Especial

Historia de una foto: Phil vs Pat

14:16 11/07/2020 | Fueron jugadores y rivales en la NBA, nacieron el mismo año, y luego se convirtieron en dos de los mejores entrenadores de la historia.

@sanbasket

Hay cuestiones que no tienen que ver con la fe, pero que resultan sorprendentes. O casualidades enormes al menos. Que Bill Gates y Steve Jobs hayan nacido en 1955 y luego se conviertieran en los dos líderes del cambio tecnológico, por ejemplo. O que, 10 años antes, en 1945, también con menos de 5 meses de diferencia, y bien lejos uno del otro, nacieran Phil Jackson y Pat Riley. 

Jackson nació en el estado de Montana y Riley en el de New York. Podría decirse que son fieles representantes de su origen. Paradójicamente, en la NBA, el que jugó en los Knicks fue Jackson. Riley lo hizo en el extremo opuesto exacto en su mejor etapa: Los Ángeles Lakers. Jackson solo jugó un año en otro equipo, su último en los Nets. Riley empezó en San Diego y terminó en Phoenix, pero su mayor estadía fue con los Lakers.

Ambos fueron campeones. Riley en 1972 con LA y un año después, Jackson con los Knicks, en el que sigue siendo el último título de los de la Gran Manzana. Había sido parte del plantel en 1969/70, pero sin jugar un partido por un problema de espalda. 

Cuando se retiraron (Jackson en 1980, Riley en 1976), se enfocaron de manera distinta, con algunas coincidencias. Riley fue comentarista de la TV y a fines de 1979 se sumó al cuerpo técnico de los Lakers por un accidente del que entonces era el head coach, Jack McKinney. McKinney nunca volvió al cargo, los Lakers salieron campeones y en 1981, a pedido de Magic Johnson, Paul Westhead fue destituido y Riley quedó a cargo. Empezaría la más gloriosa etapa de los Lakers, que ganarían 4 anillos más en lo que quedaba de la década. 

Lo de Jackson fue totalmente distinto, aunque también con algo de fortuna. Después de retirarse, él sí tenía claro que quería ser entrenador. Estuvo varios años en la CBA (ya no existe) y en Puerto Rico, hasta que en 1987 Jerry Krouse lo llevó a los Bulls como asistente de Doug Collins. Tuvo buena relación con Doug, pero en un momento, los Bulls sintieron que con Collins no podrían dar el salto que les faltaba y lo echaron. Quedó Jackson. 

Aquí, de alguna manera, se produce la posta. Riley dejó a los Lakers en 1990, justo el año en el que el equipo de Magic perdió las finales contra los Bulls de Jordan. Ese año, Riley no dirigió, y en 1991 se sumó a los Knicks. Allí no podría revertir la historia negra de la franquicia, mientras Phil y sus Bulls le frustraban cada intento. Llegó a una final en el primer receso de Jordan, pero perdió en 7 juegos contra Houston. Luego se fue a Miami y allí sí, en el 2006, pudo sumar su quinto anillo con Wade y Shaq. 

Jackson, a esta altura, ya había ganado seis en los Bulls y 3 en los Lakers, pero no estaba terminado. Con los angelinos y la dupla Bryant-Gasol, ganó dos más a fines de los 2000 para totalizar 11 como coach, más 2 (o 1 y medio), como jugador. Riley se quedó en Miami, donde sigue manejando a la franquicia desde su puesto de presidente. Fue el que llevó a LeBron y compañía, para ganar 3 títulos. 

Hoy, con Riley en 75 años y Jackson en 74 y medio, ambos son unánimemente considerados dos de los cuatro máximos entrenadores de la historia, junto con Red Auerbach y, ahora, Gregg Popovich. Personalidades distintas, historias distintas, pero únicos. Sin discusión.

Fuente: 
@sanbasket

Compartir

 



X