CABB

Campana: "Lo que más me preocupa es el futuro"

13:35 16/11/2014 | Héctor Campana, leyenda de la Liga Nacional, habló sobre el momento institucional en la CABB y su visión de cara al futuro del básquet argentino.

Héctor Campana y el momento del básquet argentino.

Héctor Campana, además de ser uno de los escoltas más jerarquizados de la historia de la Liga Nacional, ha sido un emblema para la Selección. Por eso, su palabra vale. Y mucho. El cordobés, actualmente abocado a la política, dialogó con cabb.com.ar y opinó sobre la situación institucional de la entidad con una asombrosa claridad de conceptos. Para leer con atención.

-¿Considera que la intervención estatal era inevitable?

-Era evidente que las cosas no estaban bien desde hace un tiempo. Creo que el proceso fue lógico. Desde mi punto de vista, hay heridas que va a costar cerrar. Por lo que fue la situación que se vivió, sobre todo. Ojalá se esclarezca todo. Yo siempre digo que la transparencia y la rendición de cuentas son determinantes en cualquier entidad pública o asociación civil. 

-En escenarios así, cómo se proyecta el futuro con el cuerpo tan dañado por el pasado?

-(Piensa). El pasado no es que no me preocupe, pero el escenario ya está encaminado y seguramente con los resultados de la auditoría se podrá cerrar una etapa. Se verá si se gastó de más, si hubo desmanejos y quién o quiénes fueron los responsables. Lo que más me preocupa a mí, ahora, es el futuro. Porque si bien se está tratando, el futuro es hoy. Es lo que yo pienso. Y acá debemos involucrarnos todos los que de alguna u otra manera hemos colaborado con el básquet argentino. Todos, eh. Hay mucha gente que puede colaborar y participar. Deseo que la faz institucional se pueda encaminar, para que la Confederación pueda ponerse de pie y afrontar los compromisos asumidos. 

-¿El involucramiento de las partes despertaría más compromiso colectivo? 

-Eso no lo sé. Creo que tienen que participar todos los que quieran hacerlo respetando, sobre todo, la palabra de los dirigentes. Porque al fin y al cabo son los que están en el día a día. No es por criticar a nadie, pero muchas veces queda flotando en el aire que las opiniones valen todas lo mismo y no es así, hay gente que trabaja más que otra, que yo conozco y que pone el pecho. Deja la vida desinteresadamente. A esos tenemos que escuchar atentamente. Hay que ser muy medido en las expresiones. Y tratar de que en el corto plazo la situación institucional se regularice porque es la manera que tendrá el básquet argentino de volver al camino de crecimiento y éxito que tuvo en el pasado. 

-A usted como político, ¿le preocupa que una entidad deportiva haya tomado un clima tan politizado?

-No veo mal que el contexto esté politizado. No hay que temerle a eso. Política se hace en todos los ámbitos de la vida. Yo lo veo bien, incluso. Creo que es bueno y sano. 

-¿Cuál es su opinión sobre el cambio de estatuto?

-Siempre… A ver, vamos a hablar en general: las leyes, los reglamentos, los estatutos… Siempre son modificables y se pueden acomodar a la situación o lo que el contexto demande. Ahora, los estatutos solos no sirven de nada. Al menos desde mi punto de vista. Porque después es muy difícil llevar lo que está escrito a la práctica. Vivir la realidad, palparla, es otra cosa. Una ley es buena o es mala de acuerdo a cómo se la aplique y quién la ejecute. Creo que eso es lo más importante: elegir bien quién va a llevar adelante los destinos de la Confederación, en este caso.

 
Fuente: 
Germán Beder / Prensa CABB

Compartir

 



X