Liga Nacional 2019/20

Federico Mariani, el jugador del que todos deberían estar hablando

19:04 15/03/2020 | Esta temporada tomó por asalto la Liga Nacional. Promedia 17.4 puntos por juego. Es el mejor atacante de Argentino en la temporada.

Mariani ante Obras (Foto: Prensa Argentino)

"Mi vida era feliz y sencilla, hasta que un día, entre juegos, vi un avión volar. Desde ese momento quise ser piloto, ingeniero, todo, menos negro. La curiosidad por conocer el mundo me empujó a hacer un viaje sin retorno hasta el País de los Blancos", comenta Ousman Umar, un africano que a los 13 años cruzó el Sahara a pie, superando un sinfín de contratiempos en los que vio morir a su mejor amigo y a todo aquel que lo acompañó en su deseo de llegar a Europa para tener una vida más próspera.

Luego de cuatro años de lucha, el africano logró llegar a España y allí debió dormir en la calle, sin sábanas ni colchones, acostándose en cualquier callejón oscuro de las ciudades en las que deambulaba. Tras varios meses durmiendo en las veredas, una familia lo acogió y le ofreció un lugar para quedarse. Ese gesto le permitió acostumbrarse al país y adaptarse a lo que estaba por venir. 

Federico Mariani no es africano ni tuvo que cruzar un inhóspito desierto en busca de un futuro mejor. Pero sí sufrió y caminó por distintos senderos hasta encontrar su lugar en la Liga Nacional. Primero lo intentó en Regatas y luego en Obras. Sin embargo, en ninguna de esas dos experiencias logró continuidad. Sin enloquecerse y creyendo en su juego, el escolta bajó a la Liga Argentina y siguió trabajando. 

Temporada tras temporada, Mariani continuó dando nuevos pasos y esta campaña llegó finalmente una nueva oportunidad para probarse en la Liga Nacional. Dicen que la tercera es la vencida y ese dicho abrazó Federico, quien en la 2019/20 está viviendo la mejor etapa de su carrera, promediando 17.4 puntos que le permiten ser el goleador de Argentino y uno de los más vistosos de la competencia en general.

Comparando periplos, en sus pasos por Obras y Regatas promedió apenas 7.2 puntos, 10.0 tantos menos que en la 2019/20. A su vez, esta campaña ya marcó, en 21 partidos menos, 123 unidades más que en sus dos etapas anteriores (419 puntos). Pasó de ser un tirador a un generador de juego a partir de su relevancia ofensiva. Es la primera opción en ataque de los de Junín y, a partir del pick and roll, crea espacios para él y sus compañeros. 

Puede tirar automáticamente tras dribling, penetrar con ambas manos y asistir a los suyos cuando las defensas comienzan a ajustar. ¿En lanzamientos? Promedia casi 40% en triples (39.3%) y 61.0% en porcentaje de tiro verdadero. Además, es excelente yendo a la línea de los suspiros y se fabrica 6.2 intentos por partido, anotando a un 89.4% en el apartado. A su vez, lidera a Argentino en victorias compartidas ofensivas (2.25) y totales (2.46), y no le molestan los choques, ya que siempre está dispuesto a ensuciarse para crear oportunidades. También es el jugador más eficiente del equipo (17.7) y el que más porcentaje de uso posee (22.7). 

El motor de Ousman eran los aviones y él también quería estar allí en el aire, disfrutando como un niño al jugar a las escondidas. El deseo de Federico Mariani era jugar en la Liga Nacional y, al igual que el africano, lo pudo cumplir. Ambos superaron obstáculos y soportaron contratiempos para llegar al lugar en el que se encuentran. Sus luchas fueron distintas, pero también similares. No importa el tiempo, sólo el destino. Hay que confiar en el proceso, aunque a veces esté marcado por retrocesos. 

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]om
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir