NBA 2019/20

Crece la polémica con las nuevas reglas de la NBA para castigar el tampering

17:59 21/09/2019 | Las multas crecen y la privacidad de las franquicias disminuye; un repaso por la cruzada más importante de Adam Silver en el corto plazo.

Lo que sucedió en la última agencia libre fue algo que no le agradó para nada a la plana mayor de la NBA. Fue muy burdo el hecho de que varios agentes libres, sobre todo los de primer nivel, ya habían preacordado su próximo vínculo antes de que comenzara el mercado. Este viernes, en el marco de la junta de gobernadores, esta realidad fue la que ocupó importancia central, a un punto tal que se logró configurar de manera unánime una nueva reglamentación para limitar este accionar ilegal.

Adam Silver, el comisionado vigente de la NBA, se encargó de dar a conocer los nuevos términos para evitar el tampering (acordar vínculos futuros con jugadores con contrato vigente en otra franquicia). En primera instancia, la multas crecieron exponencialmente en cuanto a montos de dinero y también en relación a consecuencias deportivas. La sanción monetaria máxima se duplico, de cinco a diez millones de dólares; además, la NBA tendrá la facultad de suspender a los ejecutivos, pudiendo llegar esto a la retirada de sus picks del Draft o a la anulación del contrato en cuestión.

La medida que mayor polémica generó entre las franquicias fue la que afectó directamente la privacidad de las mismas: cada una de las 30 organizaciones tendrán que guardar durante un año sus conversaciones y contactos de cualquier tipo con agentes de jugadores; la NBA, a su vez, se reserva el derecho de realizar controles y auditorías de forma aleatoria y sin previo aviso. 

"Ha sido una conversación muy positiva y una resolución unánime. No queremos alentar una cultura en la que los que siguen las normas están en franca desventaja con respecto al resto. Queremos que haya una tensión positiva en las franquicias, que sepan que si una no cumple con lo acordado, habrá consecuencias. Entiendo que se hable de esto y veo lógico que nadie quiera que se metan en sus asuntos privados. Hay que dejar claro que no tengo ningún interés en meterme en las cosas de nadie si no tienen que ver con lo que sería en este caso objeto de una investigación. Hay que encontrar un equilibrio lógico, como en cualquier entorno financiero y empresarial", explicó el propio Adam Silver.

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.