NBA

El triple-doble de Jordan que salvó a los Bulls

12:33 02/06/2020 | Durante su carrera en la liga, el escolta sólo realizó dos triples decenas en los playoffs. Sin embargo, una de ellas apareció en el momento justo de las Finales de Conferencia de 1993 ante los New York Knicks. Se cumplen 27 años de ese juego.

Jordan ante Ewing. (Foto: Getty Images)

Aunque Michael Jordan es uno de los jugadores que más récords posee en la historia de la NBA, su carrera no estuvo especialmente marcada por la realización de triples-dobles. A menudo, se quedaba a las puertas de combinar diez o más unidades en tres de los cinco rubros estadísticos principales y los registros demuestran que sólo lo logró en 28 ocasiones durante la temporada regular, mientras que el número se achica a dos si se trata de los playoffs. Sin embargo, una de esas triples decenas sirvió para inclinar una de las series más duras que los Chicago Bulls tuvieron en el camino hacia uno de sus seis títulos.

Ocurrió un día como hoy pero de 1993, en el quinto partido de las Finales de Conferencia Este ante los New York Knicks. Sorpresivamente, la franquicia de la Gran Manzana había ganado los dos primeros partidos de la eliminatoria. Los Bulls reaccionaron y enlazaron dos triunfos seguidos, pero todo estaba dado para que ese cruce en el Madison Square Garden fuera el punto de inflexión en una definición muy pareja.

El enfrentamiento fue un fiel reflejo de dicho concepto: desarrollo trabado, con ventajas cortas y el suspenso como dominador de la escena. Dentro de ese escenario, Jordan completó un triple-doble de 29 puntos, 10 rebotes y 14 asistencias. Los Knicks estuvieron muy cerca de ganar el partido en los últimos segundos, pero la pelota no entró y Chicago se llevó la victoria por 97-94. El escolta, quien había anotado 54 puntos en el juego anterior, volvió a ser la gran figura de la noche. Esta vez, gracias a una actuación que involucró mucho más a sus compañeros y le permitió descifrar a una de las defensas más duras de la época. Eventualmente, avanzaron a las Finales y se quedaron con el trofeo Larry O'Brien luego de superar a Phoenix Suns. Una consagración que no hubiera sido posible sin aquella aparición decisiva del 23.

Compartir

 



X