NBA

Jordan, Kobe y la historia de dos almas espejadas

13:00 20/09/2020 | El fallecido escolta de los Lakers moldeó su juego a imagen y semejanza de la leyenda de los Bulls. Ahora, este último sigue sus pasos fuera de la cancha.

Foto: ESPN

Los caminos de Michael Jordan y Kobe Bryant siempre estarán entrelazados: desde la llegada del tristemente fallecido exescolta a la NBA en 1996, las comparaciones y los debates los han incluido como si se tratara de dos partes de una misma cosa. Dos leyendas cortadas con la misma tijera. Un reflejo, un calco del otro. Ayer, fuera de las canchas, esa novela encontró un nuevo capítulo con la obtención del Emmy por parte de The Last Dance.

El pasado no miente: la Mamba Negra se moldeó a imagen y semejanza de MJ. Copió sus movimientos, "robó" sus fundamentos, recibió consejos directos de su ídolo y trató de superarlo en una carrera hacia la perfección. Uno ganó seis campeonatos y el otro cinco. El primero marcó una generación y el segundo hizo exactamente lo mismo con las estrellas que hoy brillan en la liga. Dentro de la cancha, Kobe fue el sucesor definitivo de Jordan. Vestido de púrpura y dorado, la figura de Los Ángeles Lakers se encargó de no dejar huérfana a la competencia y mantuvo vivo ese fuego competitivo que pudo haberse perdido con el retiro del 23.

Sin embargo, más allá de las líneas del campo, sus trayectorias se separaron: sí, ambos oficiaron de empresarios y amasaron grandes fortunas debido a su capacidad para gestionar esa imagen exitosa. Pero Kobe siguió en busca de la excelencia. Esta vez, desde un costado un tanto diferentes: contar historias. Hacerlo no con un balón en la mano, sino con el poder de la palabra. Así ganó un premio Óscar en 2018 por su cortometraje "Dear Basketball", una declaración de amor a su pasión más grande.

Cuando parecía imposible que volvieran a reunirse, apareció su documental. Con el trabajo producido por Netflix y ESPN que cuenta sus vivencias en la NBA, el seis veces MVP Finals se metió de lleno en ese terreno que Bryant había pisado. Anoche, la obra de diez capítulos ganó un Emmy por la mejor serie de no ficción y va camino a luchar por el trofeo de La Academia. La vida, una vez más, los puso en el mismo sendero. Ese en el que siempre serán dos almas espejadas que no pueden explicarse sin la presencia del otro.

Leandro Carranza | [email protected]
En Twitter: @basquetplus | En Twitter: @leocarranza99

Compartir

 



X