NBA

Jordan estuvo a punto de ser jugador de los Knicks en 1996

12:22 23/05/2020 | Historia de una negociación que podría haber cambiado el rumbo de Michael y el de toda la NBA. Le ofrecieron 25 millones de dólares.

¿Jordan en New York con Ewing? Inimaginable lo que podrían haber conseguido

Michael Jordan se había retirado en 1993 tras su tercer anillo y había vuelto con los Bulls en 1995, para ganar su cuarto anillo con Chicago ante Seattle, en junio de 1996. Con 4 títulos en el lomo, liderando a la Liga en imagen y juego, su salario era casi ridículo: 3.85 millones de dólares anuales. 

Nunca había arreglado buenos contratos en Chicago. El primero (7 temporadas por 6.3 millones de dólares), obviamente no pudo resistir demasiado y se renovó en el cuarto año (1988), por un monto que, igualmente, con el tiempo se quedó corto: 25.7 millones por 8 años. Ese era el convenio que terminaba en 1996. 

Si bien MJ se había criado en North Carolina, había nacido en Brooklyn, New York, y esa ciudad siempre lo había atraído especialmente. Los Knicks estaban en un buen proceso dentro de todo, habiendo llegado a las finales en 1994 (cuando él no estaba), y tenían a Patrick Ewing, uno de los 3 pivotes más importantes de la época. 

Convencidos de lo que hacían, fueron por Jordan. Le ofrecieron un contrato de 25 millones de dólares por un solo año. Patrick Ewing era el mejor pago de ese entonces con 18.7 millones, pero por un truco en su contrato, en 1996/97 ganaría solo 3 millones, para retomar las cifras gigantes en 1997/98 (20.5).

Para tener una idea de lo que significaban esos 25 millones en 1996, el mejor pago después de Jordan sería Horace Grant, con 14.8 y tercero quedaría Reggie Miller con 11.3. Además, el tope salarial de entonces era 24.4 millones, lo que quiere decir que Jordan solo pasaría el límite. ¿Cómo harían? Según Sam Smith, el autor de The Jordan Rules, David Stern había habilitado una movida en la que los Knicks pondrían solo 12 millones y el resto saldría de un convenio con Sheraton, que era uno de los dueños de la franquicia junto con Cablevision. 

La cuestión es que David Falk, el agente de siempre de Jordan, se sentó con Jerry Reinsdorf, dueño de los Bulls, con estos números en la mano, y Jerry no tuvo otra que darle 30 millones por un año, duplicando el salario del segundo en la lista, Horace Grant, que estaba en Orlando. Llevado a números de hoy, fue como si Jordan ganara 50 millones, ajustados por inflación. Ajustados por porcentaje de tope salarial, en cambio, serían 135 millones. 

¿Qué hubiese sido de los Bulls, de los Knicks y de la NBA si Jordan se mudaba a New York? Imposible saberlo, porque Pat Riley ya se marchado a Miami. Igualmente, la combinación Jordan-Ewing cuesta pensar que podría haber fallado. 

Fuente: 
CBS Sports

Compartir

 



X