La Liga 2016/17

Estudiantes sacó otro triunfazo para ilusionarse: 80-74 a Quimsa

23:34 18/11/2016 | El Verde se quedó con un duelo clave, demostrando una vez más su enorme fortaleza en casa y en un triunfo para soñar. Tucker fue la figura.

Tucker, una vez más, fue la figura determinante de la noche (foto: La Liga Contenidos)

POSICIONES
RESULTADOS
ESTADISTICAS
CALENDARIO
EQUIPOS
NOTICIAS

 

Estudiantes de Concordia 80 - Quimsa 74
 
Estudiantes ganó un partido clave dentro de sus aspiraciones por meterse en el Súper 4. El Verde de Concordia derrotó a Quimsa por 80-74 de local en el Gigante Verde, ganando un partido determinante en la lucha de líderes del Norte y dando un paso gigante para soñar estirar su exquisito momento.
 
Dar Tucker fue la figura con 27 puntos, aunque el equipo de Hernán Laginestra tuvo varios puntos destacados a los que hay que agregar a Federico Marín, Sebastián Orresta, Ricardo Powell o Facundo Giorgi. En Quimsa no alcanzó la gran tarea de Robert Battle, figura visitante con un doble-doble de 19 unidades y 10 rebotes.
 
El trámite se mostró altamente intenso desde el arranque, con un Estudiantes pegando primero de la mano de su tridente extranjero para encadenar una carrera de 7 a 0 tras un triple de Tucker. Battle le dio aire a Quimsa, pero las variantes del Verde ya sea con sus foráneos o con el filo de sus nacionales (Marín y Orresta arrancaron con todo) pesó un poco más.
 
Estudiantes llegó a tomar ocho interesantes puntos de diferencia en un par de minutos (13-5), pero Quimsa ajustó defensivamente y con el Chuzito González y Battle lo empató en 13 sin tardar demasiado. Desde ahí la Fusión buscó alternativas en el juego interior (Battle, Romano, Gallizzi), aunque el Verde sacó una ventaja mínima de 22-20 con un Tucker que de a poco fue calentando motores.
 
Todo siguió parejísimo en el segundo periodo, aunque Estudiantes siguió muy afilado desde el perímetro y volvió a tomar distancias con tres nuevos bombazos seguidos (Vildoza, Giorgi y Slider). La agresividad defensiva de los de Concordia fue valorable, el trabajo de Giorgi en ambos costados fue una de las banderas más claras de esa inmensa intensidad y eso permitió que el cuadro de Laginestra saque nueve de distancia (34-25) restando seis minutos para el descanso.
 
Pero Quimsa se rearmó tras ese pasaje flojo, mejoró en el fondo pero también generó chances desde los rebotes. Ahí la tarea de Battle fue determinante, mientras que el acertado trabajo de González y algunas pinceladas de Sosa contribuyeron a esa reacción. Justamente un triple del Chuzito puso a Quimsa apenas a cuatro de distancia al ingresar al entretiempo: 38-34 para Estudiantes, en un duelo parejísimo donde el local tuvo más iniciativa pero sin poder plasmarlo demasiado en el marcador.
 
La segunda mitad arrancó con un pendiente de la primera mitad: un técnico cobrado a favor de Quimsa para que el Chuzito deje a la visita abajo por una posesión. Pero igual Estudiantes siguió mostrándose inquebrantable, porque Tucker y Powell hicieron un fenomenal aporte pero el trabajo de Marín durante toda la noche posiblemente tuvo su pico de rendimiento en ese parcial.
 
Lo del alero de Estudiantes fue absolutamente determinante, Quimsa respondió con algunos buenos momentos de Gallizzi pero el cierre del anfitrión permitió que la ventaja local sea de siete unidades al ingresar al último periodo: 57-50 y promesa de final apasionante.
 
Quimsa buscó la forma de revertir la compleja situación que se le presentó y aprovechó un par de errores locales para acercarse con Romano más la reaparición de Battle. Sin embargo Estudiantes no flaqueó, siguió mostrándose muy sólido y su aguante fue sencillamente admirable.
 
Desde el empuje de la gente, con el regreso de Justiz (estuvo varios minutos afuera por cargarse con faltas) y la potencia de los nacionales (ascendente momento de Orresta y oportunísima aparición de Giorgi), Estudiantes tomó aire sacando ventaja de 65-56 a menos de seis minutos para desatar una mayor euforia en el público local.
 
Todavía quedaba mucho tiempo en el reloj y se esperaba una reacción de Quimsa. La misma llegó de la mano del juego interior de Battle y Romano, aunque en el momento más comprometido reapareció un descomunal Tucker para vestirse como el héroe de la noche.
 
El goleador de la liga mostró sus pergaminos, defensivamente Estudiantes supo contener a su rival pero Tucker arrimó nueve puntos de su mano en el momento más caliente y sentenció la historia a falta de un minuto (76-66). Los triples de Sosa maquillaron el resultado, pero nada evitó el tremendo triunfo del Verde en su fortaleza.
 
 

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.