. Los clubes deben generar sus recursos. Deben tener un planing deportivo, un área más específica de desarrollo. La LDD no es un gasto, es una inversión, que se hizo justamente para ayudar a los que están en los extremos, no a Obras o a Boca. 
 
- Pero en una etapa de crisis, ¿no hay demasiados gastos fijos?
. Tenemos gastos fijos porque el país es grande y los traslados son importantes. 
 
- El 80% de los clubes de la Liga 2019/20 no quieren jugar la LDD 2020/21 como este año. Los más optimistas quieren jugarlo con cuadrangulares como la Sudamericana.
. ¿Cuadrangulares? ¿Y cuánto les va a salir? Hay gente que lo hace en serio y otra que no. Yo prefiero jugar con jugadores de desarrollo y evitar traer de afuera. Me parece que la estructura de los equipos tendrían que tener formación de la Liga de Desarrollo. Ahora si vos no ponés a trabajar a nadie para generar recursos. También escucho el tema del costo de la apertura de cancha. Escuchás a algunos que parecen los pastores de la medianoche. Paren de sufrir. Si esto está tan mal, ¿para qué se quedan? Mi club ha crecido. La Liga lo ayudó a crecer. Tiene un micro, mayor estructura, superávit, juega con sus propios jugadores. Algunos quizá no están para jugar en esta categoría. 
 
-¿No hay equipos que no tendrían que estar en la A?
. Es una respuesta que se tendría que dar cada uno. Si vos estás sufriendo, si no tenés un plan de negocio, si creés que se paga de más, si gastás todo en salarios y no le ponés ni una lata de pintura a tu cancha, si no hacés un plan de venta de tickets, si no tenés a nadie que te ayude en el área digital, en la comunicación…acá algunos hemos cumplido a rajatabla todo lo que dijimos, y muchos de los que hoy se quejan son los que decían que había que hacer esto antes de llegar a la AdC. Y se protegieron con los no descensos. Entonces hay que ser honesto. Y tener memoria. La Liga de Desarrollo no fue un capricho mío eh. 
 
-¿De los 20 ves muchas estructuras bien armadas en la A?
. Sí, los dos de Santiago del Estero han mejorado muchísimo. Los tres de Corrientes, Instituto, Gimnasia de Comodoro, Bahía Basket. Lo que pasa es que algunos quizá estén nerviosos porque hay clubes golpeando la puerta. Oberá es una organización de primer nivel, han invertido. Villa María pagó los 10 meses. Rocamora siempre está apostando. Carmen de Patagones, Chivilcoy. Hay muchos que están mejorando. Salta Basket mismo. Muchos mejoraron. Otros han involucionado. Yo creo que el básquet de los 90 no es el mismo, ni en lo deportivo ni en lo organizativo. Volver a jugar como en esa época es imposible. 
 
-.¿Seguís convencido con la cantidad de equipos en la A? Hay varios que sobran. 
. Acá hay que discutir el modelo del profesionalismo argentino. Después el número lo vemos. Si estás permanentemente viendo el corto plazo, estamos en el horno. Lo que veo es que la Liga el próximo paso que tiene que dar es mejorar la exigencia. El modelo tiene que ser el de la Liga española de fútbol. Control presupuestario. Cómo son tus ingresos, sus sponsors, su venta de tickets. ¿Por qué dejó de ir gente a la cancha acá? Entre otros aspectos. Primero, porque la oferta que tenés es infinita. Por eso para mí la discusión de viernes y domingos para jugar es absurda. El tema de la taquilla pasó a ser un ingreso marginal para la mayoría de los clubes, entonces nadie tiene un departamento de ventas. Es un problema de modelo. 
 
- Obras tampoco. 
. Obras está trabajando en eso. ¿No ves más gente que antes? 
 
- No mucha. A veces. Este año, menos. 
. Puede ser. Pero estamos trabajando. Hay un montón de situaciones que están relacionadas. Hay que pasar a un modelo de gestión distinto. Tenés que tener un modelo de gestión y de negocios a cinco años. Obviamente, después de esta pandemia. Hay que pasar a otro estadío distinto. 
 
-¿El plan de 5 años que decís es el mismo que pensabas cuando asumiste en la AdC?
. No. Creo que ahora hay que ser más rígidos, porque hay gente que no los cumple. Hay que reglamentarlo. 
 
-¿Los clubes apoyarían algo que les genere exigencias?
. Y si no van a seguir viviendo que les gane uno que no paga. 
 
-¿Qué exigencias pondrías?
. El control presupuestario. Controlar los ingresos que vos tenés para después decir “podés gastar esto”, pero una vez debitado lo que es una estructura en serio en un deporte profesional que está en la industria del entretenimiento. 
 
-¿Vos hablás de blanquear la economía?
. Sí, ¿por qué no? Si la mayoría de la economía está blanqueada. 
 
- En la Liga no.
. ¿Vos pensás que hay dinero en negro?
 
- Sí, mucho.
. ¿Cuál?
 
- Y, de los salarios, fácil la mitad. 
. No, esos son los egresos, yo te hablo de los ingresos. ¿Qué dinero en negro hay?
 
- Ahí no sé.
. Yo te lo voy a decir. El que tiene un apoyo gubernamental es blanco total. Tenés que rendirlo sí o sí. Te lo firmo. 
 
- Sigo siendo un iluso que cree que tenés la gran oportunidad junto con Gerardo Montenegro de hacer una gran convocatoria para escuchar a todos y que de una mesa con todos salga un plan de Liga que sea apoyado por la mayoría. El que sea, pero apoyado por la mayoría. Un contrato social. 
. Yo no tengo problemas en sentarme con todos para hacer un plan estratégico. Que creo que es el paso que tiene que dar ahora la AdC. Se lo dije a Gerardo. Hay que hablar con Bazzi, con el Chungo Butta, con Salvestrini, con Rígano, con todos los que hicieron grandes equipos e hicieron grande a la Liga y decirles ¿qué ves? 
 
- A todos tenés que poner, desde Bazzi, pasando por los dirigentes que se te curran, a los entrenadores con más experiencia, que sabés que son piolas para ver estas cosas, y jugadores y exjugadores, hasta algún periodista. Acá nadie va contra el básquet, todos quieren aportar. Si hicieras eso saldría una Liga con apoyo global, algo que no pasó nunca, salvo quizá al comienzo con Bazzi, cuando todavía vivía León, que juntaba a todos. 
. A mí me parece que cuando hay una crisis como esta y el modelo que se quiso imponer fue laxo, hay que barajar y dar de nuevo. Y que opine todo el mundo. Pero los que tienen que tomar las decisiones son los dirigentes. Acá lo que no puede haber es gente que esté gritando y llorando todo el tiempo, porque evidentemente no entra en el saco. Si decís todo el tiempo que te va mal, que es todo un desastre, ¿para qué siguen? Lo que dijimos que íbamos a hacer fue lo que hizo Obras: mejorar la infraestructura, invertir en la Liga de Desarrollo, en un plan de marketing y comunicación. Lo hicimos. ¿Quién invirtió eso y tuvo el coraje de hacer esa inversión en lugar de fichar a un jugador? 
 
- El tema es que hay muchos clubes que no lo hicieron.
. Para eso hay dos soluciones. Una es la movilidad deportiva. La otra, cerrar la Liga o tomar una determinación distinta. Capaz hay que pensar en eso. Por eso yo quería darle impulso a la Liga Argentina. Para que no haya tanta diferencia en el cambio de categoría. Hoy hay varias organizaciones que están pidiendo pista con buenos dirigentes. 
 
- Paso al último tema importante. ¿Sergio Hernández va a dirigir a Argentina en Tokio?
. No lo sé. Tenemos que sentarnos a hablar. 
 
-¿Cómo va a ser ese proceso?
. Cuando salgamos del aislamiento social nos vamos a juntar. Lo hablamos hace unos 10 días. Quiero saber qué quiere hacer él. Me había dicho que hasta Tokio 2020 llegábamos y que después, en principio, no iba a seguir. Pero el 2020 no estuvo. 
 
-¿Tenés plan B?
. No, no. Me parece que hay que definir con él la situación. Y hay que hacerlo. Y si no nos ponemos de acuerdo o él tiene otros planes, ahí pensaremos en quién lo reemplace. 
 
-¿Vos querés que dirija él?
. Yo no tengo problemas. Si él está cómodo y está bien, yo estoy cómodo y estoy bien. Hasta ahora no pudimos funcionar mucho, pero entiendo que lo que él me pidió, se cumplió, aunque tuvimos una ventana sola. 
 
- Cuando ganaste las elecciones ya sabías que Tokio 2020 posiblemente iba a ser el final de la era Hernández y muy probablemente también el de Scola. Te lo relaciono con lo que te dije antes de sentar a todos en una mesa. ¿Sos capaz de incorporar de alguna manera a Scola al futuro de la CABB?
. Yo no tendría problemas. Lo que creo es que se tendría que incorporar la Generación Dorada como grupo. Si él está dispuesto, bienvenido. 
 
- No, bueno, pero no me hagas trampa. Una cosa es decir que no tenés problemas y otra es ir a buscarlo. ¿Tenés pensado cómo incorporarlos?
. No te hago trampa. No hablamos todavía. A mí me gustaría que aporten todo su conocimiento de esto, que es amplio e importante de lo que son las altas organizaciones y altas competencias mundiales, y me encantaría que hagan su aporte, trabajando en conjunto. Algunos tendrán ganas y otros no. Más disponibilidad, menos. Algunos quizá no quieran saber nada de básquet después de tantos años de jugar. Las puertas están abiertas para todos. De eso no tengas dudas. Yo no tengo problemas con nadie ni tuve enfrentamientos con ninguno. 
 
- Más o menos…
. ¿Por qué decís más o menos?
 
- Y, a Scola lo llamaste Che Guevara…
. ¿Yo? Esa me la acreditan a mí y yo nunca dije eso. Leé todas las notas que hice y jamás dije eso. Nunca tuve una cercanía. En su momento él venía a veces a entrenarse al club y tratamos siempre de molestarlo lo menos posible para que hiciera su trabajo tranquilo. Y nos encantaba que viniera. Pero no tuve relación con él, como tampoco tuve un problema, al menos de mi parte. Obviamente la situación de que en su momento metieran a todos en la misma bolsa no me gustó, pero ya pasó. Lo mismo que se expresaran en las últimas elecciones. Para mí eso terminó. Si queremos que la Confederación y el básquet crezca, tenemos que trabajar todos juntos. 
 
- Siempre me quedó la frase de que no se aprovechó a la Generación Dorada. Venimos de ser subcampeones del mundo. ¿Qué hay que hacer para que no se repita eso?
. Esta es una generación que viene a ser el legado de la otra. Han inculcado su conocimiento del deporte, buenos hábitos y organización a los jugadores que fueron ingresando y al desarrollo de los mismos. Por otro lado, hay algo que se viene dando desde la época de Muratore que es el apoyo a los procesos de los entrenadores. Y eso no es algo menor. Aspiramos a mantenerlo nosotros también. Tenemos que mantener los estándares de organización y elevarlos, y generar recursos para que eso sea sustentable. Y hacer un plan distinto de desarrollo del básquet buscando masividad, pensando a futuro. Porque si sigue decreciendo la cantidad de jugadores va a ser todo más difícil.

La entrevista fue realizada el sábado 30 de mayo, por lo que no pudimos hablar del tema que saltó un par de días después relacionado a un posteo en redes que hicieron varias jugadoras del femenino, por eso agregamos estas preguntas hoy, tras hablar nuevamente con Borro. 


 
-¿Qué reflexión te merece lo que hicieron las chicas?
. El basquet femenino necesita otra plataforma y nosotros nos hemos comprometido a aplicar la igualdad de género y, de hecho, estamos presentando escuelas de iniciacion deportiva en conjunto con la Secretaría de Deportes, todas de básquet femenino, salvo en las federaciones más desarrolladas como FEBAMBA, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Por otro lado, en los cursos de ENEBA ahora es obligatorio que se haga el curso de igualdad de genero. Me da una enorme tristeza y dolor que una jugadora que ha pasado por Obras como Sofía Aispurúa diga lo que dijo, cuando la CABB la dejó tirada y nosotros nos hicimos cargo de su operacion, rehabilitación y de pagarle sus honorarios. 
A las chicas les digo que tienen las puertas abiertas para conversar, pero deben entender la realidad que vive el país y el mundo. Desde el 13 de marzo FIBA suspendió la totalidad de sus competencias y se han cancelado los torneos U17 de mujeres y varones. Si no hay competición, ¿cómo podemos hacer una convocatoria?

- En relación a eso, ¿cómo es el tema de las becas?
. El sistema de becas cambió en 2019 y pasó a otorgarse a las jugadores y jugadores durante el proceso de concentración y competencia, únicamente. De hecho, los masculinos cobraron febrero por la ventana, pero no cobraron más. En el basquet femenino, lo mismo. Yo asumí en diciembre y en abrl el Enard me avisa que da por finalizada la beca. Ellos la habían extendido en noviembre hasta marzo inclusive, por resolución propia. Cuando a mí me lo informan en abril les dije si hacia falta hacerlo justo ahora. Pero la realidad es que con el nuevo sistema, sin competencia ni preparación, no deberían cobrar. Y yo no voy a inventar una preparación que no existe para utilizar recursos públicos. Cuando haya un torneo, habrá un plan, pero hoy no hay ningún torneo de las Americas ni Mundial a la vista, ni sabemos cuándo habrá. Esa es la realidad de la cuestión. Yo siempre estuve a favor y apoyé el básquet femenino. A mí no me van a correr con eso. Impulsé la Liga Femenina, la incorporé a FEBAMBA, aposté con Obras, donde las chicas del equipo de Liga están cobrando aunque el torneo no se haya jugado. La selección necesita una reconversión y es lo que vamos a hacer. Los cuerpos técnicos de ahora en más van a ser los mismos para las chicas y para los chicos en formativas, por ejemplo.

-¿Cuál es la situación con el entrenador Leo Costa?
. Con Costa me ví antes de la pandemia y no volvimos a hablar porque nos agarró el aislamiento. Costa tiene contrato y tengo que sentarme a hablar con él, para ver cómo seguimos. 

 
Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
 

Compartir

 



X